Guðjohnsen

EiðurGuðjohnsenSERGIO DE LA CRUZ | En el sublime primer año del Barcelona de Guardiola, un tipo rubio de sempiterna manga larga encarnaba la magia de lo insólito. Siempre en la delgada línea entre lo risible y lo carismático, parecía deleitarse en demostrar a todos que no sabía muy bien qué hacía en el césped. Merecía la pena observarle durante 90 minutos porque en algún momento ocurriría el chispazo: el desmarque, el movimiento entre líneas, el toque perfecto, incluso el gol. Disfrutar de Eiður Guðjohnsen fue una de las cosas más divertidas en el curso 2008/09. Ahora, casi ocho años después de que hiciera enloquecer a Eto’o —empujando a Pep en una imagen para los anales del barcelonismo— con su ya célebre gol al Betis, llega a su primera Eurocopa con 37 islandesas primaveras y la atención del país más fascinante de todos los que compiten en tierras francesas.

Tras el paso por 15 equipos —inolvidable su etapa en el Chelsea— y ocho ligas diferentes, el bueno de Eiður aterriza en la Galia como jugador del Molde y uno de los rostros más reconocibles de Islandia. Queda muy poco del chico que debutó hace 20 años con su selección, sustituyendo nada más y nada menos que a su propio padre. El cuentakilómetros está a punto de llegar al límite de su capacidad, pero el destino le ha otorgado la presencia en una Eurocopa, algo que el mundo del fútbol agradece: el binomio Guðjohnsen-Islandia es un regalo para todos los sentidos, incluido el más importante, el encargado de detectar leyendas a pie de campo.

De la mano de ‘Guddy’ aparece el país más pequeño de todos los que participan en la Eurocopa —335.000 habitantes; menos, por poner un ejemplo, que la capital de Albania—, capaz de reunir en una manifestación improvisada a casi el 3 por ciento de la población nacional, registrar una sola muerte violenta al año y, dicho sea de paso, con una progresión futbolística admirable. Croacia privó a los islandeses de participar en un Mundial en la repesca, y lo que se venía barruntando eclosionó un 6 de septiembre de 2015 con el pase a la fase final de la Eurocopa. Allí estará Guðjohnsen. No se imagina las inmensas ganas que tenemos de verle. Y de adorarle como se merece.

11/06/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s