To dare is to do

JULIÁN CARPINTERO | El pasado miércoles el Tottenham ganaba en Londres al Werder Bremen alemán por 3-0 en la quinta jornada de la UEFA Champions League, una victoria con la que mantenía la primera plaza de su grupo y certificaba su pase a los octavos de final de la competición de clubes más importante del mundo. Este triunfo no ha sido más que la guinda que la afición ‘spur’ ha puesto sobre un pastel que se empezó a cocinar hace una semana, con la victoria en liga sobre su máximo rival: el Arsenal.

Londres es, probablemente, la capital europea del fútbol. En nada influye que este año la final de la Champions League se celebre en el estadio de Wembley o que la ciudad del Big Ben acoja a un cuarto de los equipos de la Barclays Premier League. Curiosidades aparte, el centro neurálgico del Reino Unido tiene la suerte de disfrutar del derby más puro y antiguo de todo el fútbol británico, el que enfrenta a los equipos del norte de Londres. Y ese no es otro que el Arsenal-Tottenham, a pesar de que los títulos se empeñen en instaurar como oficiales los duelos entre Manchester United y Liverpool.

La historia de esta rivalidad se remonta a 1913, cuando el Arsenal se trasladó al estadio de Highbury, a tan solo seis millas —un poco menos de diez kilómetros— del santuario ‘spur’, White Hart Lane, lo que les convertía en los vecinos más cercanos del margen izquierdo del Támesis. Tras la I Guerra Mundial, la primera división inglesa amplió sus equipos de 18 a 20, donde, por medio de una votación, se decidiría qué clubes formarían parte de la competición. Por aquel entonces, el Tottenham disputaba la categoría de honor mientras que los ‘gunners’ se encontraban un escalón por debajo; sin embargo, tras una rocambolesca elección, la situación se invirtió y los ‘spurs’ acusaron al presidente del Arsenal de comprar a sus colegas. La enemistad, como no podía ser de otra manera, se acrecentó.

Dentro de esta dualidad cuasi bíblica, a semejanza de la historia entre Caín y Abel, el Tottenham se postula como el hermano mayor. Fundado cuatro años antes que el Arsenal —1882, los primeros; 1886, los segundos—, es uno de los equipos históricos del continente, y, de hecho, es el primera escuadra inglesa que consiguió ganar un trofeo a nivel continental, la Recopa de 1963, momento en que se acuñó el lema ‘Pride of England’. Pero en las dos últimas décadas parece haber desarrollado un complejo de inferioridad que le impedía doblegar a su rival más próximo, quien, a su vez, ha vivido los mejores años de su historia. Todo influye. Mientras el Tottenham vagaba por los campos ingleses, su vecino ganaba tres ligas y rozaba los títulos de  la UEFA (2000) y de la Champions League (2006), gestando la leyenda de ‘The Arsenal of the invincibles’ después de estar 49 partidos consecutivos sin perder.

La rivalidad abandona el césped y se instala en las gradas los días de derby. Más aún si se añade un toque de fanatismo religioso: históricamente, a los aficionados ‘spurs’ se les relacionaba con el judaísmo, mientras que a los ‘gunners’ con el catolicismo. Pero, al fin y al cabo, los dogmas de fe quedan a un lado y todos ellos se comportan por igual, pues si algo no se perdona en el fútbol es la traición: Pat Jennings y Sol Campbell abandonaron White Hart Lane para prosperar económicamente en el Arsenal, así como David Bentley y William Gallas tomaron el camino contrario, algunos de ellos después de haber llevado el brazalete de capitán respectivo.

Un gran lema preside la entrada de White Hart Lane. ‘To dare is to do’, o lo que es lo mismo ‘Proponérselo es hacerlo’. Y, de este modo, el grupo de veinteañeros que comanda Gareth Bale puso fin a una infame racha de diecisiete años sin ganar en territorio enemigo con su victoria por 2-3 en el Emirates Stadium en la jornada anterior. La resurrección de los ‘spurs’ y el estilo indiscutible del Arsenal de Wenger hacen presagiar que el derby con más solera de Inglaterra deparará momentos imborrables en la historia de estos partidos.

Artículo escrito para Gazeta 20 el 26 de noviembre de 2010.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s