Fran Escribá

escriba-marcelinoSERGIO DE LA CRUZ | Si una cosa define a los entrenadores de nuestro tiempo es el fanatismo por el control. Todo está sujeto a una extrema vigilancia por parte del que decide el once, desde el primer plato del menú del viernes hasta la posición del defensa en la salida de balón. La batalla por mantener este trono fue la que rompió el matrimonio entre el Villarreal y Marcelino y la que llevó a Fran Escribá al ‘Submarino Amarillo’. El José Mourinho patrio —por su parecido físico más que por su libreta— llegó a El Madrigal como quien lo hace a una casa de alquiler completamente amueblada: dispuesto a aceptar todos sus complementos con un deje de resignación. Así, sin tiempo para modificar el entorno a su gusto, se ha lanzado a la oportunidad de su vida. La ChampionsMónaco mediante— le espera.

Pocos negarán a estas alturas que el paso de Escribá por la máxima de las competiciones a nivel de equipos es la justa recompensa a una carrera corta pero ilusionante como entrenador en solitario. Lejos del cobijo de Quique Sánchez Flores —con el que ganó como segundo la primera Europa League del Atlético de Madrid—, el valenciano se ha destapado como una de las figuras emergentes de los banquillos españoles. Su peculiar seña, la de crear mucho con poco, significó la vida para un Elche al que llevó a la Primera división 24 años después convirtiéndose en el único equipo que fue líder de Segunda de principio a fin. El romance siguió tras el ascenso, hasta que después de dos temporadas lo administrativo se impuso sobre lo deportivo.

Por el camino, Escribá dejó una cascada de buenas impresiones, una retahíla cada vez más recurrente de halagos. Sólo así se entiende la expectación que despertó su llegada al Getafe y la decepción que supuso el mal curso de los azulones, que acabaron —ya sin él, despedido antes de tiempo— en la categoría de plata. La ocasión de quitarse la espina le viene, como en Elche, con su Mediterráneo natal cerca. No es Marcelino, pero también ha creado ilusión con su llegada. Aunque juegue con las cartas de otro.

17/08/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s