Al son del yuan

AlexTeixeiraJESÚS GUALIX | El mercado de invierno siempre ha llegado con sorpresas. Y este año no es la excepción a esa tradicional regla. En otros tiempos, jugadores que ahora son de renombre aterrizaban desde Sudamérica en Europa siendo muy jóvenes. Marcelo, Gonzalo Higuaín o Lucas Moura son sólo algunos ejemplos de una larga lista. Pero en este 2016 que acaba de comenzar las miras y las contrataciones se dirigen en otra dirección, más orientadas hacia el desconocido extremo oriente.

En China, donde existe una liga en creciente expansión y en donde el fútbol es ya una asignatura obligatoria más dentro de las escuelas, se están llevando a cabo los mayores movimientos en este periodo invernal. Uno de estos ha sido la sorprendente contratación del mediapunta Alex Teixeira por el Jiangsu Suning previo pago de 55’7 millones de dólares —50 millones de euros al cambio—. El ex del Shakhtar Donetsk, que llevaba esta temporada 26 goles en 26 encuentros oficiales, ha preferido engordar su cuenta corriente a disputar un campeonato de mayor nivel, como es el caso de la Premier League.

Y es que el Liverpool de Jürgen Klopp se había interesado seriamente por sus servicios. El equipo de la orilla del río Mersey le había puesto una oferta encima de la mesa, eso sí, 15 millones de euros menor que la que ha realizado el hasta ahora noveno clasificado en la Superliga china. El dinero, en este caso, manda más que entrenar con el siempre carismático técnico alemán o jugar en uno de los estadios más míticos de Europa como es Anfield, lo que sería un sueño para cualquier futbolista de alto nivel. Y a ello hay que sumarle todo lo que representa la ciudad de The Beatles.

En Jiangsu, el habilidoso brasileño coincidirá con otro ex ilustre de la Champions League y del fútbol inglés. Ramires será su compañero y, a buen seguro, su escudero dentro de un club que busca competir, aunque sea monetariamente, ya que a nivel de fútbol seguirá estando lejos, con los grandes del panorama chino, como son el Guangzhou Evergrande de Luiz Felipe Scolari o el Shanghai Shenhua de Sven-Göran Eriksson.

Teixeira, que ha convertido 89 tantos en 223 partidos con la camiseta de su antiguo club, es sólo una pieza más que ha decidido emigrar a un torneo de menor nivel, pero con una previsión de crecimiento enorme en los próximos años. Al de Rio de Janeiro se le han unido en esta, a todas luces exótica aventura, otros ilustres como son un Jackson Martínez que no ha aportado lo que se esperaba de él en el Atlético de Madrid, o la posible  —aunque aún no confirmada— llegada de un Ezequiel Lavezzi que ha ido en franca decadencia desde que firmó por el París Saint Germain hará ya casi cuatro años. Además, a este desembarco hay que sumar a otros futbolistas menos mediáticos como pueden ser Gervinho o Freddy Guarín.

Gracias a estos traspasos es el campeonato chino el que más está invirtiendo en reforzarse. Y aún queda tiempo hasta el  próximo 26 de febrero para que haya alguna sorpresa de última hora. La tendencia es claramente al alza y la pregunta que flota en el aire es si los profesionales del fútbol valoran más el dinero que puedan ganar a lo largo de los años que el prestigio por participar en algunas de las mejores ligas del planeta. De momento, ciertos futbolistas parecen haber dicho sí a esta nueva moda de amasar millones de yuanes en perjuicio de sus carreras como deportistas de élite.

10/02/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s