Un César entre tulipanes

keizerFIRMA DE LUIS TEJO MACHUCA | Los historiadores no logran ponerse de acuerdo, pese a que llevan varios milenios intentándolo. En el primer siglo de nuestra era, Plinio el Viejo sugería que podía deberse a un ancestro cuyo parto no fue natural, sino que hubo que cortar —’caedere’ en latín— el vientre de su madre para que pudiera venir al mundo. Otros apuntan a que los orígenes están en algún antepasado que se dedicaba a la noble arte de la fabricación de quesos. Una tercera hipótesis, más peregrina, sitúa el apellido familiar en un pariente que conquistaba a las vestales gracias a sus encantadores ojos de ese tono azul grisáceo que la lengua del imperio denominaba ‘caesius’. Todo son especulaciones: nadie sabe con certeza por qué el César de la antigua Roma recibía tal nombre.

Lo que sí queda en los escritos es que Julio, el más famoso de los que llevaron ese título, era un tipo con carácter, decidido, capaz de, si se lo proponía, poner el mundo patas arriba hasta dejarlo irreconocible. El hombre que dominó toda la Galia —sí, Astérix, toda— y que hasta se sacó de la túnica un calendario que, con algún retoque, aún sigue rigiendo el mundo, dejó un legado que obliga a esforzarse al máximo a quien goza del honor de llamarse como él. Así lo entendió Franz Beckenbauer, al que llamaban ‘Káiser’, en su traducción germana, porque logró sacar al Bayern de segunda y transformarlo en el coloso que hoy es, llevándose de paso un Mundial para la RFA. Y así lo entendió también Piet Keizer.

La figura del César holandés hoy está ensombrecida, quizá de forma injusta, por otros tulipanes míticos como Cruyff, Van Basten, Gullit, Rijkaard y demás estrellas que cualquier seguidor ‘oranje’ recitará sin esfuerzo. Lo que pocos recuerdan es que si no fuera por este extremo tan fuerte como veloz y con una pierna izquierda difícil de igualar en su época, difícilmente habrían llegado todos los demás. Porque Piet Keizer fue, ante todo, un pionero. En unos Países Bajos donde la afición por el fútbol existía pero nunca había llegado demasiado lejos, el capitán del Ajax de los 60 —por delante incluso del inmortal número ’14’, que cuando se enfrentó a él por el cargo salió mal parado y tuvo que huir al Barça— fue el primero en exigir, y conseguir, que los jugadores tuvieran el estatus profesional del resto de Europa.

Gracias a la revolución que protagonizó Keizer, a la modernización de estructuras y a la mejor gestión del inmenso talento desaprovechado, el fútbol de su nación conoció un éxito sin precedentes en la década siguiente, en la que sus clubes ganaron cuatro Copas de Europa —tres del propio Ajax y otra el Feyenoord— y llegaron en dos ocasiones a finales de Mundiales, maravillando con su juego. Hoy se admira más a la Naranja Mecánica segundona que a las frías RFA y Argentina que triunfaron jugando en casa. En las tres Copas de Europa ‘ajacied’ y en la subcampeona de 1974 estaba Piet, quien se dio el lujo de pasar a la posteridad recibiendo el trofeo de 1972… en albornoz.

Tras años en un discretísimo segundo plano fuera del deporte rey, al que sólo volvió como asesor del Ajax en 2001 y por poco tiempo, Peter Johannes Keizer ha muerto en la misma Ámsterdam que le había visto nacer allá por 1942. Para el recuerdo quedan casi cuatro centenares de partidos de élite, todos con la camiseta del club de su ciudad, otra treintena larga de internacionalidades, más de 150 goles entre unos y otros, un rosario de títulos al alcance de muy pocos y, sobre todo, su herencia: la transformación de ese lugar plano, frío y lluvioso de comparsa a superpotencia del fútbol. Porque jefes, líderes y hasta emperadores habrá muchos, pero no cualquiera puede permitirse ser un César.

19/02/2017

Luis Tejo Machuca es redactor en Yahoo Deportes y es experto en fútbol internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s