Filed under La calle del 8.000

Jugar bonito o patentar un estilo

Jugar bonito o patentar un estilo

DAVID PALOMO | En Google, a poco que uno teclee las palabras adecuadas, se puede encontrar con innumerables presidentes del Gobierno que prometen alcanzar la paz mundial, acabar con la pobreza y luchar por la justicia social. Ocurre, sin embargo, que ninguno consigue —ya sea por incapacidad o por imposibilidad— cumplir sus palabras. Esto, que es … Sigue leyendo

Cometer errores

Cometer errores

DAVID PALOMO | Philipp Lahm, en un extracto de su libro, hablando del papel de su Mannschaft en el Mundial de Alemania de 2006, confiesa que cuando todo iba mal, en la primera fase, los jugadores y el cuerpo técnico se citaron en una mesa redonda, reconocieron sus fallos, se echaron en cara los errores cometidos y … Sigue leyendo

Fotos

Fotos

DAVID PALOMO | Esa mueca, esos ojos, ese rostro y esa expresión. Esa copia color sepia carcomida por el tiempo, aquella instantánea y esta imagen que consume megabytes. Best, Zidane o Ronaldinho. Beckenbauer, Raúl o Kempes. Un retuit, una mirada y un ‘me gusta’. Late un corazón sin pixelar, sonríe un follower y se escucha … Sigue leyendo

Periodismo deportivo

Periodismo deportivo

DAVID PALOMO | Imagino que si ha pinchado en este artículo es porque usted es periodista. O, quizá, porque me tenga algo de estima. O porque lo que escribo le sugiere algo de interés. O, simplemente, porque los contenidos de Falso 9 le atraen un mínimo. Si es así: bienvenido y gracias. Dicho lo anterior, … Sigue leyendo

‘Amarrategui’

‘Amarrategui’

DAVID PALOMO | “El ‘catenaccio’, en determinados momentos, no es necesariamente malo”. La frase es de Ancelotti, pero podría haberla pronunciado Mourinho. O Benítez. O Capello. O cualquiera de los muchos entrenadores que han pasado por el Real Madrid. Sin embargo, la mayoría no son capaces de decirlo tan directamente. Ni siquiera el hoy entrenador … Sigue leyendo

Mojón del bueno

Mojón del bueno

DAVID PALOMO | Manuel Agudo Durán. O Nolito. O Noli. O Noligol. Como quieran llamarlo. Da igual. Estarán de acuerdo en que no tiene nombre de galáctico. Y puede que tampoco lo necesite. A estas alturas, con 28 años, después de pasar por Écija, Barça B, Benfica y Granada, eso es lo de menos. ¿Podría … Sigue leyendo

Sinfonía Piqué

Sinfonía Piqué

DAVID PALOMO | Hay una corriente que trata de hacer del fútbol algo intelectual, sesudo y –se podría llegar a decir– incluso aburrido. Ante tal eventualidad, se agradece que aparezcan personajes como Piqué –aunque sea por la diversión–, capaces de tirar todo por la borda, agarrarse a unas ideas y escapar de las palabras bonitas … Sigue leyendo

Cambio

Cambio

DAVID PALOMO | Desconozco si es mi sensación o es la de todos los españoles que en algún momento decidieron emigrar. No lo sé, pero intuyo que es algo común. Cuando uno vive fuera de su país, tiende a pensar que a su regreso todo permanece como antes. Que los amigos que dejó siguen siéndolo, … Sigue leyendo

‘Lucho’

‘Lucho’

DAVID PALOMO | Luis no es simpático. Sonríe de vez en cuando, eso sí, pero simpático no es. No, al menos, delante de la prensa. Así es él. De toda la vida, aunque ahora sorprenda. No lo fue de jugador y no lo está siendo de entrenador. Para qué, pensará. Le ha ido bien de esa … Sigue leyendo

La primera vez

La primera vez

DAVID PALOMO | Ganar siempre es una mierda. Ya lo dijo Tallón en El País. El problema es no hacerlo nunca. O pocas veces. Eso sí es jodido. Perder, perder y perder. Siempre. Un día y otro, como si fuera una maldita resaca eterna. Quizás esa sea la razón por la que en España uno … Sigue leyendo

Improvisar (o no)

Improvisar (o no)

DAVID PALOMO | Este artículo comenzaba con una frase. Sí, como todos. Era de un escritor. ¿De quién? No sé decirles. Lo cierto es que un servidor no consiguió encontrar la entrevista donde leyó la dichosa declaración ni el nombre del novelista. No, definitivamente, después de dos hora de búsqueda. Por Google, Facebook y hasta … Sigue leyendo

Entre pitos y aplausos

Entre pitos y aplausos

DAVID PALOMO | En el Quijote Arena, el estadio donde jugaba del extinto balonmano Ciudad Real, había siempre un ‘speaker’ que no paraba de hablar. O, mejor dicho, de animar. Es decir, hacía su trabajo. Pedía al público que aplaudiera y se ganaba el sueldo. A veces, incluso, era hasta molesto. Pero daba igual. Todos agradecían … Sigue leyendo