Pep Guardiola, ¿realidad o ficción?

image

FIRMA DE JESÚS GUALIX | Se barruntan nubarrones de tormenta en Múnich. La razón: el contundente y casi definitivo 3-0 que endosó el pasado miércoles un pletórico Barça a un Bayern que fue una caricatura de sí mismo. El conjunto bávaro apenas creó peligro en uno de los partidos más importantes de la temporada, tal y como ocurriese el año pasado ante el Real Madrid de ‘La Décima’. Logró tener más posesión de balón, sí, pero dicha cualidad no gana envites. Pep Guardiola, otra vez pasto de sus propias llamas y de su propio juego.

Y para echar más leña a la hoguera, este Bayern posee algunos de los jugadores que en el pasado Mundial practicaron un fútbol que podríamos calificar de total. Ese fútbol que hundió en lo más profundo a una Brasil que se las prometía muy felices en ‘su torneo’. Poco hay de ese imborrable 1-7. Thomas Müller, Bastian Schweinsteiger, Phillip Lahm, Mario Götze, Manuel Neuer… son suficientes nombres como para hacer frente a cualquier rival del planeta futbolístico y a la vez recursos usados erróneamente por el de Santpedor.

Porque Guardiola puede que sea el mejor técnico en la historia del Fútbol Club Barcelona, como así lo atestiguan los seis títulos conseguidos en ese inolvidable año 2009, pero no está cumpliendo ni de lejos las expectativas exigidas por Karl-Heinz Rummenigge, Franz Beckenbauer o Matthias Sammer, que buscaron con el técnico catalán seguir con la estela marcada por Jupp Heynckes.

Del juego directo mostrado por el Bayern del ex-técnico madridista, y que a la postre otorgó un triplete histórico para el club, apenas quedan rescoldos. Guardiola ha llevado al equipo a un estado de autocomplacencia que le ha hecho conformarse con dominar con puño de hierro una Bundesliga donde apenas tiene rivales, pero que cuando sale fuera de tierras germanas sufre (y mucho) para conseguir un buen resultado.

El partido de vuelta promete ser más de la misma canción. Bastante tendrá el conjunto de Baviera con no padecer otro bochorno en el Allianz Arena como el que aconteció el curso pasado ante los de Chamartín. Y se da por sentado que Guardiola tendrá que cambiar su estilo si quiere intentar una remontada harto improbable. Después de dos años y de rotundos fracasos en la máxima competición continental podría decirse que el juego que fue practicado por los Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Leo Messi y compañía no es aplicable más allá de los aledaños del Camp Nou. Si Pep no cambia su estrategia tal vez colme la paciencia en los despachos muniqueses y tenga que hacer las maletas para, quién sabe, cumplir su sueño de entrenar al Athletic de Bilbao.

10/05/2015

Anuncios

One thought on “Pep Guardiola, ¿realidad o ficción?

  1. jeje.
    Parecía que tenía buena pinta el artículo hasta que pone eso de “fútbol total” desplegado por Alemania en el Mundial. Como broma está bien, pero Alemania en el Mundial solo hace un gran partido, y es en semifinales.

    Y como apunte solo añadir que, para continuar lo del Bayern de 2013, hay que tener a las cuatro piezas básicas de aquel equipo: Robben, Ribery, Javi y Schweinsteiger. Que el escritor del artículo comente cómo está cada uno de ellos actualmente.
    Quitando a Robben, los otros tres muy por debajo de entonces.

    Está bien criticar, sobre todo con fundamento, pero el contexto no se puede obviar. Demasiado simplista.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s