Dignos herederos de la URSS

UzbekistanÁLVARO MÉNDEZ | Cuando a alguien se le menciona el nombre de Uzbekistán se corre el riesgo de provocar en el interlocutor una explosión conceptual en su intelecto. Pocos son los que serían capaces de situar dicho estado en un mapa político, y habría quienes, incluso, lo confundirían con Afganistán o Pakistán. Los más dotados seguramente serían capaces de localizarlo en esa nube de repúblicas exsoviéticas —junto con Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Turkmenistán— que se formaron al este del Mar Caspio cuando el gigante comunista se vino abajo el 25 de diciembre 1991, aunque casi ninguno podría comentar algún aspecto de importancia de este extenso país.

A pesar de su clara vinculación a Oriente, Uzbekistán mantiene intactas algunas de las tradiciones heredadas de la URSS, sobre todo en el mundo del deporte. La perseverancia, la disciplina y el trabajo duro son las señas de identidad de cualquier club, elementos que suponen la única salida balompédica en un país que, debido a la flaqueza económica crónica que sufre desde la independencia, carece de inversiones importantes en el deporte rey.

No obstante, hubo un tiempo en que Uzbekistán fue capaz de aportar futbolistas de calidad y gol a la Unión Soviética. De hecho, el mítico Berador Abduraimov llegó a ser el máximo anotador de la Liga en el año 1968 al anotar la friolera de 22 tantos y compartió vestuario con leyendas de la selección de la URSS de la talla de Lev Yashin. Sin embargo, la desintegración entrada la década de los 90 no supuso el fin. Desde entonces, el eje en torno al cual giró el fútbol uzbeko fue Maksim Shatskikh, seis veces campeón de Ucrania con el Dinamo de Kiev, club con el que logró ser el ariete de referencia con 97 goles en diez temporadas.

De hecho, la selección de Uzbekistán ha sido un combinado fijo en los cuartos de final de la Copa de Asia desde 2004, aunque su mayor logro fue el oro de los Juegos Asiáticos de 1994. Hoy en día, los ‘lobos blancos’ son un claro ejemplo de fútbol de equipo, en el que el grupo está muy por encima de las individualidades. Un auténtico coro cuya melodía depende sobre todo del papel que realizan aquellos futbolistas con experiencia más allá de las fronteras nacionales y que tratan de liderar cada una de las líneas del sistema. En esta edición del torneo asiático, Vitaliy Denisov —actualmente en el Lokomotiv de Moscú— se ha encargado de dirigir la defensa, mientras que Odil Ahmedov —mediocampista del FC Krasnodar— y Server Djeparov —ariete del Seongnam FC surcoreano— han liderado la construcción del juego y el ataque.

Aunque de nuevo no hayan podido pasar de cuartos, su presencia ha sido más que ejemplar. La eliminación ayer ante la todopoderosa Corea del Sur —a la que llegó a aguantar hasta la prórroga— era algo más que previsible. Evidentemente, no hay punto de comparación entre las inversiones que se llevan a cabo en el terreno de juego en ambos países, aunque no menos cierto es que el deporte rey continúa siendo una de las pocas alegrías debido a la falta de libertad que soportan sus ciudadanos. No en vano, el tirano Islom Karimov preside Uzbekistán desde su independencia y su mandato será recordado por la encarcelación continua de disidentes políticos, por la práctica de la tortura —llegando incluso a cocinar vivos a miembros de la oposición— y por promover la esterilización forzada de mujeres.

Pero, política aparte, el fútbol se erige en garante de la cohesión en un país que sigue buscando su lugar en el mundo del deporte. El objetivo, quizá, es repetir el cuarto puesto logrado en la Copa de Asia de Qatar 2011, aunque eso, de momento, tendrá que esperar. Por lo menos hasta que el Irán de los ayatolás se convierta en el centro del balompié oriental en 2019.

23/01/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s