Reverdeciendo laureles

SamAllardyceWestHamJULIÁN CARPINTERO | “Tres victorias en ocho días. Ningún equipo de la Premier League puede decir lo mismo”. Mientras intentaba esconder una sonrisa poco habitual en él, Sam Allardyce, el técnico del sorprendente West Ham, quería dejar claro que la entidad londinense atraviesa el mejor momento desde que él se hiciera cargo del equipo en junio de 2011. Y es que este antiguo zaguero nacido en los Midlands ha conseguido colarse con sus plebeyos hammers entre la alta aristocracia del campeonato inglés, donde son cuartos sólo superados por ChelseaManchester City y Manchester United. Un hito que los más viejos de Upton Park no celebraban desde los tiempos de Ron Greenwod, cuando fundieron los hierros de Inglaterra y parte de Europa a golpe de martillo.

Basta un simple vistazo a la clasificación de la Premier League para saber que algo está pasando en el país que dio vida al fútbol. Si bien nadie se rasgará las vestiduras al comprobar que el azul —tanto ‘blue’ como ‘sky’— da color a los dos primeros puestos de la tabla, algo más llamativo resulta ver a West Ham o Southampton ocupando el lugar que por tradición y presupuesto debería pertenecer a los Liverpool, Arsenal o Tottenham. Sin embargo, estos dos históricos clubes parecen haber emprendido una particular cruzada en cuyo camino están tratando de demostrar que el trabajo bien hecho y el corazón son capaces de igualar cualquier hándicap en lo que al ‘cash’ se refiere. Porque, aunque el cacareado reparto de los derechos televisivos esté más equilibrado en las islas que en cualquier otra parte del continente, no sería justo obviar que el Southampton haya tenido que hacer un equipo prácticamente nuevo ante la desbandada general que encabezaron Pochettino, Lallana, Chambers o Shaw; o que el renovado West Ham que sigue construyendo Allardyce —en cuyo staff técnico aparece la figura de Teddy Sheringham— haya sido capaz de desnudar las carencias de Rodgers o Pellegrini con un sistema de juego tan versátil que por momentos combina el ‘passing game’ con el fútbol más directo que busca el gol por el camino más corto.

Particularmente llamativo es el caso de ‘The Academy’, que el pasado verano acometió una reestructuración de su plantilla por la cual desembarcaron los puntas Enner Valencia —sensación ecuatoriana en el pasado Mundial—, Diafra Shako y Mauro Zárate; el pulmón senegalés Kouyaté; el hábil interior Amalfitano; el polivalente (y denostado en Barcelona) Alex Song; y los carrileros Jenkinson y Cresswell, además de Diego Poyet, el hijo del mito zaragocista Gus. Ninguno de ellos supera los 27 años, y entre cedidos y jugadores que estaban sin equipo la dupla de mandatarios que forman Gold y Sullivan apenas ha tenido que invertir 30 millones de euros. Por el contrario, hicieron la maleta veteranos como Alou Diarra, McCartney o Joe Cole, siendo el potente pivote Diamé el único eslabón de esa cadena por el que Allardyce ingresó dinero con su traspaso al Hull City. Así las cosas, la consigna parecía clara en Boleyn Ground: la juventud y el hambre deberían unirse a los mimbres con los que ya contaban; es decir, a los Nolan, Reid, Noble o Downing. Y el cóctel está saliendo rico, en apariencia y en gusto.

WestHam1860Munich

Dos goles de Alan Sealy ante el 1860 Múnich dieron al West Ham la Recopa de 1965, su, hasta ahora, único título continental junto con la Copa Intertoto de 1999.

Tanto es así que los aficionados con más solera de ‘the irons’ ya sueñan con repetir las gestas con las que el West Ham se hizo un nombre en el fútbol europeo de los años 60. ‘The glory years’, como es conocido el periodo, dio comienzo con el nombramiento de Ron Greenwood en el puesto de entrenador. Al cobijo de su regazo crecieron futbolistas de la talla de Bobby Moore, Geoff Hurst o Martin Peters, cuya dimensión es fácilmente entendible al repasar la Selección inglesa que se consagró campeona del mundo en 1966 en Wembley ante la RFA: no es que todos ellos fueran titulares aquel 30 de julio sino que entre Hurst (3) y Peters (1) marcaron todos los tantos ingleses, minutos antes de que Moore recogiera de manos de la Reina Isabel I el trofeo Jules Rimet que acreditaba a los inventores como campeones del mundo. De este modo, durante las trece temporadas en las que Greenwood dirigió al West Ham, los ‘hammers’ se desvirgaron a la hora de levantar títulos, pues alzaron sus primeras FA Cup —la de 1964 ante el Preston North End— y Charity Shield —esa misma temporada, compartida con el Liverpool— y, sobre todo, la Recopa de 1965, en la que hicieron doblar la rodilla al Múnich 1860 de Max Merkel. Pero Greenwood se marcharía a mediados de los 70 para dirigir a la Inglaterra post-Don Revie y, aunque el West Ham llegó a varias finales más en esos años, nada volvió a ser lo mismo sin él y sin los cachorros de aquella camada, que ya habían iniciado el ocaso de sus carreras. Siempre les quedó la espina de aquellas ligas que se fueron a Manchester, Leeds y Liverpool.

Volviendo a 2014, parece una imprudencia imaginar no ya que a José Mourinho se le vaya a escapar esta Premier League —la tercera de su carrera—, sino que en el remoto caso de que dicha hipótesis se cumpliera ésta fuera a parar a las vitrinas del West Ham, el convidado de piedra que se ha instalado en los puestos de acceso a la previa de la Champions League. Sin embargo, de momento todo fluye en las confluencias de las londinenses calles Castle y Priory, pues entre la euforia colectiva ‘Big Sam’ y Sakho fueron nombrados, respectivamente, entrenador y futbolista del mes de octubre, Downing ha regresado a la Selección y hasta el irreverente Andy Carroll parece haberse sumado a la causa tras superar una lesión. Por eso, y aunque la Premier sea una montaña demasiado alta como para ser escalada sin oxígeno en la mochila, tanto Europa como la FA Cup parecen cimas a las que es posible llegar a pleno pulmón. Al fin y al cabo, ellos ya han visto las nubes desde arriba.

09/12/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s