Dani Alves y su cabeza de turco

Cabeza de turcoÁLVARO MÉNDEZ | Quedan pocas jornadas de Liga y, ante la persecución del Real Madrid, el eterno rival se mantiene firme en el verde. Nada parece alterar la triunfante trayectoria del Barça hacia el título. Los de Luis Enrique han llegado a la recta final en estado de gracia, frescos como las rosas de Sant Jordi y con el cartel de favoritos en las tres competiciones. Sólo las incoherencias que emanan de los despachos parecen alterar la actualidad culé, aunque esto se reduce al plano de la información, ya que la plantilla parece perfectamente impermeabilizada ante la torpeza.

Pero solo parcialmente. Y es que a veces la ineptitud aparece intramuros por un mal uso de aquellos instrumentos que, a priori, deben mejorar la imagen de una institución. El problema de las redes sociales es que saca a la luz todos nuestros errores, meteduras de pata y vergüenzas. Pero claro, no es lo mismo que éstos sean visualizados por unas pocas decenas de followers que por centenares de miles. O, concretamente, por 6’2 millones.

Que Dani Alves no brilla precisamente por su prudencia y discreción es de dominio público. Bravuconadas, provocaciones o gestos varios forman parte de su repertorio en una actitud que muchos califican como chulesca. Frente a esta imagen de ‘bad boy’ de los terrenos de juego, el futbolista intenta de vez en cuando reflejar en Internet su alma caritativa y su capacidad para empatizar con los que más sufren. El problema surge cuando, fruto de estas ansias por caer bien y unirse a la corriente, Dani Alves se mete en camisas de once varas.

“Reconozcamos el genocidio armenio”, rezaba el cartel con el que se fotografió hace unos pocos días. En el mundo en que vivimos, en el que cualquiera es susceptible de caer en el ‘sloganismo’, Alves se metió de lleno. Y, sin que sirva de precedente, acertó. El genocidio armenio supuso la deportación forzosa y el exterminio de un millón y medio de armenios —hay fuentes que hablan de más de dos millones— por el gobierno de los Jóvenes Turcos cuando el Imperio Otomano se fue apagando en tiempos de la Primera Guerra Mundial.

La fotografía de Alves se convirtió en un fenómeno viral y sus seguidores turcos se le echaron encima al tiempo que su acción llegaba a los despachos de la entidad azulgrana. Al fin y al cabo, Turquía —sucesora del Imperio Otomano desde 1923— no admite que se tratara de un genocidio ni que las muertes fueran el resultado de un plan de exterminio masivo, sistemático y premeditado dispuesto por el Estado otomano, sino que se debieron a las luchas interétnicas, las enfermedades y el hambre en pleno contexto de la Gran Guerra.

A causa de ello, las relaciones entre Turquía y Armenia siguen estancadas. De hecho, el país de la media luna y la estrella mantiene cerradas sus fronteras terrestres con sus vecinos ortodoxos desde 1994 debido a la ocupación armenia de Nagorno-Karabaj, un enclave estratégico en Azerbaiyán. Ahora bien, el reconocimiento o no del genocidio armenio supone también un conflicto diplomático permanente entre los dos países. Y Turquía no duda en señalar con el dedo a todos aquellos que creen en la versión armenia — la más real, según la inmensa mayoría de los historiadores.

De igual manera piensan las distintas empresas otomanas que patrocinan al equipo de la Ciudad Condal. Quién sabe si fue por la lluvia de insultos recibidos en las redes o por la presión que seguro ejercieron patrocinadores del Barça como Turkish Airlines o Beko, el lateral salió al escenario internáutico para disculparse por su desliz. Casi sin quererlo, su primer mensaje estaba cargado de razón, pero la geopolítica del fútbol le hizo rendirse y pedir perdón. Casi cortan su cabeza de turco por antiturco. Pobre Alves. Él no lo sabía.

29/04/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s