Femme fatale

image

SERGIO MENÉNDEZ | Su nombre era el de una total desconocida hace solamente unos años. Fue una lesión de Petr Čech en abril de 2014 lo que le permitió irse abriendo hueco entre los sueños mas húmedos de los seguidores del Chelsea, primero, revolucionar las hormonas de toda la Premier League, después, hasta terminar convirtiéndose en el ‘sex-symbol’ que hoy representa a los ojos de los aficionados al fútbol a nivel mundial.

Desde ese partido de ida de semifinales de Champions League frente al Atlético de Madrid en que saltó al Vicente Calderón, neceser en mano, a atender al entonces guardameta del equipo londinense nada ha vuelto a ser igual para Eva Carneiro. ¿Fue la ternura con que cubrió al checo con la toalla mientras se retiraba del terreno de juego, el hipnótico movimiento que describía su anatomía y acompañaba su trotar por el césped o el exotismo que destila el rostro de esta gibraltareña de padre español y madre inglesa lo que enamoró a los espectadores? Quién sabe. El caso es que ese encuentro supuso para la integrante de los servicios médicos del Chelsea una catapulta definitiva hacia la fama. Una popularidad que tiene su mejor termómetro en la grada de Stamford Bridge y en la escalada que ha ido experimentando a partir de ese momento el runrún del estadio cada vez que la médico salía disparada del banquillo. Ese murmuro generalizado, esos sutiles codazos de complicidad entre aficionados, los resoplidos y las miradas lascivas, los giros de muñeca describiendo su silueta en el aire, se han convertido junto al arquear de cejas y ese puchero de aprobación con que miles de personas parecen estar diciendo “Not bad!” en la tónica que le acompaña en sus incursiones por el campo. Al igual que ocurre con Hazard, OscarThibaut CourtoisFábregas o Diego Costa, la doctora constituye a día de hoy una atracción ‘blue’ más. Todo un reclamo para unos seguidores que ahora se frotan las manos cuando sus jugadores sufren algún percance.

Puede, sin embargo, que la presión popular y su supuesto afán de protagonismo le acaben suponiendo un problema. De momento, le ha acarreado una bronca monumental de su actual jefe, José Mourinho. Ocurrió en los minutos finales del primer partido de la temporada, que les enfrentaba al Swansea, cuando Eva Carneiro saltó al césped junto a su compañero Jon Fearn para asistir a Eden Hazard. Una acción que constituyó una temeridad a ojos del técnico luso, pues dejaba momentáneamente a su equipo con nueve futbolistas, después de que Thibaut Courtois hubiese sido expulsado a principios de la segunda parte. “Aunque seas médico tienes que entender el juego. Si saltas al césped para atender a un jugador, tienes que estar seguro de que tiene algo grave. Y yo estaba convencido de que Hazard no tenía nada grave. Simplemente tenía un golpe y estaba muy cansado. Mi cuerpo médico me ha dejado con ocho jugadores de campo en un contraataque y una jugada a balón parado”, afirmó Mourinho en sala de prensa, en unas declaraciones donde, aparte de reprocharle a Carneiro su falta de profesionalidad, le acusaba de forma velada por su falta de mesura a la hora de exhibirse en público.

Genios del oportunismo, los tabloides sensacionalistas británicos han aprovechado para sumarse a la polémica a través de una entrevista a Rupert Patterson-Wart, ex pareja de Eva Carneiro, publicada en ‘The Sun’ que carga las tintas con el resentimiento del publicista hacia la médico y nos la presentan como ser despiadado y sin escrúpulos. Una mujer de ambición desmedida, insaciable económica y sexualmente. Una “ninfómana” que presumía en sus narices de haberse acostado con varios jugadores de la plantilla del Chelsea y le obligaba a tener sexo a diario (en ocasiones, contra su voluntad). Una mantis religiosa que le humillaba y le hacía sentir como un inútil por ganar menos de 45.000 euros al año. Una ‘femme fatale’, en definitiva, que ahora se mantiene a la espera de que Mourinho le levante el castigo que le impuso relegándole parcialmente de sus funciones y le admita nuevamente en las expediciones del conjunto londinense. Si no se apiada de ella, que por lo menos lo haga de todos los caballeros que cada fin de semana en Stamford Bridge mantienen una batalla sin cuartel frente a la testosterona.

18/08/2015

Anuncios

One thought on “Femme fatale

  1. Pingback: Final feliz – Visiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s