José David López: “No hay nada en el mundo que permita contar historias con tanta pasión, fuerza y convicción como el fútbol”

IMG_1914_recortadaENTREVISTA A JOSÉ DAVID LÓPEZ | Casualidad o no, nuestro encuentro se produce un 23 de octubre de 2014. Justo el día en que Pelé se dispone a soplar las 74 velas que decoran su tarta, el calendario nos brinda la ocasión perfecta de conocer a este enamorado del mítico Brasil del 70. Y es que conjuntos como el formado por Gérson, Rivelino, Tostão, Jairzinho, Félix y, por supuesto, ‘O Rei’ conforman junto a Roberto Baggio el ideal futbolístico de nuestro interlocutor. Un compromiso con la excelencia que José David López supo trasladar al terreno periodístico gracias a la creación de El Enganche, proyecto que puso en marcha hace ya nueve años y no ha parado de crecer hasta convertirse en todo un referente para quienes desean alejarse del mundanal ruido que tantas ocasiones rodea al balón. Después de una temporada buscando una fórmula que les permita seguir cosechando éxitos permaneciendo fieles a su concepción original de la información deportiva, vuelven con más fuerza e ilusión que nunca. Naturalmente, no nos lo podíamos perder.

PREGUNTA: ¿Qué os lleva a Xisco —Francisco Ortí— y a ti a dedicar vuestros ahorros a crear El Enganche hace ya nueve años? ¿Dónde nace la idea?

RESPUESTA: Hace nueve años yo trabajaba en Goal. Allí conocí a Xisco, que llevaba ya dos o tres meses porque había entrado antes, y nos hicimos bastante amigos. Yo venía de estudiar de Argentina y, justamente, a través de una serie de contactos que hice allí me enteré de lo de Goal. Empiezo a currar y desde el principio tengo muy claro que lo mío es el fútbol internacional, pero mi idea va en torno a tener un lugar donde escribir lo que quisiera. Sí que es verdad que en Goal siempre me dejaron hacer más o menos lo que me daba la gana, pero yo necesitaba tener un lugar más personal de cara a crear mi propia imagen y, a partir de ahí, comenzar a escribir todo lo que me apeteciera.

¿Y por qué El Enganche? Sabía que se iba a llamar así por Roberto Baggio. De hecho, el primer recuerdo que tengo de fútbol es del Mundial del 90. Me acuerdo que todavía era pequeño y estaba con mi familia en casa, todos literalmente tirados en el suelo alrededor de la televisión y en penumbra total porque hacía muchísimo calor viendo a Lăcătuș en un partido de la URSS contra Rumanía. Un enganche, curiosamente. Esa misma noche o varios días después jugaron Italia y Austria y Roberto Baggio se salió. Era la primera vez que presenciaba un partido de semejante nivel. En la selección de Austria estaban de delanteros Polster y Rodax, que luego jugaría en el Atlético de Madrid, pero es que Roberto Baggio hizo un partido espectacular.

Es ahí cuando me empiezan a llamar la atención este tipo de jugadores que ponen la calidad, diferentes y creativos. El número ‘10’, en definitiva. Por eso siempre tuve lo de El Enganche en la cabeza. Bastantes años más tarde, de repente, tuve la oportunidad de conocer Blogger. Ni siquiera me había enterado de que existía. Lo encontré una mañana por Internet y no tardé ni diez segundos en abrirme un blog y bautizarlo como El Enganche.

RobertoBaggio

P: Parte de vuestro surgimiento se debe también al rechazo que os provoca lo que veis reflejado en los grandes medios. ¿Qué opinión te merece la información deportiva que se realiza en cabeceras como MARCA, As, Sport y Mundo Deportivo, o medios generalistas como El Mundo, El País y ABC?

R: En cuanto a los medios generalistas, no soy quién para opinar. Solamente leo El País. Y lo hago por costumbre, desde hace mucho tiempo, sobre todo por la columna de los lunes que hacía Enric González. En cualquier caso, me parecen los mejores que hay en la prensa española.

Tampoco es que exista un rechazo hacia el periodismo convencional. Yo respeto a todos los profesionales. De hecho, hay un montón de periodistas que me encantan. Lo único que puede no gustarme tanto es la forma que tienen de concebir el periodismo. Te hablo de Manolete, por ponerte un ejemplo claro. Muchísima gente piensa que únicamente sale en la televisión a pegar voces. En cambio, yo tengo el gusto de conocerle y es una de las mejores personas que hay en el mundo. Y te lo digo así de claro. No tiene nada que ver con lo que luego sale en televisión. Esa versión de Manolete no es la auténtica, sino un producto que los medios de comunicación quieren que veamos. Luego en persona es extraordinario. Y uno de los tipos más cultos que conozco. Cada día que iba a la SER me lo encontraba leyendo un libro diferente. La gente no se lo cree pero es totalmente cierto.

En resumen, que no hay rechazo, ni mucho menos. De hecho, se aprende un montón de ellos. Te aportan valores. Yo soy muy joven todavía y tengo que aprender una barbaridad. Lo que no comparto es la lectura que ellos hacen del periodismo. En ese sentido, el fútbol internacional también te permite ser un poco más analítico y diferenciarte del resto de la oferta periodística. Al final consiste en construir una identidad propia.

P: “Ha llegado el momento de ofrecer una alternativa”. ¿Cómo llega ese momento en que, por decirlo de alguna manera, decidís que tenéis que cambiarlo todo de cara a que no cambie nada y permanecer fieles a vuestro compromiso inicial de “escribir, debatir y crear textos libres bajo su propio foco”?

R: Hace aproximadamente un año Xisco y yo nos paramos a pensar. Yo estaba ya especialmente cansado del formato que había. No tanto del nuestro, en particular, como en general de lo que imperaba en el resto de webs. El caso es que llego a la conclusión de que el formato está caduco. De hecho, al colaborar con medios de comunicación de todo el mundo, también observo que la mayoría de webs ofrecen el mismo tipo de contenido. Ninguna goza de un valor añadido. No existe un imperativo de calidad. Entonces voy a hablar con Xisco y le digo que ya estoy harto, que si queremos que El Enganche sea potente de verdad teníamos que invertir. Ya luego veríamos si la cosa va para arriba o para abajo, pero definitivamente había que hacer algo. Y como Xisco suele dejarse llevar bastante por mí y yo le estaba comiendo tantísimo la cabeza, finalmente accede a que lo miremos. A partir de entonces nos tiramos un año hablando con mucha gente que trabaja en medios innovadores. Sobre todo en Estados Unidos. Luego fuimos aprendiendo nuevas ideas relativas a técnicas estrictamente periodísticas: narrativa, infografía, diseños… Cosas que yo no dominaba porque aquí nadie las había utilizado. Y si se habían aplicado, nadie lo había hecho, al menos, con una visión global.

Hace dos años que empecé a hacer reportajes de fútbol por el mundo en ESPN a través de una serie de documentales que se llama ‘Destino Fútbol’. Un producto muy parecido a ‘Informe Robinson’. Para mí tienen una calidad brutal y no creo que exista un programa de fútbol semejante. Esta experiencia profesional me enseñó muchísimo a la hora de producir mis propias ideas. Mi jefe en este programa era Martín Ainstein. Lo sigue siendo, de hecho. Nos conocimos en la Eurocopa de 2012. Dijo que le gustaban mucho las historias que contábamos en El Enganche por ser diferentes y quería que las llevásemos a la televisión. Para mí fue brutal. Y más para un canal como ESPN, que lo llevo viendo desde que tenía diez años. Ese encuentro me dio la fuerza necesaria para producir el tipo de historias que yo llevaba ya tiempo haciendo para la radio, a un nivel mucho menor, y empezar desde ese momento a ofrecérselas a la televisión más famosa del mundo del deporte. Me abrió las puertas de la televisión, me enseñó a hacer un programa con la máxima exigencia y encima me rodeó de gente buenísima. Porque Martín es bueno, pero su hermano, Damián, que es cámara y también edita los vídeos, es igual. Luego, simplemente, quisimos que todas las ideas que habíamos visto en Estados Unidos sobre periodismo y las que nosotros mismos habíamos desarrollado fuesen plasmadas en El Enganche.

P: Hablando de Estados Unidos y la viabilidad del proyecto, ¿crees que está el usuario español preparado para pagar por contenidos online? ¿Tenéis un plan B en caso de que las suscripciones no marchen como esperáis?

R: Sabemos que el choque cultural que existe en España con el pago por contenidos en Internet es el gran hándicap que tenemos. Pero yo lo defiendo diciendo siempre lo mismo. Siempre que he querido comprar prensa deportiva, he bajado al quiosco y he pagado el euro o lo que cueste comprar el periódico. Nunca he pensado que eso fuera un problema. Si quiero algo que es periodismo tendré que pagarlo. No he entendido nunca por qué no es así.

Una de las grandes ideas que hemos tenido es reivindicar el papel del periodismo. Todo el mundo cobra en El Enganche desde el principio, aunque nos vayamos al pozo. Si no, no seríamos fieles. Si queremos crear un nuevo medio no podemos seguir lo que estamos criticando. El Enganche es un servicio periodístico de calidad diferencial que, evidentemente, requiere un desembolso enorme para poder rendir a ese nivel de exigencia tanto de periodismo, como de diseño, de guión o de cámaras. Tienes que producir, gastar dinero en vuelos, en dietas, equipos… Un reportaje como hicimos de Valderrama en nuestro primer número te puede costar 800 o 900 euros. Y eso con amigos periodistas que te van a ayudar. Por eso no entiendo por qué no se va a pagar por un servicio de calidad.

CarlosValderrama

P: Muchas veces se tiende a identificar el producto de calidad con el papel, con lo impreso. ¿En qué medida se puede conseguir eso mismo con un soporte digital? ¿Crees que el papel es un soporte caduco? ¿Quizá por eso le dais tanta importancia a los vídeos?

R: No creo que esté caduco, pero no te permite generar la sensación periodística que sí te permite la web. En España, el choque cultural del que hablábamos antes lo identificamos con algo tangible. Cuando pagamos queremos recibir algo material. Pero no lo entiendo así. Se trata de ofrecer un servicio periodístico, un entretenimiento de calidad. Como el cine, por ejemplo. No sólo lo veo lógico, sino ético No creo que la prensa esté caduca, pero nunca va a contar con vídeos ni ilustraciones de mayor calidad ni tampoco con una serie de aportaciones que el periodismo web sí te permite y al mismo tiempo no está rentabilizando. El Enganche ha intentado reunir todo eso que no se está explotando como se debería y lo reivindica de una manera global.

P: Vosotros que reivindicáis también la anécdota como categoría propia, ¿son historias como la de Martin Ødegaard, que debutó hace poco en partido oficial con Noruega con apenas 15 años, las que os sirven como excusa para hablar de fútbol?

R: Sí, la verdad. Me voy a repetir pero digo siempre lo mismo. Lo que hacemos es buscar excusas para contar historias. Creemos que el fútbol es el elemento comunicador por excelencia. No hay nada en el mundo que pueda permitir contar historias con tanta pasión, fuerza y convicción como el fútbol. Historias de superación, obstáculos, solidaridad, rechazo, conductas complicadas, que gracias al fútbol han prosperado de mil maneras. Desde un equipo de albinos en Tanzania que son perseguidos para desmembrarlos hasta uno de enanos en Brasil que se llama Gigantes del Norte. Ese tipo de historias al final son las que están ejerciendo una presión para reivindicar una serie de valores.

P: Hemos visto que también habéis denunciado las condiciones de vida de las mujeres con el tema del SIDA en Swazilandia, y lo habéis hecho con el fútbol como excusa. Definitivamente, sois un proyecto valiente.

R: Para mí esa misma historia es un guión para una película de cine. Incluso se ha hablado de llevarla a la gran pantalla. Tiene mucha fuerza. ¿Por qué? En un país que casi nadie conoce, donde los derechos de la mujer son nulos —tanto es así que cambian una cabra por una mujer— pues resulta que el dictador de ese país elige cada año a una mujer en un ritual en el que van sólo vírgenes y las reúne en el campo de fútbol donde un grupo de chicas ha conseguido la mayor goleada de la historia de un equipo femenino en todo el mundo. Esas chicas han sabido sacar provecho al fútbol. Lograron que lo único que se conociese del país al margen de su dictador fuese el fútbol. La historia esconde una mezcla de valores enorme. Un montón de radios y periódicos de todo el mundo han contactado con nosotros porque les ha encantado. Un reportaje enorme.

P: En ese sentido, ¿cuál es la historia que habéis contado de la que te sientes más orgulloso a nivel personal?

R: Es complicado acordarse porque llevamos nueve años escribiendo. La de las chicas de Swazilandia me parece una de las mejores. Y ahora la hemos podido vestir bien. En el formato de antes era bonito, tenía su extensión, pero no lucía como ahora. Pero ya te digo, hay muchísimas. Es difícil recordar.

Realmente, lo más arriesgado es juntar historias que casi nadie conoce. Consiste en una lucha más interna que otra cosa, donde el fútbol tiene una cualidad que no es tan analítica ni estrictamente futbolística. Se trata de una cuestión más cultural y social que acaba rompiendo barreras. Entonces el fútbol se convierte en una herramienta que consigue cosas que ningún otro deporte podría imaginar.

P: Siguiendo con los contenidos de El Enganche, todos los artículos del primer número son sobre fútbol internacional e historias vinculadas con el pasado ¿Tendrán cabida el producto patrio y los contenidos de actualidad en el futuro?

R: Sí, lo que ocurre al salir quincenalmente es que resulta muy difícil tener actualidad. De hecho, es una de las cosas que no queríamos porque creemos que te condena de alguna forma. Te condena por no poder contar las historias con la profundidad que merecen. Es lo que ocurre con muchos medios. El hecho de publicar a diario no permite que un periodista se pase diez o 15 días metido de lleno buscando una historia.

Un ejemplo muy claro es la historia del Brasil del 70 que recogemos en el primer número. Nadie ha tratado eso así. Todo el mundo sabía que ese equipo tenía jugadores de ataque, pero lo que nosotros hemos hecho ha sido contar que cinco jugadores que en algún momento fueron el ‘10’ de su equipo a título individual se juntaron. ¿Cómo se reunieron en una selección cinco enganches si hoy en día la mayoría de sistemas tácticos no permite ni que juegue uno? Encima lo consigue Brasil. Y lo hace en un contexto donde dos meses antes habían despedido al seleccionador, que había salido con una pistola amenazando a la prensa cuando él era periodista. Porque Saldanha fue un periodista de fútbol que pasó a ser seleccionador.

Se trata, en definitiva, de contar una historia que mucha gente sabía que existía, pero desde un foco que nadie había adoptado. Además, incluimos una galería de ilustraciones y de vídeos con Dunga hablando de lo que representa todo eso para la actual Brasil. El simple hecho de entrevistarle constituyó un verdadero milagro.

Brasil1970

P: Como experto en fútbol internacional, ¿cuál es la liga del planeta que te resulta más atractiva y por qué?

R: A mí la liga que más me gusta desde siempre es la Bundesliga alemana. La veo desde que tenía siete u ocho años, cuando era pequeñito y la ponían en Telemadrid. Yo vivía en Talavera de la Reina, que al no estar muy lejos de Madrid, permitía coger la señal. Así que los sábados, cuando me quedaba en casa de mi abuela porque mis padres se iban a trabajar y daban las ocho y pico de la mañana, me subía a ver los partidos que se habían jugado ese viernes por la noche, aunque no tenía noción de que se hubiesen jugado el día anterior. Y así empezó a encantarme la Bundesliga, hasta el punto de que enseguida me enamoré de otro enganche: Mehmet Scholl. Hace unos años llegué a escribir un artículo sobre él donde contaba por qué representó tanto para mí. Le llamé ‘El teutón de mis sábados’.

P: Al hilo de esto, durante los últimos años parecía que la Bundesliga era el modelo de competición a seguir, pero viendo que el Bayern la puede ganar mañana mismo o lo fácil que lo hizo el año pasado o con Heynckes, ¿se nos ha caído el mito?

R: Para mí es la liga más apetecible por el organigrama que tiene. Vieron que les iba mal tanto a nivel de clubes como de Selección, a pesar de quedar segundos en el Mundial de 2002, algo que dice mucho de la exigencia altísima de Alemania, y deciden reformar absolutamente todo el organigrama deportivo: obligan a los clubes a tener cantera y a invertir dinero en ella, crean instalaciones nuevas, contratan personal adecuado, instauran una serie de nuevos valores, entra un nuevo seleccionador… Todo coincidiendo con un momento de mucha fuerza institucional que les permite ser anfitriones del Mundial de 2006, lo cual ha generado una expectación y una cultura de fútbol que quizá no se daba tanto en Alemania y hace que hoy se llenen todos los campos y que 20.000 aficionados del Borussia de Dortmund vayan a Berlín porque su equipo juega allí el fin de semana, por ejemplo. Una brutalidad que no existe en ningún otro sitio de Europa. Ni siquiera en la Premier.

La liga inglesa posee romanticismo, nos encanta a todos, pero la Bundesliga tiene algo nuevo. Es una cultura que siempre estuvo, con una Selección siempre más fuerte que la inglesa, porque Inglaterra era más bohemia pero no ha tenido el nivel competitivo de Alemania. Un país que gracias a ese nivel de exigencia es capaz de evitar que el negocio se meta en el fútbol. Porque, insisto, es la única liga que impide que se metan manos extranjeras. No hay capacidad para que un jeque compre un equipo alemán. Tampoco es casualidad que en la liga que más ha crecido y que más dinero está generando no surja ningún jeque que quiera aprovecharse de ello. En Inglaterra ocurrió justo lo contrario. Empezó a generarse muchísimo dinero, abrieron manga y allí se han olvidado del romanticismo y de un montón de valores. Y eso es algo que Alemania no va a consentir. Por eso me gusta la Bundesliga.

P: Vosotros, que tenéis ese puntito de equipo revelación, ¿hasta cuándo creéis que durará el sueño del Paderborn en Alemania o el del Ludogorets en Europa?

R: Diría que es un milagro que pasen cosas como la del Ludogorets. Justo el otro día puse en Twitter que el Ludogorets mereció más en la primera jornada de Champions contra el Liverpool, mereció más contra el Madrid y al fin consiguió algo contra el Basilea, donde se vio que fue mucho mejor. Y del Paderborn, más o menos igual. Tiene una historia buenísima, la de un jugador que atracaba bancos. Es un turco que fue a la cárcel por atracar sucursales. Contaremos la historia con más detalle en El Enganche. No me tumbéis la historia (sonríe).

En resumen, que creo que el Paderborn ya ha cumplido el sueño de llegar a Primera. Para el Ludogorets llegar a la fase final de la Champions ni os cuento lo que significa. Precisamente, el gran mérito de estos equipos es llegar, porque tienen más obstáculos que nunca. Si ahora mismo se habla de que Bayern de Múnich, Real Madrid y Barcelona han mostrado una solidez enorme respecto a equipos de primerísimo nivel como Roma, Liverpool o Ajax en tres jornadas, está claro que hasta la Champions se queda pequeña para un montón de clubes. ¿Por qué? Porque se ha abierto manga, no hay equilibrio y eso hace que se pierdan valores románticos y que disminuya la competitividad. Al final vamos a conseguir que ese proyecto de Superliga Europea del que tanto se ha hablado acabe realizándose. Ojalá que no, porque creo que la competición perdería un montón de valores. Pero que el Ludogorets esté en Champions lo aplaudimos todos. No será porque no le han puesto obstáculos y zancadillas para que no llegue. El mero hecho de que sus jugadores puedan vivir las sensaciones de jugar en Europa es brutal.

Bulgaria Soccer Europa League

P: Llegados al ecuador de la fase de grupos de la Champions, ¿hay algún conjunto al margen del Ludogorets que te haya sorprendido?

R: Creo que no, porque, si no me equivoco, el Ludogorets eliminó al Steaua de Bucarest y eso ya fue sorprendente. Era de las eliminatorias de las que podía salir alguna sorpresa. El que me da pena que no se meta nunca en la fase de grupos es el Red Bull Salzburg, porque ha invertido todo el dinero posible. Y me da pena por otra cuestión: el dueño de Red Bull, que se está ganando dinero en todo el mundo para tener equipos buenos y ninguno le está saliendo como desea. Me da lástima por el fútbol austriaco, no por el empresario. A un empresario de ese tipo no quiero que le vaya bien nunca. Simpatizo con ese equipo, sobre todo, porque, si bien es verdad que no me parece bien a nivel continental, en Austria ha logrado cosas que normalmente es difícil conseguir.

También me da pena, por ejemplo, que pueda llegar un día en que la Eredivisie no tenga ningún representante en Champions. Al final, por culpa de esa política de coeficientes, incluso el Ajax tendrá que pasar una fase previa de clasificación para competir en Europa. Le pasa también a Bélgica, que solamente tiene al Anderlecht con gente joven. El espectador lo que quiere es ver a los equipos que considera más potentes. Prefieren al octavo de la Premier al primero de Suiza. Particularmente, no estoy para nada de acuerdo con que el cuarto de una liga tenga prioridad frente a un campeón de una liga, como el Celtic.

P: ¿ Cabría la posibilidad de que algún tapado se alce con el triunfo en Berlín o lo fiarías todo a los Real Madrid, Bayern de Múnich, PSG, Barcelona o Chelsea?

R: Barcelona, Bayern y Real Madrid están por encima de todos. Junto a ellos metería a Chelsea. Justo un escalón por debajo estarían Atlético de Madrid y PSG. En ese sentido, creo que el PSG es el típico equipo que acabará siendo campeón de Europa. Tiene un organigrama deportivo que es muy importante.

P: Cambiando de tercio a decepciones recientes, ¿podrá Louis van Gaal articular al equipo y devolver al Manchester United a la gloria o seguirá planeando la sombra de Ferguson sobre él?

R: Espero que sí porque es mi equipo. En España soy del Madrid por afinidad familiar y luego le tengo mucho cariño al Betis porque fue la primera camiseta que me regaló mi vecina cuando era pequeño. Pero soy del United de siempre y sufro mucho cuando no gana. Pero tengo claro que iba a existir un vacío cuando se fuera Ferguson. La culpa de la mala temporada que hicieron el año pasado no fue tanto de Moyes como del hecho de que la mayoría de incorporaciones se produjeron a última hora. Este año creo que se han fichado mejor, pero también a última hora. De ahí que el United haya perdido tantos puntos a principio de temporada. Quizá si hubiesen fichado antes no los habrían perdido. Al final me imagino que presentará batalla porque no deja de ser un clásico. Y espero que en unos años vuelva a estar en la élite. Para mí Real Madrid y Manchester United son los clubes más grandes en el mundo. Y cuando vas al extranjero eso se aprecia.

P: ¿Hasta cuándo crees que durara la crisis del Calcio?

R: El Calcio no ha sabido valorar bien las competiciones extranjeras. Un día que llegamos a hablar con Sacchi nos comentó que se había dado cuenta de que los equipos italianos están jugando sólo para el domingo a domingo. No quieren saber nada del resto. Tampoco les ha importado el hecho de no haber evolucionado como sí lo han hecho en otros países. Han creído en sus ideas, invirtiendo muy poco, con estadios vetustos, muchos problemas de corrupción… Todo eso ha contribuido a que se hayan quedado anticuados y que la Bundesliga les haya robado la plata. A medida que una competición crecía, la otra decrecía al mismo ritmo. Y ahora Portugal está muy cerca de Italia. En estos momentos sólo disponen de tres plazas de Champions y sólo se han clasificado dos. No tienen dinero ni capacidad de atracción. Durante los años 80 y 90 disfrutaron de los mejores jugadores del mundo. En cambio, hoy tienen que llevarse a Fernando Torres con 30 años rebotado de todas las experiencias posibles.

P: Zidane, Valderrama, Sócrates, Ronaldinho, Le Tissier, Riquelme, Maradona, Gullit… Salvando a Baggio, ¿cuál es el mejor enganche que has visto en un terreno de juego?

R: Baggio es el mejor con mucha diferencia sobre el segundo. Representa mucho para mí. En primer lugar porque fue mi primer recuerdo relacionado con el fútbol. También ayuda que a los pocos meses de fijarte en un jugador le concedan el Balón de Oro. A mí me gustaba mucho Italia y Baggio era muy mediático.

Sócrates también me encanta porque tuve que hacer un reportaje para ESPN después de su muerte y conocí a toda su familia y amigos. No se trataba de un simple jugador, sino que también era un intelectual que acabó falleciendo como todos los bohemios. Si a Van Gogh le dio por cortarse una oreja, a Sócrates le dio por beber hasta que se mató.

P: Dinos el jugador poco conocido, juegue o no como enganche, que más te ha impactado en lo que va de temporada.

R: Cada vez resulta más complicado enterarte de ese tipo de cosas porque sólo vemos las grandes ligas. Pero Tadić, por ejemplo, del Southampton, lo está haciendo genial. Es un jugador que llevábamos años viéndolo en la Eredivisie.

DusanTadić

P: O sea que a ti no te ha pillado tan de sorpresa como nos podía pillar al resto…

R: Sí, yo creo que Tadić puede ser uno de ellos. Sobre todo porque todo el mundo pensaba que el Southampton se iba a venir abajo después de quitarle tantísimos jugadores. Y metería ahí a Pellè, quizás. Lo que pasa es que Pellè era un poquito más conocido, pero en Italia hoy no salen jugadores demasiado reconocidos como para decir si ha sido un jugador diferencial. En España creo que hay un término de demasiada diferencia entre los grandes y los pequeños. Si nos movemos un poco más, me puede llamar puntualmente Gaudino, del Bayern, pero son chavales que están todavía por hacer. Por eso digo que Tadić ha llamado mucho la atención.

P: ¿Y el entrenador más estimulante en este inicio de curso?

R: Ahí sí que lo tengo claro. Bielsa no porque ya le conocíamos, seguramente. A mí me ha llamado la atención Roger Schmidt, del Leverkusen, que hablaba antes del Salzburgo, de ese Salzburgo que por eso me gustaba tanto el año pasado, y este año todo el mundo le ha conocido en un Leverkusen casi suicida, diría, porque es capaz de lo mejor y de lo peor. Parece Thomas Schaaf en su día, porque juega con la defensa adelantadísima. Arriesga tanto que el otro día gana 0-3 a un Stuttgart lamentable que, sin embargo, es capaz de empatarle después en la segunda parte. Pero a cambio ofrece una serie de nuevas ideas que le vienen genial a un equipo como el Leverkusen o le vienen genial a la Bundesliga, en general, como presionar altísimo, jugar con extremos, un enganche que es Çalhanoğlu, el turco, muchísima movilidad y dos mediocentros que se matan, en el sentido de que tienen muchísimo recorrido, tanto como para llegar a presionar como para ser el primero en sacar la pelota desde atrás. Y, además, esto con laterales larguísimos los dos, porque juega Jedvaj, el croata, por ejemplo, por la derecha, que es una máquina en ese sentido; por la otra juega Boenisch, que no es lo mismo, pero que también tiene mucha llegada. Entonces esto es así por planteamiento y, sobre todo, por hacerlo con un equipo del que, teóricamente, nadie iba a esperar nada nuevo y en una Liga en la que quizá tácticamente es de las más pobres. Si hace un rato alababa muchas cosas de la Bundesliga, una de la que menos quizá es que tácticamente es de las más pobres. Yo no soy un enamorado de la táctica, también lo digo. No es lo que más me gusta del fútbol. De hecho, cada vez que veo un partido de baloncesto y escucho al comentarista siempre me acuerdo de ‘Chichi’ Creus porque antes de sacar de banda ya estaba diciendo todos los movimientos que iban a hacer los jugadores. Y sucedía tal cual lo contaba. Yo espero que eso en el fútbol nunca pase, porque si ya sabemos todo lo que va a pasar es que todo es una pizarra. Y si todo es una pizarra, no quiero saber nada del fútbol.

P: Habláis en la web del Milan de Sacchi, del Barça de Guardiola y al mismo tiempo del Zaire del 74, de San Marino, como ejemplos de equipos a los que os gustaría parecer. Si tú tuvieses que elegir no un equipo, sino un once, para la historia, ¿cuál sería?

R: ¿Un once de portero a delantero? Es complicado. Yo como equipo de referencia me quedo con el Brasil del 70, no es casualidad que justamente apareciera, pero por decirte los que, por ejemplo, nunca podrían faltar, no todos, pero algunos que no podrían faltar nunca serían Roberto Carlos, para mí el mejor lateral que seguramente vaya a haber jamás, no creo que haya alguien que aporte tantísimo como aportaba Roberto Carlos desde la banda; un Paul Scholes tampoco creo que faltaría… Evidentemente toco más los que yo he visto, no tanto como otros, y luego por lo que de verdad representa que quizá creo que está un poco infravalorado es Alfredo Di Stefano. Igualmente he podido conocer bien su historia por ese reportaje que tuve que hacer y ver a rivales suyos diciendo realmente la revolución que supuso para el fútbol… Un tipo que le tenemos en la cabeza como recordado con tripa siempre o no demasiado físico, resulta que fue el primer gran jugador que jugaba en todas las posiciones. Hoy se dice que hay llegadores, que hay mediapuntas, que hay enganches, que hay delanteros… Es que Di Stefano conocía todo. Sacaba la pelota, llegaba a rematar, era el que daba el pase final… Yo creo que Di Stefano, sin ninguna duda, estaría. Yo creo que hay tres o cuatro jugadores que fijo que estarían, y luego alguno que, evidentemente por las prisas, se me va a olvidar y que me encantaría decirte.

P: Igualmente me traes a Orwell, Guy Talese o Tintín como periodistas de referencia. ¿Por qué?

R: Con eso intentábamos reflejar en nombres lo que nosotros tenemos en la cabeza. Fran Alameda es uno de los que están en la web y fue el que dijo lo de Tintín. Sobre todo, nosotros aportamos lo demás y él en esa frase puso lo de Tintín. Lo que queríamos es demostrar que el chico joven, el que quiere hacerse su hueco, el que viene desde abajo, tiene una serie de referentes como para poder hacerse ese sitio, finalmente.

P: ¿Un falso 9 poco conocido de tu cosecha?

R: Es una lástima que últimamente nos están dejando sin enganches. No hay casi ninguno. A mí me gustaba mucho, a ver si me acuerdo del nombre… Yo le llamé ‘La Perla del Mar Negro’ cuando escribí de él y era Tsymbalar, un georgiano que jugó en el Spartak de Moscú de los 90. Ha muerto hace poco, por cierto, hace un par de años. Era joven todavía, pero me parece que se había metido en política y murió hace poco. ‘La perla del Mar Negro’ le llamé al post y ese jugador tenía un disparo brutal y era llegador. Es de los primeros enganches poco conocidos y, además, por pertenecer a la antigua Unión Soviética, creo que por eso nunca va a pasar a ser un enganche muy conocido. Nos vale también como falso 9.

P: ¿Y el mejor futbolista que hayas visto nunca en esa posición?

R: No pude verle, pero seguramente Maradona. Bueno, he visto muchas cosas suyas y tuve que hacer un reportaje sobre él y lo que representaba en Nápoles, sobre todo. Pero a mí, a nivel personal, Baggio tocó muchas cosas. Luego hay otros jugadores que igualmente no son tan conocidos, pero que para mí tuvieron mucha trascendencia, como Brolin, el sueco. ¿Por qué? Porque para mí el Mundial del 94 significaba mucho. Yo siempre que recuerdo ese Mundial me acuerdo de Larsson por las trenzas y era la primera vez que yo tuve contacto con él. Me encantaba. Como enganche, Baggio sin ninguna duda, pero ha habido muchos muy buenos. Pero es una verdad lamentable que nos vamos a quedar sin un rol ya caduco. A Le Tissier también le metería, desde luego.

02/11/2014

Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (06/10/2012)
– Fran Guillén (20/10/2012)
– Nacho Labarga (04/11/2012)
– Fermín de la Calle (18/11/2012)
– Rubén Uría (02/12/2012)
– Susana Guasch (16/12/2012)
– Luis F. López (14/01/2013)
– Martí Perarnau (27/01/2013)
– Roberto Palomar (10/02/2013)
– José Manuel Díaz (24/02/2013)
– Gaby Ruiz (10/03/2013)
– Guillermo G. Uzquiano (24/03/2013)
– Roberto Hernández (06/04/2013)
– Petón (21/04/2013)
– Menottinto (05/05/2013)
– Nayim (12/05/2013)
– Eleonora Giovio (02/06/2013)
– Quique Peinado (15/06/2013)
– Revista Líbero (25/08/2013)
– Diana Sanchidrián (08/09/2013)
– Eduardo J. Castelao (22/09/2013)
– Pablo Gómez (13/10/2013)
– David Sánchez (26/10/2013)
– Alberto Rubio (10/11/2013)
– Fernando Evangelio (24/11/2013)
– José Miguélez (08/12/2013)
– Toni Padilla (22/12/2013)
– Eduardo Rodrigálvarez (26/01/2014)
– Miguel Ángel Violán (09/02/2014)
– Antón Meana (23/02/2014)
– Juan Tallón (09/03/2014)
– Rodrigo Arias (23/03/2014)
– Ander Izagirre (06/04/2014)
– Diego Torres (27/04/2014)
– Juan Esteban Rodríguez (11/05/2014)
– Juan Castro (01/06/2014)
– Luis F. López (24/08/2014)
– Martí Perarnau (07/09/2014)
– Gemma Herrero (19/10/2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s