#Mourinhistas vs #antimourinhistas

461779377  Football Hull City v ChelseaDAVID PALOMO | Hay nombres que despiertan emociones. Algunos más que otros. Las cosas como son. Todos no podemos ser iguales. De ser así, menudo aburrimiento. Por eso, hay personas que se hacen notar. O quizá, que llaman la atención sin hacer demasiado. Llegan a un sitio, se presentan y toman la palabra. Cuentan un chiste. O reflexionan en voz alta. O, simplemente, llevan una pulserita con los colores de su equipo. Y ya está. El resto se acordarán de su nombre. Para bien y para mal. Habrá quien los odie, pero también quien los adore. Así es el mecanismo humano. Nos movemos por filias y fobias. Sin pararnos a pensar. ¿Para qué? Es mejor actuar sin analizar las cosas. Uno se despierta y, de pronto, es #Torrista o #antitorrista#Guardiolista o #antiguardiolista, #Florentinista o #antiflorentinista, #Mourinhista o #antimourinhista. Y, aunque es divertido, también tiene sus consecuencias.

La semana se cierra con el triunfo de los #antimourinhistas. Así lo proclamaban en Twitter. Ya saben, que si el portugués es un fracasado, que si es un cagón, etcétera. Todos los adjetivos cariñosos que se les ocurran. Eso lo decían unos. Los otros, los #Mourinhistas, se reforzaron en sus convicciones, aceptaron que la religión no es perfecta y, la mañana posterior a la eliminación del Chelsea, despertaron asegurando que estaban con el míster. ¿Por qué? No pregunten, que está prohibido.

Todo lo anterior roza la hilaridad. Puede que sea Twitter, la LOU o la carrera de Periodismo. Quién sabe. Lo cierto es que es difícil encontrar a alguien medianamente neutral, a pesar de que no es difícil en este aspecto. Mourinho ha ganado 21 títulos a lo largo de su carrera, devolvió al Real Madrid a la élite del fútbol europeo y convirtió al Inter, un desastre de equipo, en campeón de Europa. Sus méritos son evidentes y, por tanto, hay que reconocérselos. Sin embargo, lo del miércoles es difícilmente justificable. El Chelsea estuvo con un jugador más durante gran parte del partido, vio como el árbitro miraba a otro lado en vez de expulsar a Diego Costa y cayó en la prórroga, superado ampliamente por su rival. ¿Alguien de los que ponen el hashtag está dispuesto a reconocer que fracasó? Contesten ustedes. O mejor dicho, ellos.

El fenómeno viene a cuento por lo ocurrido esta semana, pero es de lo más habitual, en todos los ámbitos: política, deportes y sociedad. A favor y en contra. Y ya está. #Podemitas, #Albertriveristas y #PdrSnchezistas. Y así se desarrolla la historia de España, entre el blanco y el negro, sin un gris que haga de contraste.

Dicho esto, hay quien prefiere callar, reflexionar, analizar y opinar. Ya saben, es mejor ser tonto y estar callado que hablar y confirmarlo. Perdón por la arenga. Es viernes. Disfruten. Y sólo una cosa: intenten eliminar los prejuicios. No siempre es fácil, pero lo agradeceremos todos. Seguro.

13/03/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s