Torres

torres-espaldaSERGIO DE LA CRUZ | Tiene la espalda ancha porque se la ensancharon a base de críticas, caricaturas y responsabilidades de más. Fernando Torres es una persona acostumbrada a bregar con demonios ajenos y propios, tantos o más que los primeros. Uno de ellos le laceraba el alma con una cruel intensidad: no haber podido ganar un título con su Atlético, el equipo al que sostuvo cuando tenía edad para aprobar la Selectividad y al que echó de menos incluso cuando levantaba Champions, Eurocopas y Mundiales. Una hoja de servicios merecedora de una segunda oportunidad que el fútbol le ha otorgado en esta final fratricida de Milán.

Para el delantero, el duelo del sábado es la cita de toda una vida. Ante el espejo, repasará qué decir varios días antes de la fecha y en el momento clave tendrá que improvisar y fiarse de su instinto porque todo lo que lleve preparado no será útil. Otra vez, sobre sus hombros hay una responsabilidad enorme, ya que junto a Griezmann tiene la misión de aprovechar los aparentes pocos espacios que el Real Madrid conceda atrás, de pelear con dos gigantes como Ramos y Pepe. En su mejor momento en muchos años, será titular en un equipo que llega en un estado de forma óptimo. Y él no puede desentonar y deslavazar la cadena en su último eslabón. Debe apuntar bien, apretar el gatillo y disparar a matar. La obligación ya no es sólo con su afición, es consigo mismo.

La cruzada de Torres representa el anhelo de una hinchada que sintió como una ofensa personal el escarnio al que se le sometió durante años y que desea —por mucho que Simeone se empeñe en negarlo— venganza por los recuerdos de 1974 y 2014 y por un emblema al que se le faltó al respeto más de la cuenta. Que aspire a ganar una Champions con el Atlético iguala a la parroquia del Calderón con su ídolo: el que luchará en el césped milanés es tan rojiblanco como el socio que se ha dejado una pequeña fortuna por verlo en directo. La única diferencia es que será él quien se calce las botas. El papel del ‘9’ es probablemente el más emotivo de todo el reparto de actores que actuarán en San Siro, puesto que posee todas las cualidades de una historia de amor inigualable, un amor tan irracional e indescriptible que lo convierte en perfecto. Ahora sólo queda saber si también es invencible.

24/05/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s