Alrededor de Enrich

Eibar Real Sociedad Gol Sergi Enrich Ibon Goikoetxea Cordon Press PUBLICATIONxINxGERxSUIxAUTxHUNxOJULIÁN CARPINTERO | Cuando, en mayo de 2015, el Eibar de Garitano consumó su descenso a Segunda división tras una espantosa segunda vuelta pocos podían imaginar que en poco más de año y medio sería un equipo totalmente asentado en la Liga Santander. Beneficiado por los problemas administrativos del Elche —que perdió en los despachos lo que Escribá y sus chicos habían logrado en el campo— el destino le brindó al cuadro ‘armero’ una segunda oportunidad para seguir paseando los colores grana y azul por las mejores plazas españolas. Sin embargo, la realidad de la clase media en LaLiga obliga a reinventarse año a año, a empezar de cero cada verano, por lo que, una vez cumplido el objetivo de la salvación, Mendilibar comenzó a hacerse a la idea de que esta temporada tendría que apañárselas sin sus dos mejores jugadores.

Era imposible pensar que la gran campaña que realizaron Borja Bastón y Keko Gontán fuera a pasar desapercibida para las secretarías técnicas de toda Europa. Si algo se paga caro, a día de hoy, es el gol, precisamente la cualidad que mejor explotó Borja Bastón el año pasado, cuando llegó a marcar un total de 18 —al que hay que sumar uno más que anotó en Copa—. Así las cosas, el Atlético no dudó en traspasarle al Swansea cuando el conjunto galés puso encima de la mesa algo más de 15 millones de libras, impidiendo así que el Eibar prolongara un año más la cesión de su futbolista más determinante. Algo parecido ocurrió con Keko, que gracias a su desborde y su imaginación había sido el socio de excepción de Borja en el ataque eibarrés. No obstante, a la entidad que preside Amaia Gorostiza no le quedó más remedio que traspasar al habilidoso interior madrileño después de que el Málaga —que ya se había interesado por él en el mercado de invierno— pagara cuatro millones por un Keko que, tras explotar en Primera, quería cambiar de aires. Por si fuera poco, Arruabarrena ya no estaba y Saúl Berjón, un comodín a la hora de atacar, también hizo las maletas para probar fortuna en México. Ante esta situación, la Dirección Deportiva del Eibar rastreó el mercado y decidió construir su nuevo ataque alrededor de Sergi Enrich.

Porque Sergi Enrich había sido un pilar fundamental en la salvación del Eibar. Más allá de participar en todos los partidos de LaLiga, de dar seis asistencias y de marcar nueve tantos, el delantero menorquín fue el complemento perfecto de Borja en la punta del ataque gracias a su facilidad para generar espacios, su movilidad y su técnica. De este modo, en esta primera parte de la temporada no sólo ha confirmado todo lo que puede aportar, sino que lleva más de la mitad de goles que en toda la 2015/16, ha creado una fantástica sociedad con Pedro León y ha sido vital en partidos como las victorias ante Granada, Villarreal o Betis. Además, a pesar de no ser un ‘9’ del perfil de Bastón, a Mendilibar le gusta porque es el primer defensa del equipo a la hora de presionar o de ayudar en las jugadas a balón parado aprovechando su buen juego aéreo.

Quizá la sorpresa más agradable del año en Ipurúa sea el nivel de Pedro León. Cuando parecía que su carrera saltaba al vacío de la mano del Getafe el Eibar le ha recuperado para la élite. Es decir, las condiciones siempre las tuvo, pero no siempre consiguió explotarlas. Sea como fuere, desde la banda derecha ‘armera’ ha conseguido hacer olvidar a Keko con cinco tantos que el Eibar ha rentabilizado sobremanera: cuando Pedro León marca —Valencia, Granada, Sevilla, Villarreal y Betis— los de Mendilibar no pierden. Hasta ahora ha disputado todos los partidos, es un peligro a balón parado y su presencia ha hecho que el Eibar vuelque su juego hacia su banda hasta el punto de que ya es el jugador de LaLiga que más centros al área pone.

pedroleon

El otro puesto de ataque —cuando Mendilibar ha decidido darles entrada— se lo han repartido entre Bebé y Kike García. Tras cuajar una brillante temporada en Vallecas, el brasileño llegó a Ipurúa con la vitola de ser un jugador capaz de marcar diferencias, pero los problemas físicos y la irrupción de secundarios como Rubén Peña no le han permitido tener continuidad. Pese a todo, en la última jornada ante el Leganés demostró su técnica y su potencia arrancando desde la izquierda y buscando la diagonal hacia el centro con un gol que valió un punto. Como no podía ser de otra manera, el que también ha sumado siempre que ha salido ha sido Kike García. El conquense, que aterrizó en el Eibar procedente del Middlesbrough, ya ha hecho dos goles —en el empate ante el Espanyol y la victoria contra el Betis— y es un recurso que Mendilibar utiliza cuando apuesta por el juego directo.

Con estas armas, y con la columna vertebral que forman los Lejeune, Luna, Dani García, Inui y Fran Rico, el Eibar ha conseguido terminar 2016 en octava posición y 11 puntos por encima del descenso, con más victorias que empates o derrotas. Optimizando los goles (22) y siendo fuertes en defensa (20), convirtiendo Ipurúa en un fortín del que, curiosamente, sólo Osasuna ha podido llevarse la victoria. Mientras tanto, Borja Bastón y Keko naufragan lejos del abrigo ‘armero’. Porque, después de todo, con ellos se ha demostrado que era más importante la idea que quien la llevaba a cabo.

28/12/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s