Salir de copas

c83316JESÚS GUALIX | Comienza una semana determinante para el Sevilla y para el sevillismo. El club hispalense quiere concluir la temporada de la mejor manera posible, es decir, ganando las dos finales que se le vienen encima en cuestión de días. La primera, la de Europa League, este mismo miércoles, ante el Liverpool del siempre peculiar Jürgen Klopp. Los sevillistas tendrán que doblegar a un rival que ha convertido a su afición, a su entrenador y a su equipo en un único conjunto, un mismo ser que se mueve al unísono y que quiere romper el dominio del fútbol español en el Viejo continente durante este año. Y la segunda, la de la Copa del Rey del próximo domingo, en la que estará enfrente el ya flamante campeón de Liga, el Barcelona de un Luis Suárez que quiere seguir dando dentelladas y devorando títulos a base de goles y más goles.

El Sevilla afronta estos dos partidos cruciales sabedor de que tiene a sus espaldas dos sensaciones completamente distintas para ambas competiciones. La primera, a la que llega tras haber ganado las dos últimas ediciones de la Europa League y, ya de paso, ser el conjunto más laureado de la competición, viene a querer certificar el dominio de los andaluces y a confirmar su condición de mejor equipo de la ‘clase media’ del fútbol europeo. Para ello ha ido cocinando a fuego lento, pero constante, y tras salir por la puerta trasera de la Liga de Campeones su paso por el torneo. Su experiencia en estas lides es, claramente, un grado. Por el contrario, en la Copa del Rey los de Nervión saben que tendrán que verse las caras con un enemigo mucho más duro y contra el que deberán dar más allá del 100 por cien de sus fuerzas si quieren alzar el título.

Las claves de haber podido llegar a estos importantes choques se pueden resumir en varios nombres. El primero de ellos es el de Éver Banega, el cual ha sentado por fin la cabeza a orillas del Guadalquivir tras no hacerlo ni en Madrid ni mucho menos en Valencia. El de Rosario se ha convertido por méritos propios en el gran estandarte que guía a sus compañeros en el campo y quiere volver a reeditar su condición de MVP de la final de la segunda competición continental de clubes. Varias escuadras europeas, como es el caso del Inter de Milán, le siguen la pista desde hace tiempo y están esperando a que finalice el curso para intentar contratar sus servicios. El tiempo dirá si éste es el último tango de Banega junto a la Giralda.

Otra figura a destacar es la consolidación en el esquema de Unai Emery de Grzegorz Krychowiak. El centrocampista polaco es el escudero perfecto de Banega, el salvavidas de un Sevilla que se sostiene gracias a su contención, a su buen hacer en tareas defensivas y a sacar adelante cada balón que le llega a sus botas. Es el fiel reflejo de lo que quiere la afición del Sanchez Pizjuán: entrega y garra a raudales. Dichas cualidades le han asegurado ser fijo en el esquema sevillista desde su llegada en 2014.

Por el contrario, cuando se mira a ‘Vitolo’ Machín apenas se pueden sacar conclusiones positivas de su curso en la capital de Andalucía. El canario no ha brillado como se esperaba, en parte por las lesiones y, en parte también, por su bajo estado de forma. Ha sido la nota gris de un club que ha seguido siendo competitivo a pesar de su ‘ausencia’. El cartel que tenía Vitolo, tanto en España, cuando incluso llegó a ser uno de los favoritos de Vicente del Bosque en la Selección española, como en Europa se ha esfumado por completo. Se podría decir que su temporada ha supuesto un paso atrás en su consolidación, aunque no hay que descartar que Emery le pueda recuperar para la causa con la mira puesta ya en el futuro.

Y, por último, Kevin Gameiro, el goleador que ha sido olvidado por Didier Deschamps para la próxima Eurocopa de Francia. El ariete galo ha demostrado que, con confianza, puede llegar a ser uno de los mejores delanteros de la liga española. Sus casi 30 dianas en esta campaña han despertado el interés de los grandes equipos del continente, entre ellos, el citado Barça.

Con estos mimbres se presenta el Sevilla ante su semana de pasión, en la que sólo tendrá en mente los dos títulos en disputa. A buen seguro que los hispalenses darán todo lo que esté a su alcance para lograr ambos objetivos, o, al menos, dar la cara y superar de la mejor manera posible esta esperada reválida de final de curso.

16/05/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s