Lewandowski

FIRMA DE ÓSCAR V. V. | Para el gran público decir Lewandowski es decir gol. Cuando, nada más lejos de la realidad, sería mejor explicar que es mucho más que sólo gol. El punta es, sobre todo, el estandarte del ataque de cualquier equipo donde se encuentre. No únicamente de una de las sensaciones de la Eurocopa, como Polonia, sino de todo un Bayern de Múnich, así como anteriormente lo era en el Borussia Dortmund.

Si nos centramos en el fútbol que Robert ha desarrollado en esta Eurocopa podemos decir que, aunque pudiera parecer que a primera vista ha decepcionado —pues todavía no ha perforado la meta rival— sí que, sin embargo, está siendo la clara referencia en el fútbol de ataque polaco. Tanto a nivel asociativo, con sus continuas caídas a banda o bajadas hasta el medio campo; como en el juego directo, ya que en su cabeza (o incluso su pecho) tiene el punto de mira de casi cualquier desplazamiento en largo de su defensa. La mayoría de los goles de su compañero de fatigas, el ‘ajacied’ Milik, vienen de la capacidad del ‘9’ para fijar a la defensa rival. Algo que, como estrella del equipo entrenado por Nawalka, se produce casi de forma natural por la tremenda vigilancia de la que es objeto día sí, día también, en esta Euro.

El fútbol del este siempre implica un embrujo especial para todos los aficionados a este deporte y, en este caso, aun con la pequeña decepción que han supuesto las otrora grandes referentes por esas latitudes —como Rusia o Rumanía—, el relevo ha sido tomado con fuerza por dos selecciones de las que podríamos denominar históricas y con ciertos periodos de gloria en el siglo pasado: Polonia y Hungría. El equipo polaco, además, con un mestizaje en su juego más que interesante después de beber del fútbol alemán dada la cantidad de figuras de su liga local que tarde o temprano derivan en la Bundesliga, como en este caso ocurrió Lewandowski, sin renunciar a la especial manera de entender el fútbol en unos países con un pasado político y social en común.

Es seguro que estas últimas temporadas no han podido pasar desapercibidas para ‘Lewan’ y le han hecho crecer como futbolista, como corresponde a casi todos los jugadores que pasan por las manos de Pep Guardiola. Es por ello que, ahora mismo, es un jugador mucho más completo, capaz de desenvolverse perfectamente en el fútbol de contraataque que a priori pretende el seleccionador Adam Nawalka, pero con esa capacidad asociativa cuando el juego demanda que sea la selección de las ‘Águilas Blancas’ la que tenga la iniciativa. Como fue en el partido inaugural frente a Irlanda del Norte. Disfrutemos, pues, de uno de los mejores delanteros del continente y estemos muy atentos, porque seguro que no ha dicho todavía la última palabra.

30/06/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s