El despertar de Dybala

Italy Soccer Serie AJESÚS GUALIX | El retorno de Carlos Tévez a su Boca Juniors dejó el pasado verano un gran vacío en la delantera del Juventus Stadium. Tanto es así que Andrea Agnelli quiso cubrir la fuga de ‘Carlitos’, primero, con el croata Mandžukić y, posteriormente, con el joven y también argentino Paulo Dybala. 32 millones de euros —que pueden llegar a ser 40— fueron el pasaporte desde Sicilia hasta el Piamonte. O, lo que es lo mismo, el octavo traspaso más caro de un porteño a lo largo de la historia del fútbol. Se dice pronto para alguien que apenas ha salido del cascarón.

Pero, a sus 22 años, ‘La Joya’ puede recibir de sobra tal calificativo. Al principio de la temporada Massimiliano Allegri lo mantuvo encerrado en el banquillo ‘bianconero’, cocinándolo a fuego lento, a sabiendas de que aún no estaba en su punto. Mientras, su equipo comenzaba renqueante el año, con algunas derrotas clave que le alejaban de los puestos de cabeza en de la Serie A. La grada se impacientó en varias ocasiones debido a que querían ver jugar al brillante diamante que deslumbró en el sur de Italia y del que se esperaba ayudara a solucionar de facto la infructuosa situación de los de Turín.

Dybala, como buen hincha de Boca y seguidor acérrimo de Juan Román Riquelme, prometió a su padre, cuando éste falleció siendo él un niño, que llegaría a ser jugador profesional y que cumpliría el sueño de su progenitor. Un deseo que sus hermanos Gustavo y Mariano no lograron culminar. Así, con apenas 15 años el punta argentino de ascendencia polaca se quedó huérfano, una circunstancia que le sirvió para crecer como persona. Cumplió su promesa y, actualmente, es una de las sensaciones en la liga italiana. Lo fue en Palermo y lo es en la ciudad que se detiene con el Derby della Mole.

Tanto es así que Dybala ha tenido influencia directa en la remontada ascendente del vigente campeón italiano en las últimas jornadas, donde ha situado a su club de nuevo en la pugna directa por el Scudetto. Ha adelantado por la derecha a Álvaro Morata, Mandžukić o Simone Zaza y se ha hecho con los mandos de la delantera de la entidad dirigida por la familia Agnelli. En este contexto, no es una locura decir que Paulo es un jugador que apunta muy lejos. Y así lo ve el mismísimo Lionel Messi, el que es sin ninguna duda el mejor jugador de planeta a tenor de sus cinco Balones de Oro. Tanto es así que ‘La pulga’ dijo sobre Dybala que “es un gran jugador con mucho futuro y que dará de qué hablar en los próximos años”. Palabras que, por una parte, meten mucha presión al jugador, pero que, por otra, son la mejor motivación para el punta de Laguna Larga.

Sus once goles y cuatro asistencias en los partidos que ha disputado hasta ahora le han dado como premio su debut con la Selección argentina, además de un enorme reconocimiento a nivel mundial. A pesar de su origen humilde, Dybala cree en sus posibilidades y en alcanzar cotas muy altas en poco tiempo. Su madre, vendedora de lotería, puede decir a viva voz que le ha tocado el premio gordo con su hijo pequeño. La constancia es siempre sinónimo de éxito y el de Córdoba lo sabe bien. Su reto está fijado en conquistar la Serie A y en superar el más que difícil escollo que supone el Bayern de Múnich en los octavos de final de la Champions League. Pero para Paulo Dybala no hay desafíos imposibles, y más ahora, cuando al fin ha despertado del todo y vive su mejor momento.

13/01/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s