La tempestad

image1_recortada

SERGIO MENÉNDEZ | Athletic de Bilbao y Barcelona se medirán este sábado en la final de la Copa del Rey por octava vez en la historia del torneo, en lo que constituye el enfrentamiento que mayor número de ocasiones ha clausurado la competición desde 1903. Año, precisamente, en que los vizcaínos se hicieron con el primero de los 23 títulos que relucen en sus vitrinas. Sólo el club catalán, con 26, ‘Rey de Copas’, les supera en palmarés. Fue a costa del Real Madrid, tercero en discordia, ganador en 19 ediciones, en otro partido igual de típico en las finales del torneo, pues son también ocho las veces que rojiblancos y merengues se han medido con el Jefe de Estado de turno como testigo.

Volviendo al encuentro que nos atañe, en lo que a balance de victorias-derrotas se refiere, la proporción es favorable a los azulgranas, que hasta en cinco ocasiones han salido campeones, por sólo dos del conjunto vasco. La primera data de 1932, en tiempos de la República; la segunda, de 1984, durante la primera legislatura de Felipe González, coincidiendo con una temporada de ensueño para el Athletic, que logró firmar un doblete histórico al ganar la Liga imponiéndose de manera definitiva a Real Madrid y Barcelona en una agónica jornada final, a menos de una semana de medirse al conjunto azulgrana en el Santiago Bernabéu para jugarse la Copa. Hace ya más de tres décadas, por tanto, que La Gabarra’ no se pasea por la ría.

Por si acaso le encuentro le faltaba morbo, los contendientes se habían encargado de ir subiendo la temperatura del ambiente con las declaraciones previas a la cita. Especialmente motivado estaba Diego Armando Maradona, a quien todavía le duraba la hinchazón por la escalofriante entrada que Andoni Goikoetxea, central aguerrido y tajante donde los hubiese, alias ‘El carnicero de Bilbao’, considerado por The Times el jugador mas duro de la historia del fútbol, antiguo seleccionador de Guinea Ecuatorial, le hizo el 24 de de septiembre de 1983 durante el partido de competición doméstica que midió a los dos equipos a principios de temporada en el Camp Nou.

“Fue una entrada alocada, no venia a cuento. Podía haberla evitado, pero venía precedida por otra de Schuster no pitada y yo estaba más caliente de lo normal. Asumí un riesgo excesivo, pero no hubo maldad”, reconocía hace unos años el propio ‘Goiko’, mostrando a las cámaras la caja de cristal donde guarda, a modo de vitrina, las botas que llevaba en aquel instante. Un plantillazo por detrás, a la altura del gemelo y sin apenas opciones de disputar el balón que obligó al ’10’ a pasar por quirófano y permanecer cuatro meses de baja. “Me rompió”, se quejaba ‘El Pelusa’ a ‘Migueli’ mientras trataba de incorporarle de nuevo. Y es que el bueno de Andoni no hacía presos: dos temporadas antes ya había mandado a Schuster nueve meses a la enfermería por una acción similar.

A pesar de que no tardó en disculpar a Goikoetxea ante los medios, algo de rencor le debía guardar Maradona, que durante los días previos a la final de Copa incidió en la excesiva dureza con que solía emplearse el defensa bilbaíno. Palabras a las que Javier Clemente, técnico del Athletic, siempre tan expeditivo ante los micrófonos, decidió atajar llamando “imbecil” al argentino. Lo contaba, precisamente, el entrenador de Barakaldo en unas imágenes tras el partido que no terminan de confirmar si estamos ante Matías Prats o un antepasado de la familia Modrić. Se acaba de encender la mecha y no pasaría mucho más tiempo hasta que todo saltase por los aires.

El encuentro en sí, salvo por alguna ocasión puntual del Barcelona a cargo de Maradona, fue prácticamente un monólogo rojiblanco, que se adelantó en el marcador al borde del cuarto de hora gracias a un balón que Argote, probablemente, el hombre que más peligro generó a lo largo de los noventa minutos por parte del conjunto vizcaíno, envió a Endika desde la banda izquierda para que lo controlase con el pecho y mandarlo a la red con la izquierda. Sólo entonces se despertó el Barcelona, que lo fió todo a su flamante estrella, si acaso alguna filigrana de Carrasco o un libre directo de Schuster. Por lo demás, Artola y ‘Migueli‘ apenas daban abasto a la hora de achicar. El caso es que, a medida que fue avanzando el choque, se iban caldeando los ánimos. No sólo en el terreno de juego, donde los futbolistas habían empezado a mostrar una evidente desaprensión hacia el esférico y se lo pasaban de un campo a otro sin miramientos, no fuese a ser que se llevasen un recadito por atreverse a controlarlo, sino también en la grada. A los hinchas del Athletic, en concreto, no les quedaban uñas que morderse de pensar en el momento de la invasión. De hecho, a falta de varios minutos del final, ya habían tirado abajo la valla metálica que les separaba de los jugadores. El pitido de Franco Martínez dio paso a la locura, nunca mejor dicho, pues se dio paso en el césped a una verdadera batalla campal en la que se vieron envueltos jugadores, cuerpo técnico, aficionados y algún que otro fotógrafo. Sólo faltaba el Juan Carlos I soltando perdigonazos desde la óptica privilegiada que le ofrecía el palco de autoridades. Quienes más agresivos y rocosos se mostraron fueron, contra pronóstico, los hombres de Menotti; en particular, Maradona, que sacó a relucir su dominio de las ambas piernas y se puso a repartir a diestro y siniestro. Espoleado por la derrota, como si de una personificación del caballo de Atila se tratase, no dejó un rastro de hierba ni diente sano a su paso. Así lo demostraba su zamarra, que terminó con el escote abierto hasta el ombligo. ‘Migueli’,  a su vez apodado ‘Tarzán’ por su físico privilegiado, por su parte, le propinó a su tocayo De Andrés a una patada voladora a la altura de la T5 que no le dejó en silla de ruedas de milagro.

El tumulto, en cualquier caso, fue sólo la tempestad que precedió, en primer lugar, a la fiesta y, en última instancia, a la calma. Una calma excesiva, seguramente, que los muchachos de Ernesto Valverde tratarán de romper este fin de semana para que ‘La Gabarra’ vuelva a remover las aguas de Nervión y los corazones de una ciudad entera.

25/05/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s