‘Che que bó’

valencia-dobleteMARIO BECEDAS | Fue un 2004 extraño, frío, disonante. Muchas cosas cambiaron su sino. Como si acabara un Antiguo Régimen que no daba más de sí. Y quizá ese Valencia, que un par de años antes ya había ganado la Liga, repitió triunfo de una manera mucho más arrolladora, como una apisonadora, entendiendo que se terminaba una época, que se tardaría otros diez años en romper el duopolio del puente aéreo.

La epopeya comenzaba con un Rafa Benítez que inventó las rotaciones y sus navajazos de radio contra Manuel Llorente, nuestra primera adolescencia inolvidada. Al fondo estaba Jaume Ortí, con su “por descontado”, con su imperio discotequero de la noche, con su mueca de carisma y esfumándose con el interrogante de si alguna vez tuvo mando.

Cañizares era un gigante en la puerta. Palop le hizo crecer mucho más con sus manoplas de fuego. Ambos acabaron la temporada midiendo tres metros cada uno. Vigilaba la derecha Curro Torres, que nació en Alemania y le marcó al Betis en una tarde de tormenta. Se situaba a la izquierda Carboni, ejemplo de longevidad, espagueti siempre pegado al azulejo, puñal de experiencia y galán marchito. Se coló en el centro Marchena, cabezudo, sensible, lacrimal, entrañable, patoso al principio, colosal después, cuando se adelantó a un Pellegrino que se nos desmayó en tremendo susto durante un ‘sextete’ en La Rosaleda. Y el mejor, que era el ‘4’, que era Ayala, que será el mejor central que ha tenido la Liga. Que era rápido, que siempre llegaba al corte, que nadie nunca saltó tanto hacia las estrellas para cabecear, que fue el único que hizo perder los nervios a un Ronaldo auténtico que vio así la única roja de su carrera.

Y el poder. El poder fueron Albelda y Baraja. Baraja y Albelda. ‘6’ y ‘8’, ‘8’ y ‘6’. La misma combinación numérica que serían años después Iniesta y Xavi, más terrenales los ‘ché’, pero también más pegados al instinto de la roca. Baraja con sus balones largos de compás, Albelda asfixiando la presión. Juntos levantaron al equipo y la UEFA de Göteborg ese mismo año, que fue doblete. A la izquierda Vicente, ‘14’, cuervo, puñal, rayo, galaxia, mito, azabache, clase, llegada, gol. A la diestra Rufete, héroe, mosquetero, salvador, despacho de hoy, Alatriste que se vio relegado, incluso, por Jorge López, peregrino de la LFP.

Y arriba… Angulo con su ‘10’ y su polivalencia, con su tanto siempre necesario, con su amor a los colores, con su rechazo al más dinero del Arsenal. Y el gol, que ese año fue Mista con su ‘20’, con su cara de Popeye. Relegado quedó un ‘21’ como Aimar, al que Benítez fusiló en las tapias de la rotación, cabreado quizá porque le trajeron una “lámpara” y un “sofá” que él no había pedido y que eran Ricardo Oliveira, a quien se le hizo de día rematando en el Camp Nou, y Canobbio, que era tan malo que se hinchó a goles.

Una plantilla humilde, luchadora, comprometida. La mejor defensa que jamás tuvo nuestra santa competición, digan lo que digan los números. Nadie podía con ellos. Ningún año se fue más pingüino en Mestalla. Con la camiseta blanca y las mangas negras. Con el Toyota rojo impreso en el pecho. Con la segunda camiseta naranja pero el pantalón siempre negro, que es cuando el Valencia hace buenas temporadas.

Fue la campaña del ‘penalti’ de Marchena sobre Raúl, error que condenó a Tristante Oliva por los tiempos de los tiempos y que sirvió para que ese empate a uno, injusto a muchas luces tras el partido del siglo de Ayala y su cabeza, espoleara a los chicos de la mascletá hacia el triunfo final. Un alirón que llegó en el Pizjuán, hablo/escribo de memoria, cuando cada visita eran tres puntos igual. Una machada que permitió el ridículo ante el Albacete en los fastos, cuando se presentó también el copón de la UEFA ante la grada —foto superior—, el futuro se abría un poco más y todo olía a flor de azahar. Días de cambio, de venidera Eurocopa de Portugal, de dejar mucho atrás y de quedar mucho por delante. Días en los que, al final y al cabo, todo fue un poco como aquel mosaico: ‘Che que bó’.

21/08/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s