Territorio Aubameyang

Pierre-AubameyangÁLVARO MÉNDEZ | Ya es oficial. La Copa África 2017 se disputará en ese pequeño paraíso ecuatorial al que llega la brisa procedente del Golfo de Guinea llamado Gabón. Curiosamente, la pequeña república del centro del continente olvidado logró imponerse a dos candidatos que, a priori, eran claros favoritos no solo a nivel balompédico, sino también en el plano político. Tanto Argelia como Ghana partían con ventaja por motivos más que obvios al gozar de trayectorias realmente interesantes en el mundo del deporte rey, máxime cuando Libia había quedado fuera de esta carrera al vivir inmersa en una guerra civil. Pero, en un mundo que prima lo emergente sobre lo tradicional, Gabón se llevo el gato al agua.

Y es que existen razones de peso para ello. Ciertamente, los pupilos de Jorge Costa llevan tiempo en el punto de mira. La Selección de Gabón nunca ha estado a la altura de las grandes africanas como Costa de Marfil, Egipto, Camerún o Nigeria, pero en los últimos años se le ha empezado a ver como un rival a tener en cuenta, sobre todo teniendo en cuenta la irregularidad de la que suelen hacer gala los conjuntos africanos en las grandes competiciones. Al final promete más de lo que demuestra, pero parece evidente que, en un futuro no muy lejano, ‘las panteras’ lograrán superar los cuartos de final conseguidos en casa hace tres años y alcanzar como mínimo unas semifinales de la Copa África.

Es difícil prever cuál será la trayectoria de un combinado africano a dos años vista, pero parece más que posible que para 2017 las opciones de los gaboneses seguirán pasando por el larguiducho extremo Pierre-Emerick Aubameyang. Por encima de los mediáticos Reus, Mkhitaryan, Immobile o Kagawa, la cresta más adorada en Westfalenstadion es el auténtico líder de un Borussia Dortmund que esta temporada se ha visto inmerso en una larga y dura travesía por el desierto.

Indiscutible en el ataque que cada fin de semana elabora Jürgen Klopp, ‘Aubame’ lleva dos temporadas al mejor nivel. Aunque la herida provocada por la marcha de Robert Lewandowski tardará tiempo en cicatrizar, los quiebros del gabonés en campo rival, su larga y veloz zancada pegada a la línea de cal y su acierto de cara a puerta han contribuido en gran medida a insuflar pequeñas dosis de esperanza a un gris Dortmund que tiene casi imposible participar en competición europea el próximo curso. Con 18 dianas en 35 partidos, Aubameyang continúa en estado de gracia y parece confirmar que aquellas prolíficas dos temporadas en Saint-Étienne no fueron ni mucho menos un espejismo.

De mantener su nivel, Gabón contará en un par de años con un jugador experimentado capaz de liderar una Selección que apunta a lo alto. Si la economía del país continúa su trayectoria al alza gracias a las exportaciones de petróleo, se podrán mantener las inversiones en el fútbol base para crear una cultura balompédica capaz de generar beneficios a corto plazo. Además, Aubameyang y los suyos jugarán de nuevo en casa en la Copa África 2017, con la motivación de una afición con la pasión y la ilusión por bandera que sueña con dar la campanada. El fútbol teutón ya ha comprobado que lo de la ‘pantera de Dortmund’ no es flor de un día. Sólo falta que sus compatriotas sean conscientes de ello y formen un coro armónico que ejecute las órdenes dadas por el director ‘Aubame’.

15/04/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s