Ganso

GansoSERGIO DE LA CRUZ | Cinco años han pasado desde que una prodigiosa camada de jugadores llevara al Santos a levantar su tercera Copa Libertadores, la primera tras las dos que consiguió un tal Pelé en una historia con páginas de oro. Neymar lideraba a los Alex Sandro, Danilo o Elano con la inestimable ayuda de Paulo Henrique Ganso. Tras romperse el cruzado, el mediapunta llegó para ganar la final contra Peñarol y alcanzar la cima de su carrera futbolística como lugarteniente de la ahora estrella del Barcelona. Una trayectoria que si por algo se ha caracterizado es por la derrota de las expectativas ante los hechos. A los 26, el brasileño llega a Sevilla en su primera oportunidad en Europa. Tiene mucho que demostrar.

De la mano de Sampaoli, Ganso quiere ser lo que muchas veces apuntó y nunca llegó a una ejecutar en su completa dimensión: uno de los jugadores más talentosos de la última década. En la mochila, una recaída en su lesión de rodilla, una marcha ruidosa de su Santos y una traición al ‘Peixe’ para irse al São Paulo. Tras haber perdido el pulso a consecuencia de un año de baja, cambió de barrio en un movimiento que le generó la antipatía de la que hasta 2012 fue su casa. No ayudó demasiado que, en su primer partido contra el cuadro blanquinegro, marcara un tanto de antología. El nuevo domicilio en la ciudad le generó pocos réditos deportivos: una Copa Sudamericana y un segundo puesto en la Serie A brasileña. Pequeños chispazos en una carrera con demasiados altibajos, aislada en la menor competitividad de un campeonato como el suyo y condenada por la irregularidad.

Un nuevo capítulo se abre para Ganso en Nervión. El nuevo y reconstruido Sevilla propondrá un fútbol en el que debe encajar, con gusto por tener el balón y con la intención de potenciar las, a menudo, escondidas pero existentes virtudes del jugador, un especialista en la conducción y el último pase. En un equipo lastrado por la marcha de líderes naturales como Reyes, Banega, Krychowiak o Gameiro, Ganso aterriza para rellenar el vacío y cargar de ilusión a una escuadra que desea ser una verdadera ‘outsider’ en la Liga. Y, de paso, para encontrarse con la versión que se debe a sí mismo desde hace mucho tiempo.

31/07/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s