Muniain

ikermuniainFIRMA DE ALAN ALBERDI | En diciembre del año pasado Iker Muniain cumplía apenas 24 años. Apenas, sí, porque su carrera como futbolista pareció ir demasiado rápido en cierto momento, y al atacante del Athletic se le visualiza como un jugador con mucha experiencia que juega en Primera división desde hace casi una década. Lo cierto es que el joven Iker se estrenó en la temporada 2009/10 y se convirtió en el futbolista más joven en debutar en LaLiga. Al poco tiempo comenzó a demostrar destellos de calidad y entró en la historia al ser, también, el más precoz en marcar con su club. Por aquel entonces ya había representado a la Selección española en el Mundial sub-17 de Nigeria. Y más tarde serían dos Eurocopas juveniles, en otra muestra de que al joven navarro las cosas le salieron con cierta facilidad en un primer momento. Incluso con la llegada de Marcelo Bielsa al Athletic, parecíamos estar en presencia de un jugador con cualidades de crack mundial para marcar diferencias. Pero el fútbol no son matemáticas, y poco a poco la carrera de Muniain comenzó a estancarse. Su nombre daba vueltas por webs de traspasos, pero ahí seguía Iker, siempre en su Athletic.

San Mamés le mima y le protege como el hijo de la casa que es. La electricidad y las gambetas desde la banda izquierda se grabaron en las retinas de los aficionados bilbaínos, que sabían que la calidad estaba y sólo debía lograr confianza y regularidad y ganarle la partida a las lesiones. En las últimas semanas, Ernesto Valverde le ha dado a Muniain todas estas cosas, por las que el propio jugador perseveró hasta encontrar. Desde la mediapunta del equipo,  Iker le da muchísimo fútbol al Athletic. De momento, ha dejado la banda izquierda, aunque sus conducciones tiendan a partir desde allí, pero ahora tienen más alcance, ya que puede llegar a la línea de fondo por esa banda o bien conectar con las veloces diagonales de Iñaki Williams. Lo de Muniain en San Mamés ante Atlético, Sporting y Deportivo ha sido brillante. En 2017 volvió a marcar diferencias en el uno contra uno y es el nexo que necesitaba Valverde entre el pie derecho de Beñat y la capacidad goleadora del experimentado Aduriz. Puede que su equipo peque de ser irregular, pero Muniain se ha erigido en el líder futbolístico para maquillar estos problemas.

Otra muestra de que Muniain está volviendo a ser el de antes es que ha visto puerta ante Sporting y Deportivo, en los dos últimos choques del Athletic en San Mamés. Quizá no diga mucho, pero es que tampoco en sus mejores días el navarro era de mostrar grandes números de cara a gol. Siempre se mostraba determinante, pero su juego era aprovechado por otros. Ahora es capaz de ser el receptor del primer pase de Beñat, conducir, conectar con sus compañeros, asistirlos en ventaja y llegar a la frontal del área para definir como ante el Sporting o, incluso, hasta debajo del arco para empujar la pelota, como en el 2-1 ante los de Garitano. San Mamés disfruta de que su niño mimado vuelva a demostrar calidad mientras Valverde respira porque en Muniain ha encontrado mucho del fútbol que le faltaba al Athletic esta temporada.

12/02/2017

Alan Alberdi es periodista y responsable de la web http://www.pasionfulbo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s