Piatti

PARTIDOSERGIO DE LA CRUZ | En 2005 se subía el primer vídeo a YouTube, sucedían los atentados de Londres, fallecía Juan Pablo II, España volvía a hacer el ridículo en Eurovisión…y el Espanyol superaba la barrera de los 50 puntos en Liga. Con holgura, además: 61 puntos que le dejaron a punto de acceder a los puestos de Champions y que han supuesto la última ruptura con una barrera casi psicológica, la del medio centenar. Los Maxi López, Sergio García, Tamudo, De la Peña y compañía realizaban lo que solo una vez más (en la 2000-2001) se rozaría en todo el siglo XXI, llegar a esa cifra. Una generación que, sin embargo, se encuentra ante un ansiado relevo.

Un entrenador que ha dado con la tecla (Quique Sánchez Flores), un ramillete de canteranos al alza (como Aaron Caricol o Marc Roca), varios fichajes con mucho sentido (Diego Reyes, Diego López o Jurado) y un líder por encima de todos, incluso de Gerard Moreno: Pablo Piatti. El pequeño Napoleón de un RCDE Stadium cansado de una década de amargo recuerdo y que tiene motivos para creer en algo mejor ha vuelto a ser el jugador que aspiraba a ser desde que pateaba la pelota en La Carlota.

En un proyecto ilusionante, Piatti se ha erigido como el jugador más importante de la escuadra periquita, con nueve goles y nueve asistencias para una participación en 18 de los 39 tantos que marcado el Espanyol. Bajo la atenta mirada de Chen Yansheng en el palco, el Espanyol y Piatti se han encontrado para darse lo que cada uno de ellos necesitaba. Porque, si el club catalán anhelaba el plus de competitividad que tiene esta temporada, el argentino ardía en deseos de demostrar a todos (incluso a sí mismo) que aún tenía mucho que decir. Que dentro de ese diminuto cuerpo se encerraba un enorme jugador, el mismo que se convirtió en el fichaje más caro de la historia del Almería y que, en paralelo al club, se difuminó con el Valencia en los últimos cinco años.

De segundo punta o tirado a una banda, el ’19’ se mueve con  suficiencia en el esquema perico y tiene a un complemento de lujo como Gerard Moreno. Nueve meses después de llegar cedido por el Valencia renunciando a parte de su sueldo, hastiado de un ambiente en el que ya no se sentía cómodo, Piatti ha vuelto a mostrar que en el fútbol hay una parte mayúscula de confianza. Un embarazo que ha dado lugar a un nuevo jugador, o mejor dicho, al mismo jugador que maravilló con su velocidad, su capacidad de dribiling y su explosiva arrancada (hace los 100 metros lisos en menos de 11 segundos) formando parte de un Almería en el que Lillo estaba al mando. El técnico, máximo exponente de ese fútbol filosófico, dejó una huella que el jugador jamás olvidaría y que se complementó con la antítesis de lo expuesto por el ayudante de Sampaoli en el Sevilla: la experiencia con Simeone en Estudiantes de La Plata. El ‘Cholo’ le hizo debutar, le consolidó en un revulsivo clave y le convirtió en campeón del Apertura. Además, le proporcionó una máxima: que se divirtiese jugando al fútbol. Eso hizo, siempre que las circunstancias le han dejado.

No es Mestalla un campo en el que poder gozar de manera continuada (o no suele serlo), e incapaz de dejar un viaje eterno y cíclico entre el banquillo y el césped, observó la sucesión de nueve entrenadores que jamás le otorgaron la confianza absoluta en el Valencia. Perdido en el agujero negro que devora futbolistas, técnicos y proyectos en la capital del Turia, le rescató la llamada del Espanyol.

El tiempo, y no demasiado, le ha dado la razón. El millón y medio que le cuesta a los pericos la opción de compra parece incluso barato. Con la protección facial (muy al estilo de Petr Cech) que porta en las últimas semanas por una fisura en el hueso temporal, el argentino es un pequeño hombre bala en el césped espanyolista. La cabeza de punta de un equipo que todavía aspira a devolver al Espanyol a la Europa League y que, si no sucede un cataclismo, reventará por fin la barrera de los 50 puntos. Los pericos sonríen, y Piatti les devuelve el gesto. No puede ser casualidad.

17/03/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s