El clavo más ardiente

AdalbertoPeñarandaFIRMA DE LUIS TEJO MACHUCA | El fútbol moderno, ese en que los clubes son empresas con sus Consejos de Administración y sus accionistas mayoritarios procedentes de cualquier lugar del globo, tiene cosas muy extrañas. Poco a poco nos vamos acostumbrando, pero algunas situaciones siguen siendo chocantes para el seguidor de a pie, aunque en los libros de contabilidad tengan todo el sentido del mundo. Cuesta concebir, por ejemplo, que haya un venezolano de 18 añitos jugando en Europa, habiendo sido ya propiedad de dos equipos distintos en países diferentes… y acumulando todos sus partidos en una tercera plantilla dentro de otras fronteras.

Justo esa es la situación de Adalberto Peñaranda, el muchacho del que todo el mundo habla en las últimas semanas. Natural de El Vigía, una localidad en el estado de Mérida no muy lejos de la frontera occidental con Colombia, despuntó en las liguillas juveniles de su barrio, lo que le valió para ser convocado con la Selección regional de cara al campeonato nacional. Como cabía esperar, los merideños ganaron y él fue el máximo goleador y el mejor jugador del torneo.

Esa brillante actuación le valió para que el mítico Rafael Dudamel, el eterno portero de la Vinotinto, recomendara su fichaje al equipo en el que acababa su carrera: el Real Esppor, actual Deportivo La Guaira. Con la ‘Pandilla del Litoral’ empezó a despuntar, aunque con la moderación propia del que todavía está aprendiendo el oficio: cuatro goles en 37 partidos son una cifra más que digna para un delantero aún menor de edad.

Suficiente, al parecer, para que el clan de los Pozzo echara sus redes sobre él. El Udinese italiano se ha convertido en los últimos años, más que en un equipo de fútbol, en una agencia de representación de jugadores que de vez en cuando disputa partidos, con más de una cincuentena de profesionales de distinto nivel en nómina. Como en la plantilla blanquinegra —literalmente— no cabe tanta gente, el Presidente se compró el Granada para tener otro juguete en España y se permitió también el lujo de regalarle a su hijo el Watford inglés. Así que Peñaranda no hizo en Friuli más que una visita de cortesía antes de poner rumbo a Sierra Nevada.

Adalberto Peñaranda

Hoy los asuntos de familia han hecho que su pase, formalmente, pertenezca a los ‘hornets’, pero tampoco se le ha visto nunca el pelo por el suburbio del noroeste de Londres. Toda su brevísima carrera en Europa la ha jugado de rojiblanco. Aunque empezó en el filial, su portentoso talento y el hecho de que los de Sandoval no vayan precisamente sobrados le ha permitido ganarse un puesto en Primera división y convertirse en el clavo ardiendo al que se aferran los nazaríes para no perder la categoría.

Es alto, fuerte, rapidísimo y tiene una conducción de balón privilegiada. El repertorio de gestos técnicos que poco a poco va mostrando ya han roto alguna que otra cintura, su disparo de larga distancia asusta y, además, es muy valiente, como corresponde a alguien que sobrevivió a un tiroteo sólo con heridas menores. Peñaranda monopoliza el ataque de los andaluces desde su debut y acumula ya cuatro goles en Primera en apenas 11 partidos.

Insuficientes para salir de la zona de descenso, pero sí bastantes para mantener las esperanzas con aún muchos partidos por delante… Y para que los niños que visitan Los Cármenes ya le consideren su héroe y pidan su camiseta en lugar de la de otras superestrellas, en un episodio muy mediático que tanto gustan de destacar los medios de comunicación amantes de la anécdota pero no tanto del deporte real que se escape a los de siempre. Bien está el numerito si sirve para que el público empiece a conocer al que, no se sabe en qué país ni con qué camiseta, está llamado a ser una de las grandes figuras de los próximos años.

21/02/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s