Día 30

barcelona-navidadDAVID PALOMO | El día 30 es un poco como ese amigo tuyo que siempre va con el grupo pero que no pinta nada. Un chico que seguramente se llame Juan. O José. O Jesús. O Alberto. O David. Poco importa. En realidad, ni siquiera te acuerdas de su nombre. Incluso, de vez en cuando, sabes que te olvidas de llamarle para quedar aunque viva a dos calles de tu casa. Así de cruel es la existencia. Hay personas que nacen para no ser nadie. Y es una putada, lo sé. Pero así es. Toca asumirlo cuanto antes, por si acaso te toca ser uno de ellos. Son cosas que pasan. De repente, un día te levantas y te das cuenta de que eres un poco como Toni Cantó, la viva imagen del día 30, la reencarnación de tu colega en el calendario. Porque, seamos sinceros, no se puede esperar demasiado del penúltimo día del año. Es ley de vida. Uno no puede querer echarse novia a 48 horas de las campanadas. Ni siquiera que le despidan del trabajo. Esas cosas, si acaso, se hacen el día 2. No nos engañemos. La crueldad hay que reservarla para el 2015.

Por si todavía no lo han pillado, tampoco pueden esperar nada de este artículo. Ni de los que se publican en el periódico. Al fin y al cabo, si lo piensan, todos —también ustedes— tenemos otros 12 meses para intentar hacer algo mejor. Digo intentarlo, porque eso es suficiente. Si no que se lo digan al ‘Niño’, que llega al Atlético de Madrid a intentarlo. Y, en realidad, es lo mejor que ha podido hacer. Sería de locos que prometiera goles. Eso es cosa del pasado, por mucho que los #Torristas digan lo contrario. Qué le vamos a hacer. Por lo menos él es alguien. Seguro que a sus amigos no se les olvidaba llamar a Fernando para ir a jugar al fútbol, aunque sea porque lo hacía bien —en pasado—. O porque nos dio la Eurocopa —también en pasado—. A cada uno hay que reconocerle su valor. Y el suyo ha sido grande —perdón, otra vez, en pasado—.

Dicho esto, antes de que acabe el año, es necesario acordarse de Zubizarreta, uno de esos amigos que no pintan nada pero que dan un paso adelante para ser protagonistas. No porque descubriera a Suárez o a Rakitić, sino porque consiguió que llegaran Douglas y Vermaelen. Gracias, una vez más. Los tuiteros le debemos unas cañas. Al César lo que es del César. Hay que cortarse la coleta ante su gestión. O, mejor, quitarse un pendiente, como Pablo Iglesias. Cada uno hace lo que puede. Aunque unos lo hagan mejor que otros. Eso sí, siempre “partido a partido”: filosofía póstuma del 2014.

Llegado a este punto, no tengo mucho más que aportar. Y, seguramente, ustedes tampoco estarán en disposición de seguir leyendo. Su paciencia, al fin y al cabo, no es infinita. No lo digo yo, es una realidad. Como que el Madrid ganó su Décima Copa de Europa en el minuto 93. O que España hizo el ridículo en Brasil. O que los años nos han robado a Xavi Hernández. O que Raúl sigue vivo. O que Luis Aragonés, Di Stefano y Eusébio se nos fueron. O que Juan Tallón escribió un ‘Manual de fútbol’ digno de mención. O que Falso 9 cumplió dos años. O que hoy es día 30 y, por tanto, les corresponde estar con sus familias y no leyendo este artículo. En cualquier caso, si han aguantado hasta la última línea, feliz año 2015 por mi parte y por la de todos los que hacemos esta página web. Hasta pronto.

30/12/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s