Reinventarse

c31905

JESÚS GUALIX | En Dortmund, de nuevo, están contentos. Después de una convulsa temporada que significó el adiós de Jürgen Klopp, artífice del resurgimiento del equipo de Westfalia a nivel local y europeo, y de tocar con la punta de los dedos el descenso de categoría (incluso se llegó a pedir el ingreso del club en la Segunda División germana) para finalmente desembocar en puestos europeos, el reciente curso no hace más que traer buenas noticias.

Thomas Tuchel ha redefinido la forma de jugar de los ‘borussers’. La apuesta por el ex técnico del FSV Mainz 05 fue tildada de arriesgada, más aún cuando decidió unilateralmente mandar a Kevin Großkreutz a realizar la ‘pasión turca’ al Galatasaray y entregar gran parte de los mandos de la nave al joven Julian Weigl. Un cambio radical cuya consecuencia ha sido pasar del juego directo y de contraataque al posicional y de control.

Precisamente el gran hándicap del Borussia Dortmund en estos últimos años era no saber reaccionar ante rivales que le cedían el dominio del esférico. Ahora mismo la obsesión del entrenador de Krumbach es la de buscar una mayor posesión de la pelota y emplear el toque para doblegar a los rivales. Un renacido Ilkay Gündogan, que está volviendo a ser futbolista después de dos años para olvidar y una grave lesión, y el citado Weigl son los encargados de generar el juego necesario para una escuadra que quiere volver a ser competitiva, sobre todo en Alemania.

Pero además, ha sido muy importante ver como el conjunto amarillo ha logrado sobreponerse en estos últimos años a las bajas de puntales de la talla de Robert Lewandowski o Mario Götze, que sucumbieron ante el arrollador poder económico de un Bayern Munich que domina con puño de hierro la Bundesliga. Los sustitutos de ambos, Pierre Emerick Aubameyang y Henrikh Mkhitaryan, finalmente están cumpliendo con las expectativas creadas, sobre todo cuando nos referimos al gabonés, que se ha convertido en uno de los delanteros de moda en Europa gracias a su excelente comienzo de curso.

Con todo ello, parece que el nuevo sistema funciona, a pesar de la a todas luces sonrojante derrota frente al equipo de Baviera el pasado fin de semana, que está a un nivel inalcanzable y fuera de lo terrenal. Un inicio de campeonato con 5 victorias consecutivas ha supuesto que en Dortmund se mire con esperanza y optimismo el futuro gracias a la notable labor de Tuchel en el banquillo del Signal Iduna Park. El nuevo preparador ha vuelto a situar a los ‘borussers’ en la lucha por ser el primero de los ‘mortales’ en la siempre competida liga germana, y eso ya es algo positivo después de sufrir fuertes marejadas hace relativamente poco tiempo.

05/10/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s