Dedicado a Palestina

argelino-feghouli-comemora-gol-marcado-contra-benin-nas-eliminatorias-africanas-para-a-copa-do-mundo-de-2014-1386100181461_1920x1080ÁLVARO MÉNDEZ | Muy pocos esperaban gestas heroicas el pasado 30 de junio en el renovado Estadio Beira-Rio de Porto Alegre. La todopoderosa Alemania se presentaba en octavos de final con el cartel de favorito ante una Argelia primeriza, pero cargada de ilusión en el que a la postre ha sido su Mundial. Los primeros minutos del choque siguieron el guión previsto, con los de Joachim Löw manteniendo la posesión y con los árabes agazapados tras la telaraña defensiva que había tejido para enredar a los teutones y salir a la contra. Sin embargo, el dominio del balón germano fue estéril al pecar la delantera de falta de puntería mientras los sustos de los ‘zorros del desierto’ se intensificaban. El tiempo reglamentario terminó sin que se moviera el marcador con una ‘Mannschaft’ desquiciada ante la portería defendida por el meta Rais y con las gradas coloridas con el jolgorio verdiblanco.

La prórroga trajo consigo la suerte de los campeones. Schürrle en el 92’ y Özil en el 120’ firmaron el principio y el fin del partido antes de que Djabou escribiera el epílogo un minuto después. Precisamente este último latigazo de rebeldía argelina antes de caer derrotada no hizo sino acrecentar la sensación de que el partido pudo haber caído de cualquier lado. Y ello fue posible gracias a la pasión y la entrega de todo un pueblo que dio alas a los suyos para elevarse por encima de las dunas del Sahara.

La suya fue una aventura que, no obstante, no fue vivida únicamente en este gran país del norte de África. Es Argelia una parte de un ente mucho mayor, más complejo, sí, pero unificado por la raza, la lengua, la religión una concepción propia de la vida. El mundo árabe es hoy en día una sociedad muy heterogénea pero absolutamente unida por elementos comunes que le otorgan una coherencia que queda patente en eventos como, por ejemplo, la Copa del Mundo. Así, la clasificación para octavos de final no fue sólo celebrada en Argel y en Bengasi, sino en toda la franja geográfica situada entre Rabat y Ammán.

Ahora bien, no ha sido ésta una región que haya podido disfrutar de la paz y la prosperidad que sus ciudadanos merecen. Mientras en Túnez la Primavera Árabe ha devuelto la esperanza, en Egipto ha instaurado la inseguridad y la incertidumbre. Libia ha sufrido los designios de la violencia fratricida que también se está cebando ahora con Siria. Mientras, Palestina continúa inmersa en una situación endémica que se ha cobrado la vida de miles de personas desde 1945: el conflicto árabe-israelí. Desde la partición del Estado palestino en dos áreas separadas, Cisjordania y la Franja de Gaza, la inestabilidad, el terrorismo, la segregación y la ocupación han protagonizado la historia de un pueblo demasiado acostumbrado a sufrir. Y la peor parte se la ha llevado la segunda, un territorio asediado por el terrorismo de Hamas, la superpoblación, el hambre, el aislamiento y los ataques aéreos de las fuerzas israelíes.

Es por ello que los jugadores de Argelia, que fueron recibidos en su país como auténticos héroes tras su proeza brasileña, han decidido compartir su reciente éxito con los ciudadanos de Gaza. Y no sólo de cara a la galería. “Lo necesitan más que nosotros”, ha asegurado el ariete del Sporting de Lisboa Islam Slimani. Por lo tanto, se estima que la Selección donará la totalidad de sus primas —cerca de nueve millones de dólares— a la población de este área cercada por la intransigencia sinoísta y que se consume por dentro a causa del fanatismo religioso islamista.

Y es que el triunfo de Argelia no fue exclusivo del propio país. Único representante del mundo árabe en el Mundial, aglutinó todas las aspiraciones de un pueblo que siempre ha sido irrelevante en el panorama balompédico, pero que esta dispuesto a encontrar su propio camino. Mehdi Lacen y Yacine Brahimi, dos buenos conocidos de nuestra Liga, ya nos lo advirtieron.

 03/07/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s