Insultar y trabajar

Generated by IJG JPEG LibraryJESÚS GUALIX | A Maurizio Sarri le rodea otra vez la polémica. El encontronazo que tuvo hace poco más de una semana con Roberto Mancini tras la expulsión del belga Mertens en el partido que enfrentaba a su Nápoles con el Inter ha traído cola y ha llenado de tinta páginas de periódicos de medio mundo, además de llegar a las televisiones del otro medio. El 0-2 que clasificó a los interistas para las semifinales de la Coppa Italia es sólo una mera anécdota. El foco mediático se quedó en los banquillos, donde el napolitano tildó de maricón al técnico de Iesi. Mancini no se contuvo y expresó que Sarri era un ‘racista’ y que “con 60 años debería avergonzarse por su comportamiento, hombres como él no deberían estar en el fútbol”.

Lo cierto es que el preparador de Nápoles es reincidente. Ya expresó en su anterior etapa en Empoli que “el fútbol se ha convertido en un deporte de maricones” después de que uno de sus pupilos viera una cartulina roja. Esta frase, a todas luces innecesaria, ha hecho que por repetir oprobio haya sido sancionado con dos partidos de suspensión y una multa de 20.000 euros. El pasado curso también cargó contra los árbitros a colación de ser mandado a la grada durante el encuentro de Coppa de su por entonces equipo contra la Juventus. Denominó a éstos como ‘inútiles’ y mostró toda su furia y arsenal contra el estamento colegial.

Pero en lo que poca gente se ha fijado es en que Maurizio Sarri ha recorrido un trayecto muy largo, casi infinito, hasta poder dirigir por fin a la escuadra de su ciudad y sus amores. 14 banquillos le han visto pasar, a cada cual más recóndito. Se dice pronto pero, en realidad, es una eternidad. Lo mejor de todo ello es el lavado de cara que ha imprimido a un club que ahora mismo lucha por ganar un Scudetto que se le resiste desde 1990, cuando los tiempos de Diego Armando Maradona.

Este doble licenciado en economía y comercio, y, posteriormente, en estadística, vivía cómodamente siendo mandatario en la Banca Monte dei Paschi de Siena hasta que el fútbol le llamó allá por el verano del 2001, cuando logró ascender con el Sansovino —donde le denominaron ‘Mr. 33’, debido a las múltiples variantes tácticas que utilizaba— a la quinta división italiana mientras compaginaba el deporte rey con las finanzas. Fue un paso importante, pero con el apoyo de su familia tomó una de las decisiones más cruciales de su vida personal.

Sarri siempre se ha movido por banquillos poco mediáticos hasta que recibió la llamada de Aurelio Di Laurentiis el pasado verano. En principio, cubrir la marcha de Rafa Benítez no iba a ser asunto sencillo, más aún cuando el míster napolitano cargó con toda la presión de Maradona tras sacar sólo dos puntos en los tres primeros partidos. “Necesitan un entrenador con experiencia que sepa liderar un grupo”, espetó el Diego. Lo que no sabía el astro argentino es que ‘Mr.33’, con su fútbol de ataque, convertiría a su plantilla en una auténtica arma para doblegar rivales. Juventus, Milan, Inter, o Lazio son algunas de sus víctimas.

A pesar de que aún falta mucho camino por recorrer, la afición de San Paolo está ilusionada y defiende a capa y espada a su entrenador, un hombre que además ha moldeado a Gonzalo Higuaín hasta convertirle en el “el mejor 9 del mundo”. El ex del Real Madrid se ha metido en la pugna por la Bota de Oro con sus hasta el momento 21 goles, alcanzando al fin, tras una dura pelea consigo mismo, esa regularidad que tanto deseaba.

A todo esto, Maurizio Sarri decidió firmar la paz con Roberto Mancini vistiendo su misma bufanda el pasado fin de semana durante el choque frente a la Sampdoria. Un gesto que, a pesar de que no deje entrever la existencia de una amistad fraternal, enfría los ánimos entre ambos técnicos y en la siempre caliente Serie A italiana. Dejar los insultos y las malas artes a un lado para centrarse en trabajar siempre es positivo. Siempre.

27/01/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s