Cabeleira a Eleonora Giovio: “Mataría por la mitad de la insultante sensualidad de Pirlo”

Eleonora-y-Rafa-2
CONVERSACIÓN ENTRE RAFA CABELEIRA Y ELEONORA GIOVIO | Ella es una italiana que ama el cielo de Madrid casi tanto como odia eternamente el fútbol moderno. Él, un gallego que un día decidió que tenía que conocerse lo que había ocurrido en cada minuto de la historia del Barça. ¿Qué tienen en común? EL PAÍS, el escrito, aunque también la patria sin fronteras del fútbol. A una semana de la final de Champions que enfrentará a Barça y Juventus, Eleonora Giovio y Rafa Cabeleira echan sus cuentas y, aunque esto no es el Banco Sabadell, dejan esta conversación en blanco y negro y con planos cortos sobre ese depósito siempre abierto que es este deporte.

ELEONORA GIOVIO: ¿Dónde y con quién viste la final del año pasado?

RAFA CABELEIRA: Ojalá no lo recordase pero fue en casa de un amigo de la infancia, también culé, que nos deja fumar en el salón y poner los pies sobre la mesa, como si fuésemos presidentes de gobiernos ultra liberales. Ni que decir tiene que a esa casa no volvemos a ver final alguna en la vida, en Galicia no jugamos con esas cosas, así que tendremos que improvisar de cara a la cita de Berlín. ¿Y tú con quién ibas en Lisboa, por cierto?

ELEONORA GIOVIO: Yo fui con Víctor, mi ‘compi’ de Terra. De los tíos más majos con los que me he cruzado en la profesión. El pobre iba tan deprimido y lo daba ya todo por perdido que ni siquiera vio el gol de Sergio Ramos. Le tuve que dar un codazo para decirle que el Madrid había empatado y para que levantara la cabeza. Todavía hoy me da las gracias por ese codazo… Creo que el abrazo que me dio en aquel momento es uno de los recuerdos —además de la rasca que hacía esa noche y de las cervezas que nos encontramos en la sala de prensa al final del partido— que siempre guardaré de esa final. No recuerdo mucho más. Me pasé la prórroga escribiendo contrarreloj para cambiar todo lo que había hecho hasta ese momento. Ya no valía, claro. Pero dime: ¿Prefieres casa o bar para ver el partido cuando juega tu equipo; solo o con gente?

RAFA CABELEIRA: Sin duda prefiero la tranquilidad de mi propio salón: mis gatos, que saben tanto de fútbol como cualquiera pero se lo callan, mi cerveza con gaseosa, mi bata de casa… Yo me crié en un bar, el casi famoso Otilio del que tanto hablo en twitter, así que terminé por aborrecer un poco tanto orgullo inquebrantable y tanta discusión de aliento inflamable. Supongo que estas cosas, en el Café Gijón, tienen su encanto, pero es que allí siempre terminaba la cosa a hostias y con alguno yendo a casa a buscar un cuchillo de destazar. Bonito no era, Ele. Dicho esto, ¿te hubiese gustado ser una rapaza de taberna? ¿Y gallega?

ELEONORA GIOVIO: ¡Siiiií! Pero no para ver el fútbol. Rapaza de taberna para mezclarme con la gente y escuchar sus historias. Y beber, claro. Yo creo que me hago mayor, pero los partidos que no tengo que seguir por trabajo me gusta verlos en casa y, a ser posible, sola. Y hablando ya de la final, ¿qué jugador de la Juve te gustaría ser y por qué?

PIRLO

RAFA CABELEIRA: Mataría por la mitad de la insultante sensualidad de Andrea Pirlo cuando decide cambiar el juego y, acto seguido, lanza el flequillo en sentido contrario con apenas un leve cabeceo. Para hacer ese tipo de cosas hay que ser un elegido, no basta solo con jugar bien. Malditos italianos, Ele… ¿Quién os peina, Dios? Y una cosa más, ¿qué sería de Xavi, con mejor pelo?

ELEONORA GIOVIO: Calla, anda, calla. Que no sé si me da más grima ver las crestas de Vidal o las de su hijo pequeño que intenta imitarle con los seis, siete u ocho años que tiene. Pogba sale a cresta por partido… Tiene a su peluquero de confianza en Turín. Molaría saber lo que cobra por esos jeroglíficos que le hace en la cabeza. Cualquier día aparece con un árbol de Navidad en el pelo. Pero eh, Buffon luce el mismo pelo desde hace 20 años. Y Marchisio. Y Tévez. Y Pirlo. Hay esperanza, querido Cabeleira. Yo quiero fundar el movimiento ‘por un fútbol con peinados decentes y normales’.

En cuanto a Xavi y su pelo imagino que lo quiere bien cortadito, como el césped. Y hablando de rasurar, ¿a qué jugador de la Juve le cortarías una pierna y por qué?

RAFA CABELEIRA: Yo le cortaría una pierna a Morata, la embalsamaría, la cubriría de seda blaugrana y piedras preciosas, y la colgaría como un jamón de la tribuna del Camp Nou, como un símbolo. Ese chaval nos ha solucionado la temporada, en parte. Bendito sea por siempre. Pero yo quiero hablar de mi equipo: ¿Y a ti quién te preocupa del Barça? Si dices Messi, dejo que le cortes las dos piernas; me temo con una sola todavía le basta, ¿o no?

ELEONORA GIOVIO: A mí lo que me preocupa es que no haga frío en Berlín…

Creo que Bonucci —que palideció incluso con Bale— y Chiellini van a sufrir mucho, mucho, mucho con el tridente del Barcelona. La ‘Juve’ no es un equipo al que se le marcan goles con facilidad, pero esos tres se salen de cualquier guión establecido. Molará ver el reencuentro Chiellini-Luis Suárez, por cierto. Pero dime, ¿a qué renunciarías para que tu Barcelona ganara la Champions?

RAFA CABELEIRA: A muy pocas cosas, la verdad. Ya que estamos entre amigos te confesaré que hace mucho que ya no siento al Barça como algo mío, exactamente desde que unos socios decidieron tomar partido en revanchas que ni siquiera eran suyas y plantearon una demanda de responsabilidad contra quienes recogieron los restos del Barça de Gaspart y entregaron, a la salida, el de Guardiola. Ese día entendí que tenía muy poco que ver ya con este club y sus dueños, más allá del amor que se le guarda siempre a quién te ha acompañado toda la vida. Pero me vas a permitir que cambie de tema: ¿A qué has renunciado tú por un partido de fútbol o algo relacionado con esa pasión tuya por este deporte y que te hayas arrepentido? Algo habrá, Ele, aunque fuese un novio de Newell’s…

ELEONORA GIOVIO: Pues llevo 20 minutos dándole vueltas a esta pregunta. Creo que nunca renuncié a nada por un partido de fútbol. Eso es sagrado. El deporte, en general. Soy de las que se levantaba todas las madrugadas para ver los Juegos de Invierno de Nagano. En las mejores épocas de Valentino Rossi también madrugaba cuando había carreras en Australia, incluso estando por ahí de fin de semana con mi novio de entonces. Si íbamos a una casa rural me aseguraba antes de que hubiese tele. Él roncando y yo viendo las motos… Ha pasado más de una vez.

Con mis hermanos también nos despertábamos de madrugada para ver los partidos de la Selección italiana de voleibol en los Juegos de Atlanta. Destrozamos hasta un armario de la rabia… Joer, nunca le ganábamos a Holanda. Mi madre todavía tiembla. En los Juegos de Pekín, aunque me tocara luego currar 15 horas en la redacción, me despertaba todas las santas noches a las tres para ver las pruebas de natación. Soy una enferma, Rafa, ‘I know’. En alguna de las pretemporadas del Madrid que me tocó cubrir en Estados Unidos, me las apañaba para pillar algún streaming y seguir las etapas del Tour.

La única vez que me arrepentí de haberme perdido algo fue una Paris-Roubaix. Vinieron mi hermano y mi cuñada a verme a Madrid y pasamos el día en Patones. Y, claro, no me parecía plan llevarme el ordenador para ver la carrera mientras nos zampábamos un cordero. Dicho esto, vuelvo a Berlín: ¿Has soñado con algún partido?

RAFA CABELEIRA: De pequeño soñaba muchas veces con que mi nombre se anunciaba por la megafonía del Camp Nou, recuerdo, y entonces me veía saltando al campo detrás de Lineker, muy concentrado y peinado que daba gusto soñar así.  Imagina mi emoción cuando Carlos Martínez, en plena retransmisión de Canal +, empieza a llamar Cabeleira a Cavaleiro, el del Depor, en plena despedida de Xavi… Eso sí que no lo habría soñado nunca, Ele, ni aún durmiendo más horas, que ya es difícil. Pero oye, y una periodista que cubre la actualidad de un gigante como el Real Madrid como tú, por cierto, ¿sueña o tiene pesadillas? ¿Se disfruta o se sufre? ¿Cómo va esto, Ele?

ELEONORA GIOVIO: Jajaja, Rafa, estás peor que yo en cuanto a sueños. Yo soñaba muy a menudo los resultados de los Inter-Juve que se jugaban. No acerté ni uno. Nunca.

jorge-valdano--644x362

Sueño a menudo antes de una entrevista importante con el deportista que voy a entrevistar. Me obsesiona tanto conseguir romper el hielo, crear una buena conexión y una buena química que hasta sueño con ellos. La última vez que me ha pasado ha sido con Federica Pellegrini.  Te vas a reír, Rafa. En la época de Jorge Valdano en el Madrid llegué a soñar que me regañaba por tirar al suelo el envoltorio de las chocolatinas que me comía. Eso es llevar el curro al extremo, creo, pero no sé hacer otra cosa.

Cubrir el Madrid mola, no se sufre —yo sólo sufrí con Mourinho—. Es divertido, entretenido. A mí me apasiona, igual es eso. Sufrí un día, el de la Liga de Capello, porque se me paró el reloj —no es coña— y tenía que enviar 80 líneas al periódico. Miraba el reloj y me decía: ‘Bah, tienes tiempo de sobra’. Resulta que a las 00.55 me llamó mi jefe gritando que íbamos a planchar la página como no lo mandara en seguida. “Pero si son las 00.30”, dije. “¡Qué cojones! Es la 1. ¡Mándala ya!”. A toda carrera me tuve que escribir las 80 líneas…  Sufres, pero hasta eso es divertido. Eso sí, la tensión del cierre hace que a veces llegue a casa con tal adrenalina que no me duermo hasta pasadas una horas. Es surrealista, como esto que te voy a proponer: Si te ofrecieran 100.000 euros para trabajar de jefe de crucero el día de la final (sin tele en el barco). ¿Qué harías?

RAFA CABELEIRA: Buscar el modo de quedarme con el dinero sin tener que presentarme a trabajar, está claro. Supongo que firmaría el contrato y, al salir de las oficinas, me tiraría por las escaleras para forzar la baja laboral, o algo por el estilo. Hablando de jefes de crucero… ¿Qué le pasa a Florentino Pérez? Desde lejos da la impresión de que se mueve a golpes de timón, sin demasiado rumbo.

ELEONORA GIOVIO: Es la primavera y los nuevos impulsos que trae consigo. Ya que hablas de Florentino, a mí me interesa más Luis Enrique: ¿Por qué a la gente y a ti también os cuesta elogiarlo?

RAFA CABELEIRA: En mi caso concreto, no me gusta que me tomen por idiota. Comenzó tratando de imponer sus ideas, olvidando a los extremos, al medio campo y con laterales largos que centraban desde línea de fondo a ¿Messi? Eso lo he visto yo, se ponga Luis Enrique como se ponga. Ahora todo es más natural y el resultado salta a la vista:  Iniesta ya no parece acabado, Alves vuelve a parecerse a Alves, y Busquets ya no termina los partidos con los brazos en alto, reclamando ayuda al cielo. Ha habido un cambio evidente que no sé de quién es responsabilidad pero Luis Enrique insiste en que siempre se ha jugado del mismo modo. Mire, no. A contar cuentos a su casa o al fondo, donde le cantan los Boixos cada partido, por cierto. ¿Qué crees tú que se debería elogiar de Luis Enrique y no se ha dicho todavía? Yo he leído que ya ha superado a Pep Guardiola, incluso.

LUIS-ENRIQUE1-482x230

ELEONORA GIOVIO: Si sólo cuenta el talento de los jugadores y de Messi, el ‘Tata’ Martino habría ganado algo y no se habría ido corriendo al final de su primera temporada…

Me parece que Luis Enrique ha tenido mérito a la hora de devolver el hambre al Barcelona.  Pero sobre todo de hacer que el equipo llegara tan bien físicamente a los últimos tres meses de competición. Cuando le ficharon yo pensé: ‘A ver cómo sobrevive en ese avispero de egos y a ver cómo consigue que no se le escape el control del vestuario. Va a ser misión imposible’. Y, mira, lo ha conseguido. Y de jugadores:  ¿A quién pedirías la camiseta y qué dedicatoria le pedirías?

RAFA CABELEIRA: Se la pediría a Gerard Piqué y la dedicatoria sería algo como “para uno de los que se cabreaban conmigo por no querer ser el mejor central del mundo”. Y al lado una manita con una sonrisa y el número 3, eso estaría muy bien. ¿Cuántas camisetas firmadas tienes tú, Ele? ¿Te pones alguna para dormir?

ELEONORA GIOVIO: Tengo firmada una de Valerón del Depor —gracias a Cudeiro, siempre al quite con las camisetas para mis cenas de leyendazas— y otra de Mate Bilić. También tengo firmado un maillot del Tour de 2008 de mi amigo Juan Antonio Flecha. Las firmadas y las de mercadillo están todas guardadas en un cajón lleno de polvo. ¿Para dormir? Ni loca. Eso da mucho calor Rafa. Por cierto, que nos desviamos del tema: ¿Cuál ha sido el mérito del Barcelona esta temporada?

RAFA CABELEIRA: Según sostiene muchos analistas, ahora sabe jugar mal, además de jugar bien, lo que resulta muy enriquecedor, al parecer. A mí me parece que el mérito ha consistido en volver a lo que funcionaba, aunque nadie lo quiera reconocer: no rifar la pelota, poblar el medio campo, abrir el campo con extremos… Jugar bien, en definitiva. ¿Tú crees que eso nos dará para ganar a la Juve de Allegri? ¿A quién deberíamos plantearnos sobornar?

ELEONORA GIOVIO: Soy malísima con los pronósticos. A veces me río cuando escucho que el Barcelona va a barrer a la Juve y le va a meter cuatro… Me cuesta creer que vaya a ser tan fácil. Es un partido. Y contra un equipo italiano, además. El Barcelona parece el favorito, pero ojo con eso. El Barça de Cruyff también iba a barrer al Milan de Capello en Atenas en el 94 y se llevó cuatro —en mi casa, que todos milanistas menos yo, por cierto, todavía tienen el VHS de esa final—. La Juve no tiene las estrellas que tiene el Barcelona, pero es un equipo compacto que ha ganado mucha seguridad. Juegan con el piloto automático y no tienen nada que perder. Esa al menos es la sensación que me transmiten. Saben reaccionar. Mira el día del Bernabéu o la final de Coppa contra la Lazio.

 31/05/2015

Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (06/10/2012)
– Fran Guillén (20/10/2012)
– Nacho Labarga (04/11/2012)
– Fermín de la Calle (18/11/2012)
– Rubén Uría (02/12/2012)
– Susana Guasch (16/12/2012)
– Luis F. López (14/01/2013)
– Martí Perarnau (27/01/2013)
– Roberto Palomar (10/02/2013)
– José Manuel Díaz (24/02/2013)
– Gaby Ruiz (10/03/2013)
– Guillermo G. Uzquiano (24/03/2013)
– Roberto Hernández (06/04/2013)
– Petón (21/04/2013)
– Menottinto (05/05/2013)
– Nayim (12/05/2013)
– Eleonora Giovio (02/06/2013)
– Quique Peinado (15/06/2013)
– Revista Líbero (25/08/2013)
– Diana Sanchidrián (08/09/2013)
– Eduardo J. Castelao (22/09/2013)
– Pablo Gómez (13/10/2013)
– David Sánchez (26/10/2013)
– Alberto Rubio (10/11/2013)
– Fernando Evangelio (24/11/2013)
– José Miguélez (08/12/2013)
– Toni Padilla (22/12/2013)
– Eduardo Rodrigálvarez (26/01/2014)
– Miguel Ángel Violán (09/02/2014)
– Antón Meana (23/02/2014)
– Juan Tallón (09/03/2014)
– Rodrigo Arias (23/03/2014)
– Ander Izagirre (06/04/2014)
– Diego Torres (27/04/2014)
– Juan Esteban Rodríguez (11/05/2014)
– Juan Castro (01/06/2014)
– Luis F. López (24/08/2014)
– Martí Perarnau (07/09/2014)
– Gemma Herrero (19/10/2014)
– José David López. El Enganche (02/11/2014)
– Ramón Besa (16/11/2014)
– David Ruiz (07/12/2014)
– Radomir Antić. Parte 1 (20/12/2014)
– Radomir Antić. Parte 2 (21/12/2014)
-José Ángel Iribar (18/01/2015)
-Jaime Rincón (22/02/2015)

-Santi Giménez (01/03/2015)
-Gonzalo Vázquez (29/03/2015)
Andrés Corpas (03/05/2015)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s