¿Regeneración?

REGENERACIÓNDAVID PALOMO“Comienza una nueva etapa. Vivimos un proceso de renovación. Se avecina un cambio de ciclo. La transición debe ser dulce. Es necesaria una regeneración. Hay que abrir paso a los que vienen por detrás. Miramos hacia el futuro”.

Todo lo anterior lo ha dicho Del Bosque. Después del batacazo que se pegó España en el Mundial, la consigna es vender el cambio. Está de moda y no le queda otra. Cualquier otra actitud sería penada. Así es la afición. O así es la patria, capaz de subir a los altares a Nolito por un par de buenos partidos con el Celta y ahorcar al mismo tiempo a la generación que lo ganó todo. Brasil fue un cisma, a pesar de que el populacho habría alineado a los mismos que el seleccionador en el choque contra Holanda. Pero eso da igual, es pasado. El futuro, dicen, se ha puesto ropa nueva. ¿Mejor o peor? ¿Es verdad lo de la renovación? Vamos a ver…

Portería. Aquí no hay discusión. Bajo palos sigue estando el mismo: Casillas. Él lo ha hecho todo en los últimos años: ha levantado las dos Eurocopas y el Mundial, pero también fue el principal responsable de la debacle en Brasil. ¿Merece seguir defendiendo la meta de España? Sí. ¿Está en mejor forma que De Gea? Ustedes dirán.

Defensa. Sergio Ramos aguanta desde la final de 2008, Piqué se incorporó en 2010 y Jordi Alba —lesionado ante Ucrania— hizo lo propio en 2012. Los tres siguen en la lista de Del Bosque y fueron titulares en la final contra Italia en la Eurocopa de Ucrania y Polonia. Sólo el lateral derecho —Arbeloa— ha cambiado. ¿Ha bajado el nivel? No. ¿Ha habido renovación? Muy poca. ¿Es necesario? Quizá no. ¿Dudas? Las que ofrecieron los tres en Brasil, titulares en el partido contra Holanda.

Centro del campo. Iniesta, Fábregas y Silva han estado presentes —de una u otra forma— en las tres últimas finales ganadas y Buquets salió de inicio en las del Mundial y la Euro de 2012. Los cuatro podrían ser titulares en España. El 50 por ciento de los hombres que juegan en la medular ya habían estado antes y pueden presumir de veteranía. ¿Novedades? Mario Suárez, Vitolo, Isco y Koke. ¿Renovación? A medias. Y suficiente tras ver el partido contra Ucrania.

Delantera. Sólo Pedro ha resistido el cambio. Morata y Juanmi son los nuevos Torres y Villa, a la espera de si Diego Costa, finalmente, algún día está sano antes de jugar con la Selección. Aquí la renovación es casi absoluta.

¿Conclusiones? No hay una renovación absoluta, pero tampoco es necesaria. Las piezas nuevas y las viejas deben convivir. Esta vez —aunque en este país no sea lo común— el gris le gana al blanco y al negro. Esa es la premisa y también lo más sensato. ¿Quién se puede resistir a juntar a Iniesta y a Isco? El fútbol, desde luego, no, y la Selección tampoco. España es muy dada a las revoluciones, para bien o para mal, pero esta vez la coyuntura obliga a una transición dulce con Del Bosque a la cabeza. Mucho se ha dudado de él, pero, ¿a alguien se le ocurre algún otro entrenador con solvencia que pueda sustituirle?

28/03/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s