André se lo perdió de nuevo

AndréGomesFIRMA DE NAHUEL MIRANDA | Si el Atlético del Cholo es “premium” por jugar a las 4 de la tarde, el aficionado de la Unión Deportiva puede considerarse un afortunado de verdad por hacerlo con el sol de media tarde cayendo sobre el antiguo Insular. Las gradas van cogiendo el amarillo ‘pío-pío’ con la ilusión del recién resurgido, cerrando el contraste con el gigante dormido, que vive en continua tormenta. El Valencia, ya sin los Neville, visitaba Gran Canaria como por castigo, sin saber muy bien qué hace tan abajo ni cómo salir de ahí. En medio de la constante polémica, se traspapela una alineación en la que aparece André Gomes. El club rectifica cinco minutos más tarde, los suficientes como para advertir que el luso se quedaba en el banquillo por decisión técnica. En el rincón de España con más ’10’ por metro cuadrado y ante la legión de mediapuntas de Setién, el valencianista más lúcido se quedaba fuera del espectáculo.

En un equipo huérfano de líderes, André no encuentra su sitio ni despliega su magia. Esa de la que se dudó cuando Mendes le llevó a Valencia a cambio de 15 millones de euros en 2014, pero que meses más tarde había conquistado Mestalla sin derecho a remisión tras una galopada de dibujos animados que sentenciaba al Atlético, flamante campeón de Liga, en el mejor arranque liguero de la historia del club ‘ché’ primero para cerrar, no sin apuros, la mejor clasificación histórica, la vuelta a la Champions y el regustillo de haber vuelto a entrar en las quinielas por pelear la Liga.

Llegaron las tormentas de verano, Nuno se convirtió en enemigo público y el hechizo se rompió. Como si de un reflejo de su estado de ánimo se tratara, las lesiones han lastrado un segundo año de pelea en el barro donde el técnico luso llegó a forzarle para jugar lesionado, consciente de que ningún blanquinegro dibuja los pases con brocha más fina. La temporada pasó muy pronto a ser de transición como para que las cuerdas del arpa de Gomes sonaran igual en pleno barro del sector más bajo de la clasificación de la Liga. Ayer no compareció de forma física, pero no sería la primera vez que el portugués no es nombrado pese a estar en el verde esta campaña.

A falta de siete partidos, el Valencia sólo tiene a cinco equipos por debajo de sí y duelos frente a Barcelona, Real Madrid, Sevilla o Villarreal en el horizonte. Con varias luchas cruzadas, la afición ya ha arremetido contra sus dos primeros técnicos de la temporada y el que fuera su capitán y máximo goleador la pasada campaña, Dani Parejo, mientras que alguno empieza a darse cuenta de que el de la varita, relacionado con la élite europea, lleva varios meses desconectado. Condenado a esta pelea enfermiza por conseguir la permanencia, el Valencia bien puede abonarse a su jugador más especial… O buscar nuevos caminos para evitar la riada 30 años después de su último descenso.

03/04/2016

Nahuel Miranda es periodista en Gestiona Radio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s