Diego Alves

diego-alves-valenciaMARIO BECEDAS | Echando las sienes atrás aparece ese 5 de diciembre de 2010 en el que el Zaragoza visitaba los Juegos del Mediterráneo para batirse a un Almería que aguantaba como podía en Primera división. En el minuto 65 del encuentro que deferentemente recuerda Alberto R. Barbero desde el crujir de páginas de MARCA, el visitante Lafita caza una balón peligroso en el área rival y el local Rigo le derriba cometiendo penalti. El encargado de lanzarlo será Gabi y enfrente tendrá a Diego Alves. El zaragocista no se arredra y tira raso al palo izquierdo. Gol. El primer portero brasileño de la Liga aún tendrá tiempo de sobra de hacer historia en la suerte de varas.

Soltando las sienes viene el recuerdo del último domingo, 2 de octubre de 2016, en el que los mismos rivales, uno capitán del Atlético con dos muescas de finales de Champions en la mejilla y el otro portero del Valencia con manos de 11 metros de palma, se encuentran de nuevo en el punto fatídico. Alves ya le ha parado un penalti a Griezmann y devorará seis años después a un Gabi que lanza por el mismo sitio que aquella lejana noche pero que ve cómo el arquero se tira esta vez al lado contrario de entonces y se lo detiene.

Mestalla ruge porque Alves ha parado hasta ese momento 19 penaltis de los 40 que le han lanzado desde que un día ocupó la meta del Almería porque el Sevilla no dejaba jugar a Cobeño contra ellos. Aunque el brasileño aprovechó la ocasión para parar todo lo parable, aún tardaría en asentarse como titular. Tendría que esperar a que una expulsión del propio Cobeño ante el Betis le dejara agarrarse al palo y no soltarlo hasta acumular un total de 677 minutos sin encajar un gol dicha temporada. Casillas se quedó sin récord aquel año y una pequeña leyenda nacía.

Pronto llegaría el Valencia con la chequera y Alves pasó de ser un exotismo liguero a ADN de domingo. Agarrando fuerte de las alas al murciélago, el meta se convirtió en héroe local al detenerle un penalti a Messi en una inolvidable ida de semifinales de Copa que acabó en tablas y que sólo el rodillo del Camp Nou alteró a la vuelta. Era 2012 y ni se inmutaba Alves, que pasó del prodigio a la magia cuando en el Trofeo Naranja de ese verano los ché empataban a uno con el Porto y en la tanda de penaltis dos de los portugueses fueron detenidos por él y otros dos se fueron al palo. Con los anotados por Gago y Parejo bastó, pero ni eso salvaría a Pellegrino.

Alternando lesiones, recaídas y suplencias con Guaita, Alves se convirtió en la reliquia de la afición. El ídolo sentado. El veterano curioso que no tenía por qué jugar pero que ya era historia. Por Valencia pasaban entrenadores, destituciones, juntas, presidentes, dueños, inversiones, peleas, silbatinas, portugueses, asiáticos, ingleses, canteranos, relumbrones… y él seguía callado, sabiendo que en cuanto hubiera un penalti lo pararía. Un especialista, un contra-asesino dedicado sólo a ese trabajo en particular, el cual acomete cuando se lo encargan con apremio. Que hagan lo mismo Doménech o Ryan, que lo hagan.

Hijo de Rio y criatura del Atlético Mineiro, Alves, que nunca ha llegado al idilio con la ‘canarinha’, es un emblema de nuestro fútbol, una anotación en el Dinámico y una reminiscencia para hablar delante de unas copas con otros nostálgicos de esto aunque siga jugando y parando penaltis. Su eterno retorno es la lágrima de esa Liga que es una propia visión de las cosas y que nos permite recordar acontecimientos enlazándolos a aquella jornada en la que… Habiendo parado más penas máximas que sus predecesores Zubizarreta, Cañizares o Palop, Alves, 31 años de edad y sin parentesco con Dani, sigue mirando al futuro tranquilo. Sabe que el verdadero peligro está en sus ojos. Como también recuerda Barbero, eso ya se lo avisó Asenjo a Falcao, pero Gabi no se lo tomó muy en serio.

07/10/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s