Arda

ArdaTuranSERGIO DE LA CRUZ | Se gesta de forma silenciosa, maquiavélicamente sigilosa, hasta que de repente se revela ante nuestros ojos. Quién no se ha sentido reflejado en la figura que proyecta el espejo. Quién no ha reconocido al tipo que le devolvía la mirada tras el cristal. Quién no ha dudado de sí mismo, incluso del cristal. Arda Turan ha estado haciendo un máster durante los últimos seis meses sobre cómo llegar a ser una persona diferente encerrada en el mismo cuerpo.

Poco queda del jugador que llegó a crear, sin querer, una religión basada en molar más que nadie, el hombre de las gafas de John Lennon y los kebabs en la calle Narváez. La luz se quedó en Madrid, en los entrenamientos de ‘boy scout’ del ‘Profe’ Ortega. Nadie lo vio venir, ni mucho menos él. Un día indeterminado de enero debió mirarse ante el espejo y el reflejo no fue el mismo. Había ojeras y arrugas de más y alguna sonrisa de menos. De ahí a esta Eurocopa que nos ocupa han pasado cinco meses en los que el turco no ha estado en el césped, al menos de alma presente. Tras una temporada gris en el Barcelona, el club culé, Turquía y el propio Arda deseaban que el conjuro con el que estaba bloqueado desapareciera. Lamentablemente para todos, no ha sido así.

En una timorata escuadra otomana, ni siquiera él pudo aportar algo de picante al insulso plato que dispuso Fatih Terim en la fase de grupos. Descentrado y sin fuerzas para frotar la lámpara o perseguir a los rivales, los aficionados estallaron y el brazalete que portaba el ’10’ no importó nada en absoluto: tuvo que salir a la palestra para pedir perdón. La tormenta no cesó ahí, ya que fue igual de intrascendente ante España. Acabó el partido con música de viento de su propia hinchada y animado por los españoles amigos en el Barça. La imagen era la de un hombre abatido, una persona sin brillo y conocedora de una dolorosa realidad: que su verdadero yo se ha perdido en algún lugar sin identificar. Ya no habrá más Eurocopa para Arda, al que le queda únicamente el verano. El estío y la tarea ineludible de que, lo más pronto posible, el profeta del ardaturanismo recupere todo lo que se le ha perdido por el camino.

25/06/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s