Higuaín

higuain-camisa-juventusJESÚS GUALIX | Su traspaso del Napoli a la Juventus por 90 millones de euros ha removido los cimientos del fútbol mundial. Se ha convertido en el cuarto fichaje más caro de todos los tiempos, sólo por detrás de PogbaCristiano Ronaldo y Gareth Bale —porque lo de Neymar sigue y seguirá siendo un misterio— y en el jugador más costoso de siempre en tierras transalpinas. Los ‘bianconeri’ se preguntan ahora si el argentino vale tal dispendio o si, por el contrario, ha sido una operación ruinosa para el club que dirige Andrea Agnelli. Lo cierto es que, si se miran los datos, la contratación de Gonzalo Higuaín va a traer más puntos a favor que en contra a un equipo que domina desde hace unos años su campeonato con autoridad y supremacía y que quiere exportar, de una vez por todas, sus buenos resultados en Italia a Europa.

El ‘Pipita’ ha mejorado sus prestaciones desde que llegó a la ciudad napolitana procedente del Real Madrid. Pasó de hacer una media de entre 20 y 25 goles por temporada —cifra nada desdeñable— a, en su último curso, materializar 36 tantos en 35 encuentros en la Serie A, lo que le brindó el honor absoluto de ser el mejor capocannoniere en la historia del ‘calcio’. Tales números le han hecho consagrarse como uno de los mejores delanteros a día de hoy. Es por ello que en Turín creen que su potencial goleador podría combinarse a la perfección con las virtudes de otros de sus puntales, como Zaza, Mandžukić y su compatriota Paulo Dybala, que fue una de las sensaciones más agradables para la Vecchia Signora el año pasado. Además, gracias a su llegada han debilitado a un rival directo en la lucha por la liga. A priori, todo son ventajas.

Pero, en realidad, no es el cielo tan bonito como lo pintan y siempre tiene que haber algún nubarrón que enturbie la calma y, en este caso las expectativas, en torno a Higuaín. El ariete de Brest lleva estoicamente el sambenito de fallar goles importantes en momentos clave. Le ha pasado en Madrid, le ha ocurrido en Nápoles e incluso le anularon un tanto que podría haber dado a Argentina su tercer Mundial. Y luego está el penalti marrado en la final de la Copa América de 2015. Demasiados errores de bulto que emborronan su buen hacer como atacante y que hacen olvidar de golpe al aficionado sus excelentes estadísticas. A pesar de ello, en la Juventus han hecho una apuesta total por el futbolista criado en la cantera de River mientras que los partenopeos entran en cólera al ver cómo se les escapa su mejor hombre. De hecho, incluso ha habido pizzerías que han aprovechado la ola de odio desatada para lanzar ofertas en pos de una lesión del argentino.

12/08/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s