Conte

AntonioConteJESÚS GUALIX | Fiel a una filosofía que le une a sus equipos mental y espiritualmente, Antonio Conte representa claramente el perfil del entrenador italiano por excelencia. Su  lema es resaltar el conjunto por encima de las individualidades y ser un integrante más dentro de la familia en la que se convierten los planteles a los que dirige. Así lo ha demostrado primero en una Juventus a la que hizo ganar tres Scudettos consecutivos tras una travesía por el desierto que duró lo que permanecieron las consecuencias del ‘Moggigate’, y, posteriormente, en una Italia que, sin grandes figuras, ha lavado su imagen tras el fiasco que significó el Mundial de Brasil. Sólo Alemania —y únicamente en los penaltis— pudo con una Selección que fue todo trabajo y tesón en la pasada Eurocopa.

Conte se enfrenta ahora a un nuevo reto: devolver al Chelsea a la cima, tanto del fútbol inglés como mundial. Allí se encontrará con una mezcolanza de jugadores cada uno de los cuales tiene unas características únicas pero que igualmente servirán para aplicar su ya clásico 3-5-2. De primeras, en la portería tendrá un difícil dilema entre dos sobresalientes figuras como son Begović y Courtois. La experiencia que Ivanović, Cahill o Terry poseen en la zaga se equiparará a la que disfrutó en las figuras de Bonucci, Barzagli y Chiellini en Turín. En el centro del campo, Matić y Kanté pondrán orden y concierto en su esquema, mientras que los Fàbregas, Willian, Oscar o Hazard se encargarán de dar brillo y calidad al sistema del preparador de Lecce. Arriba, la apuesta por Diego Costa no parece tan clara como a principios de verano y quedará por saber si Batshuayi se convierte en ese jugador revelación que cumple las expectativas que exige Stamford Bridge tras ser el tercer fichaje más caro en la historia del club londinense.

Ya acostumbrado a las exigencias de la élite, Antonio Conte busca representar la estabilidad y la sencillez en un club aún convulso por la traumática e inesperada salida de José Mourinho. El italiano, sin ser la antítesis del portugués, prefiere estar lejos del foco mediático y de la polémica, a pesar de que cuando es necesario es el primero que defiende a capa y espada a cada uno de sus pupilos. A Conte le gusta la perfección y es por ello que, a buen seguro, usará en los ‘blues’ métodos como el análisis del vídeo para descubrir errores o repetir jugadas ensayadas hasta la saciedad buscando así la seguridad y el automatismo con el fin de evitar la improvisación errónea a la hora de mover el esférico. Ante rivales como el citado nuevo entrenador del Man United, Klopp, Guardiola, Pochettino o Ranieri de nada servirá la suerte, de modo que la única manera que tendrá Conte para doblegar a los mejores entrenadores del mundo es a base de actitud, esfuerzo y ensayo, sin dar ni un mínimo margen a algo tan dichoso como es el azar.

05/08/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s