Zurutuza

JULIÁN CARPINTERO | Sólo la adaptación a los esquemas de Eusebio de Willian José —que junto a un renacido Carlos Vela se ha erigido en la punta de lanza de la Real Sociedad— podría hacer algo de sombra al inicio de campaña que está protagonizando Illarramendi. El cerebro de los donostiarras está atravesando un momento de forma brillante que ha impulsado a unos irregulares ‘txuri-urdines’ a conseguir victorias tan valiosas como la lograda la pasada jornada contra el Betis. El antiguo centrocampista del Real Madrid —al que, tras las lesiones de Saúl y Javi Martínez, muchas voces situaban en la última lista de Lopetegui— está recordando al ‘box-to-box’ que tanto impactó en la Eurocopa sub-21 de Israel, cuando en solitario se bastaba para sostener a su equipo gracias a su fantástico sentido táctico, su intuitiva lectura del juego y su sencillez y precisión a la hora de distribuir. Sin embargo, el secreto de esta nueva explosión de Illarra no reside únicamente en la recuperación de la confianza, sino que su fútbol ha vuelto a crecer a partir de la reubicación de su socio más singular.

David Zurutuza (1986) es, probablemente, el futbolista pelirrojo más representativo de LaLiga. Voluntarioso hasta el punto de romperse el tabique con tal de marcar un tanto —frente al Sporting, en la temporada 2011/12—, su rostro fino y su mirada viva le han convertido en uno de los símbolos favoritos de la afición que acude a Anoeta cada dos semanas. Nacido en la francesa Rochefort —en la que su madre se instaló cuando apenas le faltaban unos meses para dar a luz— y criado a caballo entre Hendaya y Deba, contaba Eduardo Rodrigálvarez en El País que el hecho de haber dado sus primeros pasos en el fútbol en la arena de las playas de Ondarroa hizo que su estilo acabara siendo más guipuzcoano y menos francés. O, lo que es lo mismo, más físico que elegante. Porque Zurutuza, que nunca ha tenido ningún problema a la hora de mostrarse cercano a la causa abertzale, es todo corazón cuando salta al césped. A pesar de que en ocasiones pueda parecer que su interpretación del contexto es un tanto anárquica, corre hasta desesperar al rival, muerde en la salida de balón contraria, ayuda a sus laterales, tiene un gran dominio del juego aéreo y, por si fuera poco, en estos años ha demostrado ser un notable llegador. Viéndole jugar, Zurutuza transmite la sensación de que disfruta compitiendo.

Así las cosas, los problemas que Eusebio estaba teniendo para encontrar una pareja a la medida de Illarramendi son los que han llevado a Zurutuza a retrasar su posición unos metros hasta la medular. El vasco-francés ya no es aquel jugador agresivo que se posicionaba junto a Xabi Prieto buscando las prolongaciones de Agirretxe, sino que las circunstancias le han obligado a adaptarse a una posición que hasta ahora no había sido la suya por ese déficit técnico. No obstante, a base de garra y pulmones, Zurutuza está logrando lo que no habían conseguido Rubén Pardo —al que le falta carácter—, Markel Bergara —demasiado estático—, Granero —que no termina de estar bien físicamente— o Canales —exquisito en la técnica pero algo blando en el choque—: liberar a Illarra para que no se desgaste ni pierda la posición y pueda desempeñar la función de brújula, que es donde da lo mejor de sí mismo.

En este sentido, después de casi un año, Eusebio parece haber dado con la tecla para que su Real Sociedad vuele a partir de ese doble pivote, con Willian José, Xabi Prieto y Oiarzabal de enganches —Juanmi y Canales son dos buenos recambios de distinto perfil— y Vela en punta a la espera de Agirretxe. Aun así, gran parte de las aspiraciones de la Real de llegar a Europa pasarán por que a Zurutuza le respeten las lesiones y pueda mantener su nivel actual. Y es que, sin ser su trabajo, aquel chico pelirrojo que jugó cedido en el Eibar y que a punto estuvo de recalar en el filial del Sevilla tras debutar en Segunda sigue soñando con marcar los goles que alguna que otra vez ha metido. Como el día que le rompieron el tabique.

05/10/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s