Kempes ‘Corazón’

kempesMARIO BECEDAS | Nunca ejercitó el descabello sobre toro alguno, pero para siempre será el ‘Matador’. Llega un momento en la trayectoria de todo gran futbolista en que, a raíz de un partido, se tiene que convertir en estatua. Y eso le sucedió a Mario Alberto Kempes aquel 25 de junio de 1978 en que anotó en la prórroga y un Monumental mar de ilusiones y derivas lo cubrió todo con el primer Mundial de la Argentina.

No quiso ser un ‘9’ puro Kempes, que tras su infancia de ‘Panzón’ en las canchitas de Bell Ville aspiró a ser un ‘5’ con mucha clase, o al menos eso le contó a Cayetano Ros. Falseó su nombre en las pruebas para rebajar su incipiente mito y le pidieron que fuera ‘10’ cuando no podía dejar de devorar el área. Fue canalla‘ en Rosario y saltó a la España de la Transición sin pasar por Buenos Aires, pecado de aluvión en la barriada lunfarda. Pasieguito lo quería.

Dos años le bastaron en el Valencia más autonómico para lograr dos Pichichi. Fue la devoción de una parroquia ‘ché’ que llevó la huerta a la capital con la Copa del Rey que el ‘killer’ vestido de ‘senyera’ robó al Real Madrid. Después vendría Di Stéfano y la Recopa del 80 ante el Arsenal, cuando Kempes marró el penal pero ya había roto el registro, una vez más.

De aquellos tiempos le recuerda el periodista Julio César Iglesias por “la percha de sus clavículas” al irrumpir en el balcón del ataque o por las locas crines al viento que corrían desesperadas hacia el gol. Las estampidas de un hombre que “atropellaba búfalos” al pisar campo contrario. Justo lo que ocurrió en el mentado 78, cuando a Menotti se le acabó la ceniza del cigarro decidiendo si otorgarle la vanguardia, cosa que al final hizo. “No diga Kempes, diga gol” sería el corolario.

Tardó, pues, en abrir la lata en el Mundial del que fue campeón y máximo realizador. Antes de ser leyenda por la estampa más bella plásticamente que nos ha legado el fútbol con los rollos de papel higiénico volando por el Monumental, la afición le pidió que se rasurara el bigote, que así anotaría. Y lo hizo, afeitar y marcar. Pero esquivo, Kempes vivió la alegría a su modo, lejos de las antiparras con mosca de Videla, lejos de los gritos torturados de los sótanos de la Escuela de Mecánica de la Armada. Valdano le situó cazando perdices fuera del mundo.

No se demorarían los achaques de la vida. La pequeña aventura en River. El extraño regreso a Valencia. Las silenciosas despedidas. Los años de olvido. El periplo en el fútbol sala de la mano del Autocares Luz. El escarceo con el Hércules. La pesadumbre del recuerdo. Y la miseria. Porque Kempes entrenó a equipos de Albania, Austria, Chile, Indonesia, Venezuela o Bolivia pero se quedó sin un ochavo y hubo de regresar a casa de sus viejos. “Para seguir viviendo tengo que conseguir trabajo, no tengo ni una camilla rodante para tirarme a dormir la siesta”, le suspiró a El Gráfico.

El hombre del que Maradona heredó el ‘10’ albiceleste llegó a ser entrenador del San Fernando —donde Camarón se tornó en bronce— y vio cómo el Jerez les ganó 1-4. Nació varias veces Kempes y lo ha tenido que hacer de nuevo cuando se consagraba como comentarista deportivo y embajador de su Valencia: le ha fallado el latido mayor.

Iba el ‘Matador’ a operarse de la cadera y le encontraron obstruidas las autopistas corazonales. Ha tenido que ser intervenido en Estados Unidos y afortunadamente todo salió bien. Cuenta Superdeporte que su amigo Pepe se jactaba de los cuatros empalmes hechos en su bomba y Kempes, que todo lo tuvo y tiene que ganar, hizo réplica con los seis desvíos acometidos en las carreteras de su sangre. A la espera de su recuperación, ‘Marito’, como le llamaron, como me llamaron, y por eso investigué, trota y trota por salir adelante. Se lo decían en la Argentina del 78 y lo ha vuelto a ser: Kempes ‘Corazón’.

02/10/2014

Anuncios

One thought on “Kempes ‘Corazón’

  1. Pingback: Kempes 'Corazón' | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s