Odisea palestina

ÁLVARO MÉNDEZ | La mitología griega guarda un lugar privilegiado en sus vitrinas a la grandiosa Odisea de Homero. De forma épica y colosal, la obra cuenta en verso cómo, tras la dramática Guerra de Troya, Ulises regresa a Ítaca atravesando las turbulentas aguas y las mil y una islas del Egeo en una aventura no exenta de trampas y hazañas para reencontrarse con su mujer Penélope, que acaba reconociendo finalmente a su amado tras dos décadas separados. Sin duda, una gesta que, como casi todos los relatos de la mitología helena, tiene una clara repercusión en los relatos de la literatura posterior. E, incluso, en la Historia.

Hoy en día, Palestina bien puede ser considerado un archipiélago. Dividida en dos unidades administrativas como son Gaza y Cisjordania, esta última a su vez ha sido agujereada por la deriva expansionista de los asentamientos ilegales israelíes y el consecuente control hebreo de las principales carreteras. Por ello, cruzar de un lado al otro de este cuasi-Estado bien puede ser considerado todo un viaje heroico en el que el océano judío que se interpone en medio tiene la última palabra. Sobre todo, si se es palestino.

Sin embargo, hace una semana el sueño de caminar hacia una posible integración se hizo una realidad. Tras la Segunda Intifada en el año 2000, Israel bloqueó la Franja de Gaza y prohibió todo tipo de comunicación física con Cisjordania. Si ya de por sí Palestina estaba dividida en dos entidades territoriales, ambas quedaban entonces prácticamente aisladas entre sí. Pero, por primera vez en 15 años, Israel permitió que el equipo campeón de la Franja de Gaza, el Ittiyah Shejaya, saliera de su cárcel particular para viajar a Hebrón y así disputar la final de la Copa de Palestina contra el campeón del West Bank, el Ahli al-Khalil. La heroicidad de Ittiyah cobra un especial valor al recordar que la barriada que da nombre al equipo fue una de las más devastadas por el bombardeo de Gaza en 2014.

El Hussein Bin Ali Stadium de Hebrón —una de las grandes ciudades de Cisjordania donde, paradójicamente, existe un gigantesco asentamiento judío— acogió la gran final ante unos 11.000 espectadores en una fiesta que no tuvo vencedores ni vencidos. Al menos, a nivel moral. En el palco de autoridades lucía satisfecho Jibril Rajoub, influyente político palestino y presidente de la Federación de Fútbol que pidió ante la FIFA la suspensión de Israel como estado miembro por violar sistemáticamente la legislación internacional e impedir que los futbolistas palestinos puedan entrar y salir de Gaza.

Fue precisamente el órdago de Rajoub el que permitió que, por un lado, el Ahli al-Khalil entrara en Gaza para disputar la ida y, por otro, que el Ittiyah Shejaya saliera para la vuelta. Ahora bien, el encuentro tuvo que ser aplazado en sucesivas ocasiones debido a las diferencias que existían entre las fuerzas de seguridad israelíes y palestinas. Pero finalmente se jugó en un ambiente inigualable cuyo colofón fueron los fuegos artificiales, unas brillantes luces en el cielo muy distintas a las estelas de humo y terror que dejaban los cazas israelíes sobre la Franja hace justo un año.

Al final, el resultado fue lo de menos. El 2-1 favorable al campeón de Cisjordania será recordado, por supuesto, como un triunfo deportivo sin igual en la primera Copa de Palestina que se disputa en década y media. Pero pasará a la Historia como el reencuentro entre las dos facciones balompédicas del fútbol palestino tras años de separación, una escena matrimonial llena de pasión y júbilo seguramente similar a aquella que en su día tuvo lugar entre Penélope y Ulises en aquel palacio de Ítaca.

26/08/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s