Sampaoli y Berizzo invitan a creer

Sevilla FC v RCD Espanyol - La LigaFIRMA DE ALAN ALBERDI | No es fácil ser entrenador y llegar a un club en el que todo está patas para arriba. Pero cuando la vara está muy alta por un buen proceso previo, las exigencias son aún mayores. Los entrenadores argentinos Jorge Sampaoli y Eduardo Berizzo llegaron a Sevilla y Vigo con distintas realidades, pero ambos han logrado la aprobación de su afición gracias a su fútbol ofensivo.

Resulta trillado pero difícil de obviar: se trata de dos técnicos que para iniciarse en los banquillos han tomado a Marcelo Bielsa como uno de sus referentes. Sampaoli escuchaba en su walkman los conceptos del ídolo rosarino. El vínculo de Berizzo con ‘El Loco’ fue más directo, como ayudante en la selección de Chile. Los bloques de alta presión que utilizan tanto Sevilla como Celta recuerdan, por tomar un ejemplo cercano, a la revolución del Athletic comandada por el ex entrenador de la Selección argentina.

Luis Enrique llegó a Vigo después de que el Celta hubiera ascendido y mantenido la categoría. Con jugadores de buen pie como Krohn-Dehli, Rafinha, Augusto Fernández, Nolito y Orellana, el hoy entrenador del Barcelona logró que el equipo se olvidara de los puestos de descenso y peleara por un lugar en Europa. Aquel anhelo se logró con la llegada de Berizzo, que en su primera temporada se quedó a las puertas, pero en la segunda no falló. Marcelo Díaz, Daniel Wass, Nemanja Radoja y Pablo Hernández y fueron algunas piezas importantes que se sumaron al Celta tras la llegada del ‘Toto’.

La vara estaba mucho más alta para Jorge Sampaoli, ya que el Sevilla obtuvo, de forma consecutiva, tres títulos de la Europa League y el Sánchez Pizjuán estaba acostumbrado a un equipo más equilibrado, de transiciones y efectividad. No obstante, el técnico nacido en Casilda no escatimó en su idea y en su presentación avisó: “No me perdonaría renunciar a la forma y a ser un equipo extremadamente ofensivo que nos permita proponer y buscar el objetivo, no esperarlo”. Amante de la posesión y del fútbol de ataque, sus fichajes denotaban la intención de un fútbol muy distinto al practicado por Unai Emery: Samir Nasri, Ganso, Franco Vázquez, Luciano Vietto, Matías Kranneviter… Todos jugadores de buen pie y la mayoría de ellos acostumbrados a marcar diferencias en el campo rival. Su debut dio la pauta del fútbol que se vería: un 6-4 al Espanyol.

Tanto Berizzo como Sampaoli dan mucha importancia a la figura del mediocentro. El Celta del ‘Toto’ ha tenido a Radoja como pivote más retrasado en un 4-3-3. Supo cambiarle al doble cinco con Krohn-Dehli y Augusto. Cuando el danés se fue, el argentino encontró su nueva posición en el campo como único pivote y marcó los tiempos de la presión viguesa. Diego Simeone contrató al ex de Vélez Sarsfield para su Atlético Madrid y otra vez Berizzo debió improvisar. Para cuando el mercado de fichajes volvió a abrirse, ya lo tenía claro: Marcelo Díaz, el volante central de Chile, sería el nuevo pivote que en su selección había sido dirigido por el propio Sampaoli. Las funciones del ex de la Universidad de Chile serían similares en uno y otro equipo, lo que deja claro las coincidencias entre ambos entrenadores.

En el poco tiempo que lleva Sampaoli en Sevilla ha probado diferentes esquemas tácticos. Línea de tres y de cuatro, con carrileros, interiores, enganches, extremos. El santafesino posee un sinfín de variantes, pero siempre con la idea de someter al rival desde la posesión. Lo que no varía es que Steven N’Zonzi es el sostén del Sevilla y, hasta el momento, uno de los mediocentros más dominantes de LaLiga 2016/17: siempre tranquilo para jugar, el francés direcciona los ataques, domina los tiempos y la altura del equipo. También posee una capacidad física que le permite ocupar mucho espacio y sus desplazamientos son cortos pero efectivos y con sentido.

berizzo

Las similitudes entre Celta y Sevilla son muchas. Ambos equipos logran comodidad con la posesión del balón y acostumbraron al espectador a rematar muchas veces a puerta. El objetivo de la circulación es que sea rápida, pero no en extremos que lleven a pérdidas desafortunadas. Sampaoli y Berizzo son dos entrenadores obsesionados en robar rápido la pelota para volver a atacar y sus equipos muestran mucho ímpetu para recuperar. El ‘Toto’ le dio mucha amplitud a su estilo y, por ende, facilidades a sus extremos: Orellana, Nolito, Santi Mina y Bongonda —entre otros— le dieron verticalidad en los metros finales, donde también han sabido jugar rematadores de distintos perfiles como Larrivey, Guidetti y Iago Aspas.

La convicción de jugar siempre igual, ante cualquier rival, es otro de los puntos en común entre ambos técnicos. El claro ejemplo es que en la temporada 2014/15, el Celta estuvo 725 minutos sin hacer gol y el propio Berizzo reconoció que “mi destitución sería entendible”. Tras cambiar de un 4-3-3 a un 4-2-3-1 con Orellana como mediapunta las cosas se enderezaron y fue en una derrota por 4-2 ante el Real Madrid cuando el entrenador afirmó que “ya podemos hablar de nuestro estilo”. El mismo se basaba en exponerse siempre, pero nunca dejar de pensar en la meta rival. En las últimas dos temporadas, el Celta ha eliminado de la Copa del Rey a los dos gigantes de Madrid, y le ha ganado 4-1 y 4-3 al mismísimo Barcelona.

El Sevilla que hoy le pelea la LaLiga a Real Madrid y Barcelona ha acostumbrado a situar muy adelante a sus laterales, Mariano y Sergio Escudero, y también coloca a sus habituales interiores —Nasri e Iborra— en las puertas del área rival. El francés para dar el pase final, y el valenciano para caer como un delantero más y hacer gala de su físico. Sampaoli, además, tiene distintos perfiles de delanteros: Vietto, Ben Yedder y el nuevo refuerzo, Stevan Jovetić, que ha aterrizado con el pie derecho en el Sánchez Pizjúan.

Si el Celta se animó a jugar aquel fútbol cuando apenas había regresado a Primera división, profundizó la idea ya con Berizzo como entrenador, nunca renunció a pesar de estar meses sin ganar ni ver puerta y se reinventó una y otra vez tras perder a piezas fundamentales, un hecho que hizo que otros equipos de segunda línea entendieran que también podían animarse a dar un paso adelante mediante un proyecto claro, de tamaño espíritu y convencimiento. LaLiga cuenta hoy con muchísimos equipos que le plantan cara a los grandes y corren el riesgo, pero su afición disfruta con partidos más entretenidos.

Por su parte, en Nervión también entendieron que había otra manera. Podían disfrutar mucho más sin perder competitividad. Los logros en la Europa League fueron, sin duda, brillantes para el sevillismo, pero Sampaoli llegó para decir que no había que conformarse. Que se podía ir por más, pelear LaLiga y avanzar en la Champions con un fútbol digno de elogio en el mundo entero. Porque cuando hay convicción y trabajo, todo es posible en el fútbol.

05/02/2017

Alan Alberdi es periodista y responsable de la web http://www.pasionfulbo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s