Reus

reusMARIO BECEDAS | Su circunstancia es extraña. Con tan sólo 27 años recién cumplidos, este joven ‘Pájaro loco’ ha conseguido conquistar media Europa desde la mediapunta y reírse de casi todos los clubes del continente picoteándoles desde su tronco de Dortmund, pero también perderse por una lesión conocida el mismo día de su cumpleaños la Eurocopa en la que se la iba a sacar en cada partido de la misma manera que unos días antes del Mundial de Brasil que ganó su Alemania iba a saber que tampoco acudiría a la cita por otra inoportuna lesión.

Es Marco Reus —en adelante y si se quiere ‘Marco K.’ en consonancia con su fatalidad— un hombre acostumbrado a las contingencias. Sólo a él le puede ocurrir que la profecía de Juan Gato sobre su eventual llegada al Atlético de Madrid haya superado la realidad. Cuando toda España se reía de tamaño dislate, resulta que hubiera jugado toda una final de Champions en lugar de haber caído eliminado en la Europa League, para más colmo si cabe, por el entrenador que le dio todo: Jürgen Klopp. Se trata de una simple minucia a pie de página para ese lampiño Van Gogh que humilló y eliminó al Real Madrid de Mourinho cuando Klopp mandaba dar balonazos a pantallas de colores en el Borussia y que al año siguiente recibió el duro afeitado del mismo rival, pero entrenado por Ancelotti. Generoso en el pase, hábil en la conducción, Ramos le miraba como si cada vez que pisaba la media luna llevara otra flecha en el carcaj.

Cuando todo el mundo pensaba que Reus, tras una excelsa campaña más en el juego que en el resultado, ahí queda esa mortífera dupla junto a Aubameyang, sería la guinda para esta Eurocopa que va a ganar Alemania, resulta que pasa a engrosar y por partida doble esa categoría de los no héroes que dejan en la estacada a su selección. Uno pensaba que acaso ocurriría como en los años 70 y 80, cuando el acostumbrado rubio teutón se perdía los primeros partidos de un gran torneo de la ‘Mannschaft’ para salir en los minutos agonísticos y marcar el gol decisivo para la segunda fase: gloria eterna a Rummenigge y Littbarski. Pero no. Reus tiene una paleta de colores en la pierna y eso le delata: es mortal y, además, no tiene bigote. Por eso nos gusta tanto y por eso le esperamos.

07/06/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s