La hoz, el martillo y la Champions

Red Star BelgradeÁLVARO MÉNDEZ | “Cada vez que escucho a Wagner, me entran ganas de invadir Polonia”, dijo una vez el celebérrimo cineasta Woody Allen. Y tiene su parte de razón. Suele ocurrir que cada período determinante de la historia lleva consigo asociada una banda sonora que le dota de un halo de misticismo y que nos transporta automáticamente a ese momento tan preciso. Lo mismo sucede cuando uno tiene el inmenso placer de escuchar la voz rasgada del genial Klaus Meine, vocalista de la eterna banda germana de hard-rock Scorpions, en su balada ‘Wind of change’.

“I follow the Moskva, down to Gorky Park, listening to the wind of change. An August summer night, soldiers passing by, listening to the wind of change. The world is closing in, did you ever think that we could be so close, like brothers? The future’s in the air, I can feel it everywhere, blowing with the wind of change”. Letra, alma, voz y los silbidos forman un dulce melodía tan armoniosa como épica que retrotrae al oyente a los tiempos de Mijaíl Gorbachov, Boris Yeltsin y la caída del Muro de Berlín.

Sin duda alguna, la obra maestra de los alemanes podría ser también la banda sonora de aquella Copa de Europa que logró el Estrella Roja en 1991. Eran otros tiempos. La potente Yugoslavia que había diseñado el mariscal Tito se tambaleaba a causa del auge de los nacionalismos, pero el icono balompédico de los Balcanes se mantenía al alza. La todopoderosa escuadra rojiblanca de Siniša Mihajlović, Robert Prosinečki, Vladimir Jugović, Dejan Savićević y Darko Pančev se había plantado en la final de la competición más importante del continente dispuesta a conseguir una victoria deportiva, sí, pero también política. El comunismo flaqueaba al este del Telón de Acero a causa de la debilidad de la Unión Soviética y era necesario sacar pecho en una de las especialidades de la cultura de la hoz y el martillo: el deporte.

Tras eliminar al Bayern de Múnich en semis, los de Petrović se citaron con el Olympique de Marsella del a la postre Balón de Oro Jean Pierre Papin en la gran final de Bari. Es cierto que no fue el partido más vistoso de la historia, pero no fue precisamente rácano en energía y tensión. Fue un toma y daca en el que los franceses pusieron el fútbol y los yugoslavos la resistencia. Ninguno de los dos equipos logró abrir el marcador en los 90 minutos reglamentarios ni en los 30 de la prórroga, por lo que el título de Campeón hubo de decidirse desde los once metros.

Sin embargo, el inicio de la tanda de penaltis supuso el prólogo de la victoria ‘crveno-beli’. El primer lanzamiento de los marselleses corrió a cargo de Manuel Amoros, pero Stojanović adivinó la trayectoria y se estiró a su derecha para desviar el esférico. A partir de ahí, todo fueron aciertos y el jolgorio se extendió por las gradas del estadio San Nicola cuando Pančev anotó el último. Era la primera para el club de Belgrado, lo que muchos interpretaron como un intento estajanovista de resistir hasta las últimas consecuencias con una forma de entender la cultura, la sociedad y la política muy definida.

Pero el sistema estaba caduco. El muro de la vergüenza había caído ya hace casi un año y la victoria del Estrella Roja fue el último coletazo de un gigante que yacía en el suelo a la espera de lo inevitable. El 25 de diciembre de ese mismo año, Gorbachov se colaba en el hogar de millones de rusos para decretar el fin de la URSS, firmando indirectamente el acta de defunción del comunismo. El fútbol del este de Europa iniciaba así su largo declive, una caída libre que, por desgracia para los nostálgicos del balón, está lejos de terminar.

03/06/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s