ONG Wayne Rooney

RooneyÁLVARO MÉNDEZ | Tras una temporada para olvidar, la directiva del Manchester United se puso manos a la obra para confeccionar una plantilla de ensueño para el nuevo curso. Sin embargo, a pesar de los grandes nombres que han llegado a Old Trafford este verano —Radamel Falcao, Ángel Di María, Daley Blind, Luke Shaw o el mismísimo Louis van Gaal—, siempre habrá un lugar en la historia ‘red’ para un jugador que lleva casi una década defendiendo los colores del club más laureado de Inglaterra. Y es que Wayne Rooney no será el futbolista más mediático, pero sí el buque insignia y el capitán del equipo.

Precisamente esa fidelidad hacia los valores del balompié de las Islas demostrada durante años fue lo que le llevó también a la capitanía de la Selección inglesa, un cargo que va más allá de lo meramente futbolístico y que se entremezcla con la iconografía del país que vio nacer al deporte rey. No es sólo el brazalete, sino lo que ello significa: ejemplaridad, diplomacia y embajador en todo el mundo. O, en otras palabras, trabajar por el desarrollo del fútbol en países que han visto amputados sus derechos y que anhelan poder expresar su libertad a través del deporte.

La semana pasada, Wayne Rooney recibió a una delegación de futbolistas y directivos de la Federación de Afganistán. El ariete habló largo y tendido con Zohib Islam Amiri, capitán de la selección del país asiático en un diálogo entre iguales con pasados muy dispares. Mientras el pequeño Wayne llamaba la atención de los ojeadores en la industrial Liverpool de los años noventa e ingresaba en las filas del Everton, Amiri vivía el terror del régimen de los talibán en Kabul. La gloria en Goodison Park como una ilusión de futuro frente al horror del Ghazi Olympic Stadium de la capital de Afganistán, utilizado por los radicales para juicios ilegales y ejecuciones masivas de los enemigos de Alá.

Sin embargo, el escenario actual en Afganistán dista mucho de aquel en que la sharia se elevaba con ley única. Tras la invasión occidental en 2011 y la penosa posguerra, el país intenta salir adelante sin perder de vista el integrismo talibán y los ataques terroristas. La visita a Inglaterra de la delegación afgana buscaba recibir instrucciones sobre cómo utilizar el balompié como un instrumento de cohesión en un país que quiere unificar a su población para hacer desaparecer la violencia. Porque, a pesar de que el críquet gana cada día más adeptos en Afganistán, el fútbol es realmente el gran motivo de esperanza incluso fuera de sus fronteras.

De hecho, el año pasado la Selección de Afganistán logró su primer título internacional al alzarse con la Copa de la Federación de Fútbol del Sur de Asia. Tras derrotar a Bután y Sri Lanka, el novato combinado afgano venció a Nepal en semifinales y a la todopoderosa India en la gran final. Las calles de Kabul se llenaron de banderas para celebrar que, por primera vez, su país salía era noticia a causa del éxito colectivo y no por culpa de una nueva masacre.

“Es horrible crecer viendo a los talibán seccionando las piernas o los brazos de los procesados, o matando gente en el estadio nacional. Pero ahora, cuando vamos al campo, la gente disfruta del deporte o de la música. Ésa es la gran diferencia entre la época de los talibán y la actual”, explicaba Amiri. Puede que la Copa no sea el galardón más preciado del globo, cierto. Pero es el inicio de aquello que Afganistán lleva buscando desde hace lustros: tranquilidad, estabilidad y prosperidad no sólo en la política, sino también en el deporte. Y quizá no haya un sitio mejor para su búsqueda que el lugar que vio nacer al fútbol.

19/09/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s