Mertens

mertensJESÚS GUALIX | La marcha de Higuaín a la Juventus el pasado verano dejó un vacío enorme en un equipo como el Napoli, puntero en Italia y Europa. O eso debió pensar su hinchada mientras quemaba las camisetas de un ‘Pipita’ que había traicionado al club que le dio la oportunidad de convertirse en uno de los mejores arietes del planeta. Para cubrir su marcha llegó Arkadiusz Milik a la escuadra partenopea, un hombre que tras comenzar la temporada con unos brillantes números se lesionó gravemente del ligamento cruzado anterior de su rodilla. La delantera napolitana, huérfana, buscaba desesperadamente cubrir un agujero que cada vez era mayor. Y en éstas que, de repente y sin que nadie lo predijera, Dries Mertens se destapó como ese puntal necesario e imprescindible.

Sus hasta ahora 16 tantos son una muestra de que está ante el mejor año de su trayectoria deportiva. Luchando por conseguir el gran honor de ser ‘capocannoniere’, Mertens está viendo puerta cada 96 minutos, lo que es un motivo de alegría para Maurizio Sarri y, a la vez, una seria preocupación para su siguiente víctima, un Real Madrid que cuya defensa ha mostrado ciertas debilidades en el último mes. Lo cierto es que el belga ha aumentado su producción goleadora en las recientes jornadas, así que llega en un excelente momento, tanto de confianza como de forma, al Santiago Bernabéu.

No es que Mertens sea precisamente un atacante puro, pues su estatura no es la de un ‘9’ —no alcanza los 170 centímetros—, pero sí es habilidoso, listo y rápido. Dichas cualidades vienen a la medida de un Napoli que podría jugar a la contra y de forma vertical. Su capacidad de desborde, gracias a que puede jugar también como extremo, es una ventaja a la hora de penetrar en la zaga rival y lo que le ha hecho pasar de ser un secundario de lujo a convertirse en la referencia de su equipo. Su entrenador piensa que nunca se había dado cuenta de lo bueno que era hasta ahora, pero el de Lovaina siempre ha estado trabajando por un puesto en el once titular, sólo que ahora se ha dado la circunstancia de que tiene menos competencia en el césped, como así asegura.

Además, el rival que tendrá enfrente este miércoles no pasa precisamente por sus mejores momentos. No al menos defendiendo. Tanto Varane como Sergio Ramos no están mostrando la suficiente seguridad, como así demostró el partido del pasado fin de semana frente a Osasuna, donde Sergio León hizo lo que quiso con ambos. Por no hablar de la eliminatoria copera frente al Celta. Por su parte, Keylor Navas tampoco es el del año pasado y los laterales titulares, Marcelo y Carvajal, vuelven de sendas lesiones y también será una incógnita el estado en el que se encuentren. Esta circunstancia puede ser aprovechada por el cuadro napolitano, especialmente Mertens, que podría provocar importantes problemas a los blancos.

En resumen, este extremo valón es la gran esperanza de un Sarri que quiere traspasar las fronteras transalpinas y darse a conocer a lo grande en la Champions League. El napolitano se agarra firmemente al que es el jugador del momento en la Serie A para amargar la existencia al vigente ganador del torneo. El Real Madrid no lo tendrá nada fácil y ha de andarse con ojo si no quiere sufrir más de la cuenta y jugarse todas sus cartas en una caldera como es el mítico de San Paolo.

15/02/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s