“New York, New York”

raulFIRMA DE ALMA GÓMEZ | La presentación de Raúl como nuevo jugador del New York Cosmos bien merecía una rueda de prensa de etiqueta y escuchar a Frank Sinatra cantando “New York, New York” mientras el ‘7’, porque hay cosas que nunca cambiarán, entraba por una alfombra roja, entre aplausos y vítores, al hotel más caro y lujoso de la ciudad de los rascacielos.

Sin embargo, para Raúl el lujo es poder seguir jugando al fútbol, por eso le sobra la galantería y las muchas risas en su estreno en Nueva York acabaron siendo una buena anestesia para los que nos negamos a aceptar que más pronto que tarde acabaremos viéndole colgar las botas. Una ya la dejó irremediablemente en Madrid, “mi casa, mi club”, dijo en la presentación; con la otra le basta para seguir empujando a balonazos a su límite, pareciendo no querer alcanzarlo aún.

Y como si se hubiera ido a la pata coja, conquistó Alemania y a los alemanes. Le sobró tiempo para dejar su sello en Doha y ahora hace escala en Estados Unidos, siempre con Madrid en el horizonte. Porque aquí no olvidamos que hace un año, tres meses y 23 días regresaba, se ponía las dos botas y perfilaba la red que tanto le echa de menos, la del Santiago Bernabéu. Y sus brazos al cielo fueron ese abrazo que el fútbol, a veces, es capaz de darte sin tocarte.

Y Raúl nos ha dado demasiado como para no querer estar con él en su nueva andadura. Mandó callar al Camp Nou, marcó el Aguanís, abrió el marcador en la Novena, eliminó al Bayern de Múnich para ganar la Copa de Alemania y devolvió al Al-Sadd a lo más alto. Entre otras muchas cosas, a pesar de ‘no hacer nada’. Todo eso, en realidad, está muy bien para rellenar un álbum de fotografías, porque palabras ya no quedan, y aun así nos hace seguir sacando bolígrafo y papel a cada paso que da.

Con el final aún por escribir, Raúl ya forma parte de un nuevo equipo y de otra ciudad. Y los ‘raulistas’ le seguimos para continuar sumando imágenes a ese álbum que habla por sí sólo. Como si fuéramos del Cosmos de toda la vida, cantaremos goles que seguramente nos den más alegrías y recuerdos que títulos o victorias. Como si fuéramos del centro de Nueva York, seremos uno más. Ya lo cantaba Sinatra: “Today I want to be a part of it; New York, New York”.

14/12/2014

Alma Gómez es redactora de Diez Minutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s