La mochila de Vicente del Bosque

IscoFIRMA DE MIGUEL CALVO | Tras cada convocatoria de la Selección española para una gran competición siempre llegan las discusiones sobre elegidos y descartados y, en este caso, como no podía ser de otra manera, la polémica se ha centrado en las ausencias de Isco y Saúl Ñíguez.

En ambos casos, la controversia surge al menos por tres razones. En primer lugar, por el hecho de que en el último partido de la temporada, el más grande, la final de la vieja Copa de Europa, ambos jugadores fueron protagonistas de una forma muy reconocible a su estilo y a lo que se espera de ellos, demostrando que llegaban en un buen momento. En segundo punto, porque los dos son muy queridos por la grada: el madridista, por representar siempre el fútbol que nace en la calle, lejos de pizarras y sistemas; el rojiblanco, por encarnar a la perfección el espíritu de lucha y garra que sustenta la relación casi divina entre el Cholo y la afición. Y, por último, la tercera causa de la polémica nace de la juventud de ambos jugadores, ya que Isco, a pesar de su irregularidad, estaba llamado a ser uno de los pilares fundamentales de la renovación del equipo español tras Brasil, mientras que Saúl, con su enorme crecimiento en esta temporada, se había instalado ya en el imaginario popular como una parte imprescindible del futuro del Atlético de Madrid y de la Selección.

Fiel a su estilo, en la rueda de prensa de la convocatoria definitiva, Vicente del Bosque ha apelado al equilibrio del equipo como única explicación. Repasando la lista, en condiciones normales, junto a Busquets o Bruno como pivotes, las otras dos plazas del centro del campo se cubrirán entre Iniesta, Thiago, Koke y Cesc. Mientras, arriba, al lado de Morata o Aduriz, las otras dos plazas del once titular se repartirán entre Silva, Nolito, Pedro y Lucas Vázquez. Por lo que, descartados los pivotes y los delanteros, las posibles opciones para haber hecho un hueco a los dos descartes se reducían solamente a los ocho jugadores citados —Iniesta, Thiago, Koke y Cesc en la mitad de la cancha, y Silva, Nolito, Pedro y Lucas Vázquez en la zona más adelantada—.

Entendiendo a Iniesta, Silva, Koke, Nolito y Thiago como intocables, y con la necesidad de un jugador de desborde solventada con Lucas Vázquez —toda la temporada un paso por delante de Isco— Cesc y Pedro eran los jugadores por los que más posibilidades hubieran tenido de entrar el propio Isco o Saúl, pero, en ambos casos, Del Bosque ha optado por los galones y la continuidad. Por una parte, en busca de la madurez definitiva del Cesc que estaba llamado a ser el sucesor natural de los Xavi y compañía y, quizá, pensando en momentos puntuales, en busca de abrir de nuevo la posibilidad a nuestro querido falso 9, que fue el debate nacional durante nuestros veranos más felices. Por otra parte, en busca del extremo que representa Pedro, más aun en una selección con necesidades de profundidad en la banda y más ayuda arriba. Otra solución hubiera podido ser acudir con tres laterales, más Sergio Ramos, o con tres centrales, pero de nuevo aquí el equilibrio ha sido el factor determinante y cuesta mucho imaginar a Del Bosque viajando sin dos jugadores por puesto.

Generated by IJG JPEG Library

Sin Isco, España pierde a uno de esos jugadores tan especiales a los que la grada adora, seguramente en mayor medida que el cuerpo técnico, con su regate y su fantasía como vías para desatascar cualquier situación. Pero, sobre todo, sin él se pierde la ilusión de un jugador que hace muy poco estaba llamado a ser parte esencial del futuro de la Selección y del Real Madrid, pero a quien su irregularidad y su falta de continuidad como pieza clave de su equipo le colocan ante unas temporadas decisivas para ver si llega a ser el jugador con el que todo el mundo soñaba.

Sin Saúl, España se deja a un jugador tan completo que prácticamente todavía ni lo podemos clasificar. Sin él, se pierde su gran presencia en el campo, que le lleva a abarcar zonas muy amplias del terreno del juego, su tremenda capacidad física, que le lleva a recorrer más kilómetros en las segundas partes de los partidos que en la fase inicial, y, sobre todo, la posibilidad de contar con un interior que junta una gran capacidad y criterio defensivo con unas cuidadas condiciones ofensivas, como demostró en su maravillosa explosión contra el Bayern de Múnich.

Pero sea como sea, con diez jugadores nuevos respecto a la pasada Copa del Mundo —Rico, San José, Bartra, Bellerín, Bruno, Thiago, Lucas Vázquez, Nolito, Aduriz y Morata—, Del Bosque ha dado por cerrada la renovación del equipo y Saúl e Isco tendrán que esperar una nueva oportunidad, con la necesidad de un paso al frente mayor del malagueño.

Antes de cada gran cita internacional me gusta imaginar a cada Del Bosque de turno haciendo sus cuentas, como ese seleccionador que todos llevamos dentro, descartando y eligiendo jugadores por estado de forma, afinidad, idea de juego y gustos. Hasta el punto que me recuerda a aquel amigo con el que me fui a uno de aquellos viajes iniciáticos que sólo se pueden hacer con 20 años y un pequeño macuto a la espalda, y quien, la noche antes de iniciar el viaje, con cinco minutos, unas pocas camisetas y un par de vaqueros dio por preparada la mochila, pero que después, durante horas, estuvo metiendo y sacando discos de música en el poco espacio que quedaba.

Porque si, en ese último e inevitable momento de dudas y búsqueda interminable de la difícil solución que resuelva la ecuación, nos acercáramos al seleccionador y le preguntáramos, seguramente nos respondería como aquella noche mi amigo me contestó ante mi impaciencia: “Claro que sé la música que me gusta, ¿pero cómo voy a adivinar lo que será más oportuno para escuchar en cada uno de los momentos que nos esperan en las próximas semanas?”.

03/06/2016

Miguel Calvo es estadístico de la Asociación Española de Estadísticos de Atletismo.

 

Anuncios

2 thoughts on “La mochila de Vicente del Bosque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s