¿Qué se debe a Torres?

torres-atleticoMARIO BECEDAS | Hay deportes de riesgo, como el puenting o las cenas de Navidad. Hay deportes nacionales, como la tertulia, el mitin de barra de bar o el “¡dejadme solo!”. Y hay deportes nacionales de riesgo, como opinar sobre Fernando Torres. Tanto ‘torristas’ como cicateros del ‘Frenando Torres’ son/somos una brizna de Guerra Civil, una pizca de bipartidismo y algo de arqueología de un eterno puente aéreo.

Dentro de la carrera hacía menos frío que fuera y en una magistral clase de Historia del Periodismo Español Mirta Núñez pronunció las palabras mágicas que glosó antes de la Revolución Masson de Morvilliers, un francés que no nos quería demasiado: “¿Qué se debe a España?”. Una duda existencial que ahora nos hacemos con el ‘Niño’.

Cuando en 2007 Torres se marchó al Liverpool, pese a la brecha social en la afición, club y jugador salieron ganando. Él había sido héroe en el ascenso y el mayor reclamo en el gélido retorno a Primera. El Atlético era un desierto en el que sólo Torres encontraba agua, lo que empezaba a crear un cierto desasosiego en las bases.

Atada la venta, el ‘Niño’ jugaría la Champions y aspiraría a ser la estrella de una Premier que ya empezaba a sobrevalorarse: aún no hemos terminado. Los rojiblancos consiguieron el bote divino con el que compraron la estirpe más rentable de delanteros de la historia: Forlán, Agüero, Falcao, Diego Costa y ahora Mandžukić. Un pacto perfecto que dejó una duda en el aire: ¿volvería algún día? Él dijo que sí.

Tras una ruptura difícil para el equipo de sus amores y un estallido de gloria para Torres en el Anfield de Benítez, el péndulo pronto varió la tendencia. Los colchoneros fueron volviendo a la élite mordisco a mordisco, mientras el ‘Niño’ comenzó un declive que, salvando la Eurocopa de 2008, le ha acabado postrando en unas nada gloriosas temporadas en Chelsea y Milan: Mourinho se quedó sin cuello negando su retorno.

Ahora es él quien más se expone y arriesga, regresando a un club que aprendió a vivir sin él para llegar arriba. Después de varias Europa League, una Liga y una final de Champions, ¿quién es el extraño? Un dilema que puede pesar a Torres como una losa pese al supuesto desenfreno de Simeone en solicitar su incorporación.

Abierta la veda para los iconoclastas que le sientan de suplente y para los feligreses que le ven robando al Madrid la Undécima, 2015 empieza tanto con un boom de camisetas nuevas y viejas en Melancólicos como con una incógnita que se destapará ‘partido a partido’: ¿quién debe más a quién, el Atlético a Torres o viceversa? En aprecio de su vida, pese a todo, no será la de un servidor la respuesta.

04/01/2015

Anuncios

One thought on “¿Qué se debe a Torres?

  1. Pingback: Lágrimas de Tuilla – Visiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s