Volver a empezar

lucho-abelardoMARIO BECEDAS | Con la fuerza de los mares, rompiendo el viento, vinieron al mundo dos hierros de Gijón. Cosecha de 1970, apenas tres semanas de diferencia y, juntos, la capa que necesitaba el óxido de Mareo; ‘Pitu’ y ‘Lucho’, Abelardo y Luis Enrique, no se atrevieron a hacer el fútbol sin ser primero alguien en la casa: ‘playus’ desde la cuna, ‘yogurines’ bajo la borrasca de El Molinón.

Su recorrido neutralizado fue el último Sporting de los ochenta, una glosa olvidada de reindustrializaciones, reconversiones, noches de Quini‘, relatos de Antón Meana y el caminar de Antonio Ferrandis entre montones de recuerdos esparcidos por el Gijón de Volver a empezar.

El 89 fue la rampa de lanzamiento para los dos bravos canteranos: había que comerse los noventa desde el primer día. Enseguida cortó uno balones atrás y los despedazó el otro delante: los grandes no tardarían en llamar. Marchó primero ‘Lucho’, más aguerrido, más valiente y con el pómulo más dispuesto a la pelea. Había metido goles de arteria en el Sporting de Ciriaco Cano y el abúlico Madrid de Antić dispuso la libreta en partidaria entrega de exiguos caudales: 250 millones de pesetas.

Más tardó en irse ‘Pitu’, quizá más achantado, quizá más abnegado. Antes de que el Barça pusiera los casi 300 ‘kilos’ de rigor, Abelardo se reencontró con Luis Enrique fundiendo el oro en nuestra Barcelona’92. En aquella extraña selección española —Abelardo llevaba el ’10’— iba a estar la flor y nata de lo que iban a ser los noventa, eso que pasó antes de Cristiano y Messi y después de Maradona. Inmersos de rojo y gritando a la noche condal los goles de Kiko a Polonia los dos gijoneses iban a conocer al mito: Guardiola, que sólo tenía un año menos que ellos.

No tardarían los tres en coincidir en el Camp Nou, una camarilla de la que Clemente no pudo prescindir en España —por ahí anduvieron también Sergi, Ferrer y Nadal— y que vivió su época convulsa tras el segundo adiós de Cruyff del Barça. Los años harían que todos se fueran escalonadamente en el orden en que llegaron. Cada uno por su lado y todos para volver a empezar, como el propio Ferrandis buscando a su Elena bajo los focos de Garci.

Tras la patada de la bota italiana y las mieles flojas de Qatar, Guardiola iba a regresar a la casa; lo demás es leyenda. Por su parte, Luis Enrique dio la vuelta al mundo en biatlón, en triatlón, en barco, en elefante, en tren, hasta que tuvo que volver a empezar en La Masía, debajo de Pep. Un segundo regreso que no sería el último. Tras sentar a Totti en Roma y despertar a un Celta somnoliento de Segundas, ‘Lucho’ ha emprendido su tercer retorno a Can Barça en busca de una gloria que no pudo rozar: no tiene una Copa de Europa.

Más parecido a Ferrandis es el caso de Abelardo, que no se fue todo lo bien que quiso del Barça y que pretendió redimirse con un retiro glorioso en el Alavés junto a otro veterano, el gran Karmona. Pero los partidos acababan con un saco de goles y los aficionados le preguntaban que si cuatro o cinco al siguiente partido, por eso colgó las botas con un año todavía de contrato y se hizo entrenador para buscar las raíces en su primigenio Sporting. Sergi y Ferrer fueron a buscar las suyas más lejos —Recreativo y Córdoba— y así les ha pasado.

A orillas de Mareo, Abelardo ha ido construyendo paso a paso la Torre de Suso desde la que contemplar la fabricación del fútbol, un poco al modo de Luis Enrique con su extinto andamio, pero con más cautela, al fin y al cabo es ‘Pitu’. Desde el último escalafón, Abelardo llegó a técnico del primer equipo una vez despedido Sandoval y lo metió en los ‘play-off’ de ascenso a Primera, donde lo vuelve a tener ahora. Un pequeño y humilde logro mientras Luis Enrique busca la fórmula en el Barça y Guardiola en el Bayern. Pese a lo rimbonbante de estos nombres, no hay que engañarse por los destinos, que son siempre los mismos: es sólo cuestión de volver a empezar.

13/11/2014

Imagen: MARCA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s