Tenía que llegar el 2000

DEPORTIVO CAMPEONDAVID PALOMO | Hubo un día en que la Liga se podía ganar con 69 puntos. Incluso con menos. Eran otros tiempos. España había sobrepasado la mayoría de edad como Democracia, la Ley del suelo había sido aprobada por el Gobierno dos años antes, Aznar conseguía la mayoría absoluta y los dueños del ladrillo comenzaban a ver el fútbol como el lugar idóneo donde ‘ampliar horizontes’. El café para todos seguía siendo la tostada con la que gustaba desayunar a los ministros, aunque la bollería fuera sólo para ellos. Porque el país iba bien. O, al menos, eso es lo que se decía desde el Parlamento. ¡Carallo, si hasta el Deportivo se proclamaría campeón!

Sin que nadie se diera cuenta, fue el principio del fin. Desde entonces, progresivamente, sociedad y fútbol han ido de la mano. Los clubes se empezaron a hinchar con fichajes multimillonarios, se hipotecaron —aunque no con las mismas consecuencias que los ciudadanos— y se empequeñecieron, como los salarios de los mismos que acudían al estadio los domingos y que, ahora, han dejado desierto su asiento. El resultado es que 14 primaveras después de que el Deportivo se proclamara campeón de Liga, una hazaña de semejante calibre se antoja imposible. Aun cuando los gallegos vuelven a Primera división esta temporada. Porque el presente es menos igualitario, más dictatorial y, también, más injusto en todos los ámbitos.

Deportivo Campeón de LigaAquel 19 de mayo del año 2000, el Deportivo ganó la Liga con 69 puntos, dejando al Sevilla, último clasificado, a 41. O lo que es lo mismo: se hizo con el campeonato tras caer derrotado en 11 ocasiones, siete de ellas en la segunda vuelta. Los números son de otro planeta si se comparan con los de la temporada pasada. El Atlético de Madrid tuvo que sumar 90 puntos para batir a Real Madrid y Barça, dejando al colista, el Betis, a 65 puntos. Juzguen ustedes.

Por tanto, ante tal panorama, toca recordar ese ‘glorioso’ pasado en el que el Deportivo comenzó perdiendo el Teresa Herrera contra el Celta de Vigo y terminó como campeón de Liga. El año en el que un holandés recién llegado de Tenerife, de nariz picuda, complexión recia y piernas largas, se presentó ante España con un hat-trick ante el Alavés en la primera jornada. El mismo jugador que tiempo después marcaría el gol más rápido —16 segundos— en la historia del conjunto herculino y le endosaría dos al Barça.

El técnico de aquel grupo fue un tipo de otra época —anterior incluso a la suya— que se hacía llamar ‘Jabo’. Uno de esos personajes que el fútbol debería recordar cada poco tiempo. Porque él fue el artífice del milagro. Y también el que les prometió a sus jugadores que le meterían cinco al Madrid. Dicho y hecho. Así fue, en una noche en la que Djalminha hizo volar al esférico con Amavisca en la primera fila para ver el espectáculo.

Pero, genialidades aparte, el Deportivo tuvo que sudar sangre para proclamarse campeón. Sus empates en Zaragoza y Santander no le permitieron cantar el alirón hasta la última jornada, en la que se enfrentó al Espanyol, al que doblegó con sendos goles de Donato y Makaay. Seis años y cinco días después del penalti fallado por Đukić, el conjunto gallego ganó la primera Liga de su historia. En otra época. Quizá mejor, quizá peor. Depende de para quién.

Alineación: Songo’o; Manuel Pablo, Naybet, Donato y Romero; Mauro Silva, Flavio Conceiçao, Víctor y Fran; Djalminha y Makaay. También fueron habituales Jokanović, ‘Turu’ Flores, Schürrer o Pauleta.

Deportivo 2000 campeón de Liga

20/08/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s