Bellarabi

JESÚS GUALIX | De padre marroquí y madre alemana, díscolo y a la vez hombre récord, es posiblemente una de las pocas amenazas a las que se tenga que enfrentar el Atleti en su compromiso contra el Bayer 04 Leverkusen en la vuelta de los octavos de la Champions League. Será un duelo prácticamente sin historia salvo desastre mayúsculo de los colchoneros, pero él intentará por todos los menos hacer sufrir a la ilusionada hinchada del Calderón. Con toda seguridad se enfrentará él solo contra su potente adversario debido a la sanción impuesta a Hakan Çalhanoğlu y que ha privado al turco de seguir jugando durante este curso. Además, tal castigo ha mermado definitivamente a los alemanes las pocas opciones que tenían de superar la primera eliminatoria de la máxima competición continental.

Nos referimos ni más ni menos que a Karim Bellarabi, peligroso extremo que consiguió hace relativamente casi un mes materializar el gol número 50.000 en la Bundesliga. Dicho honor no es su único éxito, ya que también logró sumar en 2014 a su cuenta de resultados el tanto más rápido en la historia de la liga germana. Recordman a todas luces este magrebí que teniendo la opción de vestir la elástica del país de su progenitor o de llevar la enseña de la nación de su padrastro, Ghana, eligió la del emplazamiento que le vio nacer, una Alemania con la que ya ha logrado ser internacional y que cuenta con su fútbol para dar profundidad a sus esquemas y a su banquillo.

En 2015 ya causó quebraderos de cabeza a Simeone con sus desbordes por la banda, aunque destaca más por su explosividad que por su técnica y es ante todo una pesadilla para cualquier lateral que se precie. Sus centros al área son su especialidad y  buscan siempre rematadores, como es el caso de Volland o ‘Chicharito’ Hernández, para crear muchos problemas al conjunto rival. Pero no todo son buenas palabras para un centrocampista que tiene en su haber un carácter muy fuerte, casi igual de potente que su capacidad para recorrer la banda. Hace no demasiado tiempo, en diciembre, y tras algunos meses en el dique seco Bellarabi se enzarzó en una pelea con Hilbert en su primer entrenamiento tras volver de la lesión. También se las tuvo tiesas con el propio ‘Chicharito’ o incluso llegó a agarrar de sus partes nobles a Michael Hector. Sin duda es alguien de armas tomar.

Su indomable forma de ser puede convertirse en el acicate necesario para un equipo que busca un imposible, el lograr convertir 3 goles y no recibir ninguno en un estadio que no es el suyo y ante un público que no parará de llevar en volandas a su club para alcanzar de nuevo los cuartos de final. Bellarabi no va a entregar la cuchara tan fácilmente, hasta ahí todo en orden. Ahora veremos si el resto de sus compañeros siguen su ejemplo o por el contrario dan por perdido el enfrentamiento antes de salir del túnel de vestuarios a intentar disputar el choque. El recién llegado Tayfun tendrá sin comerlo ni beberlo una patata caliente que deberá resolver aunque sea dando una buena imagen y cogiendo moral para luchar por finalizar el campeonato doméstico en los puestos que dan acceso a Europa la próxima temporada.

15/03/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s